Martes 13.11.2018

7 consejos para bajar de peso

Quemar grasa es difícil, pero con estos sencillos pasos el proceso no será tan duro.

Comida Saludable
Comida Saludable

Adelgazar a veces no es sencillo. El ritmo de vida en la actualidad impide que muchas personas puedan cuidar su alimentación por falta de tiempo y planificación. Esta circunstancia les provoca malestar y frustración, dado que por más que lo intenten, pierden muchas horas en diferentes actividades como el trabajo, el transporte o el hogar.

Existen diversos factores que influyen negativamente en la salud. El estrés, la sobrecarga laboral, una mala alimentación cargada de grasas saturadas y azúcares, la falta de sueño o de descanso, entre otros, acaban haciendo mella en el equilibrio emocional. Esto hace que las personas dejen de cuidarse y aumenten de peso, lo que genera más cansancio y perpetúa un ciclo del cual es difícil salir.

Subir de peso a veces es la consecuencia de no saber gestionar de manera adecuada los alimentos que se consumen y el ejercicio. Para encontrar la solución no es imprescindible realizar una “dieta tradicional”, sino que la clave está en buscar una nueva forma de alimentarse, cambiar los hábitos y reestructurar la alimentación acorde a la disponibilidad de tiempo.

Realizar este cambio no es siempre sencillo y hacerlo de manera individual mucho menos. En ocasiones es mejor contar con la ayuda de personas especializadas en alimentación que sean capaces de guiar los pasos y recomendar productos y alimentos como los que se pueden encontrar aquí https://www.herbaherbal.es/nutricion/hacerse-distribuidor-herbalife/  los cuales facilitan el proceso hacia una dieta más consciente y sana.

Consejos para perder peso

Los especialistas recomiendan seguir una serie de pautas básicas para comenzar a cuidarse e ir introduciendo poco a poco hábitos saludables para perder peso de manera progresiva y sana. Gradualmente las pautas serán algo más estrictas, pero el comienzo se enfoca en remodelar la alimentación e introducir acciones que faciliten la pérdida de grasa.

Consumir un buen desayuno

Debe ser una comida consciente y muy importante en el día. La proteína es un supernutriente cuando se trata de perder peso, pues se digiere más lentamente que el carbohidrato y ayuda a controlar el apetito y los sistemas hormonales. Por lo tanto, hay que aumentar su ingesta en el desayuno.

Lo recomendable es ingerir entre quince y veinte gramos de proteína en el desayuno, ya sea en huevos, batido de proteínas o yogur natural. Esto acelerará el metabolismo y saciará el apetito durante varias horas.

Beber té verde después de las comidas

El té verde es un complemento perfecto para las dietas, pues ayuda a acelerar el metabolismo y evita el consumo de calorías extra con otras bebidas. Al cambiar el zumo, el café o el alcohol por las hierbas infusionadas se notará una gran diferencia con el paso de los días

Tomar suplementación o alguna comida sustitutiva

En ocasiones no se toman todos los alimentos necesarios y por eso se aconseja buscar una suplementación que ayude a activar el metabolismo. De acuerdo con el peso que se quiere perder y el tiempo disponible se pueden tomar ciertos sustitutos de comida, como barritas o batidos que ayudan a equilibrar el metabolismo.

Consumir verduras en el almuerzo y la cena

Se debe incluir verduras y /o ensaladas en cada comida, un hábito sencillo gracias a que existe una gran variedad y un sinfín de formas de prepararlas. A algunas personas les cuesta comer verduras, por lo que es mejor empezar eligiendo las que sean predilectas y después incluir poco a poco otros tipos. Incorporar “verde” en la comida aumentará la ingesta saludable y mantendrá el apetito satisfecho durante más tiempo. Además, son alimentos poco calóricos, por lo que no suele haber restricciones en su consumo.

Lo aconsejable es que las verduras sean como mínimo la mitad de lo que se consuma en la comida o en la cena.

Eliminar el alcohol y los ultraprocesados

Puede ser difícil, pero es la única manera de perder peso. El alcohol posee muchísimas calorías”vacías”, ya que no aporta ningún nutriente,no sacia el hambre y además engorda. Los ultraprocesados suelen estar cargados de harinas blancas y azúcares refinados que suponen un gran incremento calórico que incita a comer cada vez más, pues se digieren rápido y no sacian.

Si se tiene ganas de picar algo, lo mejor es decantarse por una fruta como la manzana, una verdura como la zanahoria o una barrita sustitutiva cargada de fibra.

Aumenta el consumo de semillas y frutos secos

Aunque son de elevado nivel calórico por su aportación de grasa, lo cierto es que poseen un alto índice saciante y una gran cantidad de fibra. Los panes con semillas y los frutos secos son un snack fantástico para introducir en las meriendas.

Hacer ejercicio

Aunque cueste un poco, es necesario dedicar al menos una hora al día a mover el cuerpo, ya sea andando, corriendo o en el gimnasio. Sin importar cuál sea la elección, hay que hacerlo.

Comentarios