miércoles 23.10.2019
SALUD

¿Cómo medir la tensión arterial correctamente?

Existen enfermedades que representan un verdadero riesgo a la salud debido a que en ocasiones son asintomáticas, como por ejemplo las vinculadas a la tensión arterial. En tal sentido, es importante conocer cómo medir la tensión arterial correctamente.

Los tensiómetros, cualquiera sea el tipo, tienen un método específico para utilizarse
Los tensiómetros, cualquiera sea el tipo, tienen un método específico para utilizarse

Hoy en día es fundamental que las personas tengan un equipo para medir la tensión en casa, sobre todo si presentan una condición que los vuelva propensos a padecer algunas enfermedades relacionadas con la tensión arterial (obesidad, edad avanzada, estrés, etc.), las cuales pueden actuar como un enemigo silencioso, debido a que no siempre se manifiestan síntomas externos o identificables, pero internamente puede ser que estén aconteciendo muchas cosas que tienen el potencial de convertirse en una bomba de tiempo. 

En este sentido, echa un vistazo a esta página web donde se encuentra una guía con todo lo relativo a los tensiómetros digitales, por lo que tienen una lista detallada de los mejores tensiómetros digitales que hay en el mercado en el 2019. Estos han sido seleccionados tomando en cuenta características como la precisión, dimensiones de la almohadilla, cierre mágico, baterías, pantalla, marcas y precios. 

Asimismo, la guía sirve como instructivo para aquellos que van a adquirir un equipo para medir la tensión por primera vez. De este modo, los interesados tienen la oportunidad de realizar una comparativa de los aparatos, para así tomar una decisión acertada y acorde a las necesidades de cada quien.

Por otra parte, para las personas que necesitan controlar su tensión arterial de forma constante, aquí tienes ejemplos de modelos de tensiómetros de reloj, los cuales han representado una increíble novedad, debido a que les permite a los usuarios cuidar su salud sin impedimentos. 

Estos tensiómetros de pulsera se han convertido en el mejor aliado de los deportistas, debido a que tienen funciones que permiten medir las pulsaciones cardiacas, las calorías que se han quemado, entre otras que les permite evaluar su rendimiento durante los entrenamientos. Igualmente, estos ofrecen ventajas para todos los integrantes del hogar, ya que sirven para medir la tensión de cualquiera, su uso es sencillo y los resultados son arrojados con velocidad y precisión. 

No obstante, a pesar de lo simple que es utilizar estos equipos de medición hoy en día, es importante saber que existen ciertas condiciones y estrategias que se deben utilizar para obtener resultados más exactos. Por tal razón, profundizaremos un poco sobre cómo es el proceso para medir la tensión correctamente.

¿QUÉ ES UN TENSIÓMETRO Y CUÁLES SON SUS TIPOS?

Para empezar, es necesario conocer qué es un tensiómetro y cuáles son los tipos que se encuentran disponibles en el mercado, de este modo se podrá comprender mejor la forma de usarlos. En este sentido, se tiene que un tensiómetro, conocido también como esfigmomanómetro, es un dispositivo que se usa para medir los signos de la presión en las arterias que ejerce en las paredes del torrente sanguíneo al transitar por los vasos. De este modo, sirve para detectar y vigilar enfermedades tales como:

-   Hipertensión. La presión está alta con valores por encima de los 130/80 mmHG.

-  Hipotensión (presión baja). El cerebro, corazón y otros órganos no reciben el suministro suficiente de sangre para cumplir sus funciones habitualmente.

Insuficiencia cardiaca o renal.

Actualmente, son varios los tipos de tensiómetros que se pueden hallar en el mercado, sin embargo, estos dependen del tipo de funcionamiento; entre los que se pueden mencionar:

-   Tradicional o manual. Se componen de un estetoscopio que se usa para escuchar las contracciones y expansiones del corazón, el manómetro y la perilla para llenar de aire el brazalete ajustable. Para conocer los valores, es necesario saber leer el manómetro.

-   Digitales. Solo vienen con el brazalete y una cajita con el equipo de medición que funciona automáticamente y muestra los resultados en la pantalla digital. 

¿CÓMO SE DEBEN USAR LOS TENSIÓMETROS DE LA MANERA CORRECTA?

Muchos especialistas recomiendan más los tensiómetros digitales, debido a que son más fáciles de usar y que no se requiere saber técnicas de auscultar con el estetoscopio. Sin embargo, estos aparatos, cualquiera sea el tipo, tienen un método específico para utilizarse, que es el siguiente:

-   Paso 1: colocar el brazalete. Este puede ir en la muñeca o en el brazo según sea el modelo del tensiómetro; aunque el más común es el del bíceps. La banda debe quedar ajustada pero sin llegar a causar molestias.

-    Paso 2: ajuste del cierre mágico. De acuerdo al grosor de la muñeca o el brazo, será el ajuste del cierre mágico que posee el brazalete.

-   Paso 3: se presiona la bomba. Cuando todo esté bien ajustado, se procede a presionar la bomba para llenar de aire el brazalete y aplicar presión sobre el brazo, hasta que el equipo muestre los primeros valores. 

-   Paso 4: liberación del aire y lectura de los resultados. Una vez lleno de aire el brazalete, se deja actuar por unos segundos de manera que ejerza suficiente presión. Entonces comienza a liberarse el aire y se procede a leer los resultados indicados por el tensiómetro, siendo lo normal una presión de 140/90 mmHg.   

RECOMENDACIONES PARA OBTENER RESULTADOS CONFIABLES

Los equipos de medición de la tensión suelen ser bastante precisos, sin embargo, estos pueden dar resultados errados como consecuencia del estado de agitación que pueda tener el paciente. En este sentido, para evitar alteraciones en la medición, se tienen las siguientes recomendaciones:

-   La medición es mejor hacerla en un lugar tranquilo y confortable, donde la persona se sienta cómoda y pueda llegar a un estado de calma.

-   Procurar no tomar la tensión en momentos de estrés, emoción, excitación o después de realizar ejercicios, debido a que son situaciones que aceleran el ritmo cardiaco.

-   Lo ideal sería realizar tres tomas seguidas de la presión arterial con un minuto de reposo entre cada una. Esto se hace con la finalidad de conseguir una estimación media, en vista de que el primer resultado generalmente se ve afectado por la ansiedad previa a conocer los valores. De este modo, se promedian los otros dos registros, dando así un resultado próximo a la tensión real de la persona

Finalmente, los especialistas recomiendan que más que obsesionarse con medir la tensión, las personas deberían preocuparse por llevar un estilo de vida con alimentación sana, rutina de ejercicios y descanso, sin estrés y vicios que puedan ser contraproducentes.

Comentarios