domingo 18.08.2019
VIOLENCIA MACHISTA

Las víctimas de violencia de género con orden de protección se disparan un 27,5% en Cantabria desde 2013

Protesta contra la violencia machista en Santander
Protesta contra la violencia machista en Santander

Las mujeres víctimas por violencia de género que fueron inscritas en el Registro Central del Ministerio de Justicia con orden de alejamiento o medidas cautelares se han disparado un 27,5% en Cantabria en los últimos cuatro años, al pasar de ser 353 en 2013 a 450 en 2017. Se trata del tercer mayor incremento por comunidades autónomas tras los de Asturias (38,5%) y La Rioja (33,9%) y más de 20 puntos superior al incremento medio del 7%. En el extremo opuesto, la mayor reducción se produjo en Navarra (-7,8%) y Extremadura (-4,4%), según la Estadística de Violencia Doméstica y Violencia de Género 2017 del Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, en comparación con el año anterior Cantabria ha registrado una reducción del -4,3% en el número de víctimas de violencia de género con orden de protección, también la tercera más importante tras Navarra (-22%) y Asturias (-6,1%). Una contracción que contrasta con el conjunto del país, donde el número de víctimas con orden de protección o medidas cautelares creció un 2,6% en comparación con 2016. Las comunidades autónomas con mayor número de víctimas inscritas por violencia de género en 2017 fueron Andalucía (6.982), Comunitat Valenciana (4.196) y Comunidad de Madrid (3.552). Por su parte, la que registró un menor número de víctimas fue –tras las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla– La Rioja.

En términos relativos, Cantabria tiene la segunda mayor tasa de víctimas (por cada 1.000 mujeres de 14 y más años) de violencia de género inscritas, con 1,7 casos, similar a la de Castilla La Mancha y Baleares, y sólo superada por los 1,9 casos que se registran en la Comunidad Valenciana, Andalucía y Región de Murcia. La media estatal se situó en 1,4 casos. En cuanto a las víctimas de violencia doméstica con orden de protección o medidas cautelares en 2017, Cantabria, con 96, fue la tercera comunidad con un número más bajo (tras Navarra con 91 y La Rioja con 61), mientras Andalucía (1.644), Comunidad Valenciana (976) y Cataluña (821) fueron las que tuvieron un mayor número de víctimas inscritas. Sin embargo, Cantabria fue la segunda comunidad donde más se redujeron los casos en un año, un 18,3%, solo superada por Navarra (-36%), y la quinta donde más han retrocedido en los últimos cuatro años, un 7,3%. Por el contrario, los mayores incrementos en el número de víctimas se dieron en Principado de Asturias (16,5%) y Galicia (14,9%).

Por género, mientras los casos de los hombres víctimas de violencia doméstica en Cantabria se han reducido un 30,2% desde 2013 a 2017 –al pasar de 43 a 30–, el de mujeres se ha incrementado un 11,3%.