Sábado 25.05.2019
DROGAS

"La sociedad sabe que no hace falta  estar devastado como persona para ponerse en tratamiento”

Voluntarios y profesionales de Proyecto Hombre Cantabria | Foto de archivo
Voluntarios y profesionales de Proyecto Hombre Cantabria | Foto de archivo

Eloísa Velarde es la presidenta de Proyecto Hombre y ha pasado por los micrófonos del programa presentado por Álvaro Sáenz, La Mirilla. Proyecto Hombre lleva años ayudando a las familias cántabras a lidiar con problemas de adición a las drogas y a la prevención del consumo de estas sustancias. 

Eloísa cuenta que la entidad lleva 26 años en servicio y están dentro de la Asociación Proyecto Hombre a nivel nacional, quienes comparten la misma metodología, la misma misión y el mismo eje filosófico de trabajo.  En cuanto al día a día, desde la organización atienden a personas que tengan problemas con las adicciones y a sus familias con programas específicos. 

En el tema de la drogadicción, la sustancia principal por la que acuden a Proyecto Hombre es el alcohol, seguido de la cocaína, explica Eloísa. Sin embargo, afirma también que las personas que se presentan en la organización no tienen solo problema con una sustancia, si no con mas. Respecto a este perfil del toxicómano, la presidenta habla sobre la diferencia de este perfil en relación a los años ochenta o noventa porque siente que “se vincula mucho Proyecto Hombre con la imagen de la persona que venia en los años ochenta con problemas con la heroína con un aspectos determinante para señalarle para alguien con problemas con las drogas”, pero ahora es distinto. 

En cuanto a la heroína, esa sustancia que consumía el perfil que Eloísa explica, que vuelve a estar presente y que desde otros proyectos  si que “nos vienen chicas y chicos jóvenes que a pesar de estar consumiendo otras sustancias también han consumido heroína”. Por su parte, Estados Unidos marca mucho los consumos de nuevas sustancias y parece que viene de ahí aunque Velarde no sabe cuál es la razón por la que vuelven las drogas del pasado.

Reitera, en el sentido del perfil de las personas que van a tratarse que ha cambiado muchísimo, “por una parte porque desde la sociedad ya se tiene idea de que no hace falta  estar tremendamente devastado como persona para ponerse en tratamiento” y por parte, “el aspecto a cambiado, no sabes si la persona está en tratamiento. Para Eloísa esto es un reflejo de la sociedad “que cualquier persona en cualquier familia o vecino puede tener un problema”.

Al igual que los otros participantes de La Mirilla, para la presidenta de Proyecto Hombre la parte positiva está en la conciencia que se va teniendo de la necesidad de tratamiento, “porque eso supone que te puedes rehabilitar”.  Asimismo, y haciendo más hincapié en el tratamiento desde Proyecto Hombre, “el tratamiento es un proceso personal en el que cada persona mira para dentro y va a discernir en todas las áreas de su vida y qué tiene que cambiar”.

A nivel general, y hablando del consumo de todo tipo de drogas, es importante hablar de la alarma social de las adiciones y de los factores de riesgo, de los cuales “no hay ni tanta alarma social ni una percepción de riesgo en cualquier sustancia” y la consecuencia de esto para Velarde es que le puede pasar a cualquier persona.

Por su parte, aunque a muchas personas les cueste entrar en su centro, por el miedo de a quién se va a encontrar, “refiriendonos al perfil que hablamos de los años ochenta y noventa”. El mensaje que Eloísa manda dede Proyecto hombre es que se pida ayuda, “porque muchas veces la familia es el punto clave para que la persona afectada tome un tratamiento”.

Comentarios