viernes 15/1/21
BALNEARIOS

Los beneficios de los Balnearios, ¿por qué es tan buena el agua termal?

Conocidas como “vacaciones de salud”, son muchas las personas que acuden a los balnearios animadas por los beneficios que aportan este tipo de centros y, sobre todo, sus aguas termales. Para explicar por qué estas aguas termales son tan buenas es necesario consultar a los que más saben. 

Desde el Balneario La Hermida, uno de los más famosos de la península, nos informan de que sus aguas termales son aguas hipertermales clorurado-sódicas muy mineralizadas que emanan de sus manantiales naturales a 60ºC y que tienen numerosos beneficios tanto a nivel físico como emocional.

¿Quieres saber cuáles son exactamente las ventajas de acudir a un balneario? Te las explicamos.

BENEFICIOS DE LOS BALENARIOS A NIVEL FÍSICO

Las aguas termales ofrecen numerosos beneficios para el cuerpo ya que tienen propiedades sedantes y antiinflamatorias. Destacan las siguientes ventajas:

  • Alivian de las molestias musculares.
  • Mejoran los problemas de la piel como la dermatitis.
  • Ayudan a combatir afecciones del aparato respiratorio.
  • Estimulan el sistema inmunológico.
  • Ayuda en la lucha contra el reuma.
  • Aportan beneficios para los huesos, aliviando molestias derivadas de la artritis

BENEFICIOS PSICOLÓGICOS

A nivel psicológico, sumergirse en las aguas termales de un balneario ayuda a calmar la mente y a conseguir una intensa sensación de relajación.

  • Ayuda a combatir el estrés del día a día.
  • Calma la ansiedad.
  • Reduce el agotamiento físico y mental.

Según los expertos, las aguas termales son buenas tanto para adultos como para niños por lo que, tanto en pareja como en familia, hacer una escapada a un balneario es siempre una buena opción.

UN PLAN DE OCIO PARA TODOS LOS GUSTOS

Además de los beneficios de las aguas termales en sí, visitar un balneario y salir de la rutina por unos días también tiene numerosos beneficios. El prestigioso estudio Framingham y otros muchos se han hecho eco de lo necesario que es tomarnos unos días para descansar y desconectar: por ejemplo, el citado estudio de Framingham afirmaba que las vacaciones disminuían el riesgo de padecer problemas del corazón pero otros muchos han unido la falta de vacaciones con problemas de salud tan graves como la depresión, la tensión arterial y el estrés.

Al parecer, los beneficios a largo plazo de hacer una escapada son numerosos por lo que puede que aprovecha, desconecta de la rutina y sumérgete en aguas termales. Según los científicos, esto te hará sentir mejor por dentro y por fuera.

Comentarios