miércoles 03.06.2020
DEPORTES

Consejos para empezar a hacer ejercicio

Son muchas las personas que cometen el error de cambiar radicalmente de vida
Son muchas las personas que cometen el error de cambiar radicalmente de vida

Con el paso del tiempo, las obligaciones y responsabilidades, poco a poco nos vamos abandonando, siendo habitual que optemos por una vida sedentaria hasta que llega la hora de ponernos en forma, y para que lo hagáis de forma segura y divertida, vamos a daros unos consejos muy sencillos para empezar a hacer ejercicio que incluyen desde controlar nuestro estado físico y realizar un correcto mantenimiento en el centro de Fisioterapia en Losada y Asociados, hasta por supuesto avanzar de forma progresiva y garantizando los resultados.

EMPEZAR A HACER EJERCICIO DEBE SER UN PROCESO PROGRESIVO

Uno de los consejos más importantes que os podemos dar es el hecho de que debemos entender esta nueva fase en la que entramos como un proceso progresivo y agradable.

Son muchas las personas que cometen el error de cambiar radicalmente de vida, y quieren hacerlo en apenas unos días, algo que no es posible.

Hay que entender que a partir de ahora vamos a ser más activos, y esta mentalidad la deberemos trasladar a cualquier faceta de nuestra vida, pero no pasaremos de 0 a 100 en un día, sino que necesitaremos meses si no queremos que en dos semanas acabemos abandonando porque se nos haga muy cuesta arriba.

El nivel y la frecuencia con la que empezaremos dependerán de nuestro estado de salud, forma y tiempo desde la última vez que practicamos ejercicio.

Y si hemos llevado una vida muy sedentaria durante años, quizás sea una buena idea visitar a nuestro médico de cabecera para que compruebe el estado en el que nos encontramos, así como hacer una visita a un fisioterapeuta para que nos ajuste un poco el cuerpo y aconseje sobre las condiciones de inicio en nuestro caso concreto (estado de nuestros músculos, ligamentos, etc.).

Como ejemplo, si partimos con un estado de forma bajo, podemos empezar saliendo a pasear tranquilamente tres veces por semana y dos veces hacer algo de anaeróbicos en casa, y poco a poco iremos notando que nuestro cuerpo pide más.

COMBINA AERÓBICOS Y ANAERÓBICOS

Si llevamos mucho tiempo sin movernos, seguramente tendremos que perder peso, lo que hace que la gente se vuelva loca con los aeróbicos y piense que así conseguirá más en menos tiempo.

Esto es un autoengaño importante, ya que si no practicamos anaeróbicos, iremos perdiendo masa muscular, que es algo que al principio seguramente no nos sobra.

Esto hará que veamos que perdemos peso muy rápido, pero no estaremos ganando en salud y estaremos arriesgándonos a lesiones incluso graves, por lo que es mejor preparar una tabla semanal bien completa y equilibrada.

NO TE OBSESIONES CON LA BÁSCULA NI REALICES CONTROLES EXCESIVOS

La báscula puede ser una buena aliada o nuestro peor enemigo.

Debemos realizar un buen control de la evolución, pero eso no significa que todos los días nos pesemos y tomemos la tensión, el azúcar, nos revisemos la vista, el olfato… vamos a ser realistas, y es que, si hemos estado mucho tiempo parados, ahora no vamos a avanzar en dos días, así que con que nos pesemos una vez a la semana, será suficiente.

Una báscula que calcule nuestro IMC puede ser interesante, sobre todo con el objetivo de averiguar qué porcentaje de grasa y de músculo tenemos.

Esto es una gran ayuda, ya que al principio vamos a perder grasa, pero también ganaremos músculo porque hemos estado mucho tiempo parados, por lo cual, el peso no bajará tanto como nos gustaría, aunque debemos entender que sí hay una evolución en nosotros y está siendo muy positiva.

RECUERDA MANTENERTE SIEMPRE HIDRATADO

La hidratación es esencial para una buena salud y también para perder peso.

Beberemos agua antes, durante y después del ejercicio físico, evitando así provocar daños en nuestro organismo y previniendo los mareos.

REALIZA UN CORRECTO MANTENIMIENTO CON TU FISIOTERAPEUTA

De la misma forma que recurrimos a nuestro fisioterapeuta antes de empezar, conforme vayamos avanzando, es interesante que sigamos visitándolo.

Es una inversión pequeña si tenemos en cuenta la de dolores y lesiones que vamos a prevenir, sobre todo en los primeros meses, por lo que sin duda es uno de los consejos en los que os queremos hacer más hincapié.

SI TIENES PACIENCIA AL EMPEZAR A HACER EJERCICIO, PRONTO VERÁS RESULTADOS

Y ahora toca armarse de paciencia.

Decíamos antes que no podemos pretender recuperar en un par de meses lo que hemos dejado que se pierda en varios años, así que es importante saber que vamos a necesitar tiempo.

No intentemos acelerarlo comiendo menos, realizando más ejercicio o haciendo más sacrificios de la cuenta, ya que eso será nuestra perdición tanto a nivel de salud como de motivación.

Recuerda que nuestro objetivo va a ser ponernos en forma, y para ello tenemos que cambiar nuestros hábitos y disfrutar con ello, por lo que en cada caso deberemos seguir una estrategia personalizada.

Si queremos empezar a hacer ejercicio, es importante que tengamos en cuenta que el proceso se debe adaptar a nuestro estado físico inicial, deberemos llevar a cabo un adecuado control de nuestro estado, y sobre todo tendremos siempre cerca a la figura del fisioterapeuta, ya que va a ser el mejor aliado ayudándonos a evitar lesiones, dolores y problemas óseos y musculares.

Comentarios