lunes 22.07.2019
INDUSTRIA

El único inversor que seguía interesado en Fundinorte retira su oferta tras visitar las instalaciones

Fábrica de Fundinorte en San Felices de Buelna. Foto: edc
Fábrica de Fundinorte en San Felices de Buelna. Foto: edc

El único inversor que continuaba interesado en hacerse con Fundinorte, la fundición de San Felices de Buelna y que fue la antigua Greyco, ha retirado su oferta tras haber visitado las instalaciones. El presidente del comité de empresa, Francisco González (CC.OO.), ha indicado en declaraciones a Europa Press que el inversor visitó la fábrica hace "unas dos semanas" y "apenas un par de días después" ya comunicó que no estaba interesado hacerse con el proyecto industrial.

González ha indicado que, así las cosas, con la empresa en concurso de acreedores y en proceso de concluir las negociaciones para ejecutar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Extinción de toda la plantilla, formada por 53 trabajadores, la fábrica "acabará en liquidación". "Pero quien se haga con las instalaciones en esas condiciones deberá pasar por el Gobierno regional para hacer frente a la deuda que hay con la administración como máximo acreedor", ha avanzado.

Por ello, ha señalado que, de cara a que se dé esa situación y si quien lo adquiera pretende desarrollar un proyecto industrial, el comité quiere que se dé prioridad a la hora de contratar a los extrabajadores de Fundinorte, sobre todo si no han encontrado otro empleo. Esa sería una condición que tendría que establecer el Gobierno de Cantabria si el comprador quisiese obtener ayudas regionales o renegociar la deuda que hay con la administración.

Según González, tanto el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, como la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, "están de acuerdo" con ello pero, para abordar el asunto de forma más detallada, mantendrán una reunión con el comité. Ese encuentro de los dos máximos representantes del Ejecutivo con el comité de empresa de Fundinorte tendrá lugar este próximo jueves, 13 de diciembre, a las 10:30 horas, en la sede del Gobierno en Santander.

Comentarios