Miércoles 24.04.2019
SALUD

El cuidado de nuestro aspecto, vital para nuestra convivencia en sociedad. La salud bucodental

Una bonita sonrisa y un aliento fresco abren más puertas que la mejor de las preparaciones académicas
Una bonita sonrisa y un aliento fresco abren más puertas que la mejor de las preparaciones académicas

La imagen que presentamos ante el mundo es un elemento fundamental para conseguir ser aceptado por la sociedad. Esto es un hecho indiscutible en un momento histórico en el que el aspecto físico ha cobrado más importancia que nunca antes en las civilizaciones y culturas que han poblado la Tierra.

Presentar un físico cuidado nos ofrece una primera impresión agradable, que nos incitan a ser confiados y amables, y como todos sabemos, la primera impresión es la que cuenta y la más difícil de cambiar. Al presentar una buena imagen, estaremos en la mejor posición para conseguir las bondades de la sociedad en general, será más fácil alcanzar el éxito y el favor de los demás.

Los criterios fundamentales para tener una imagen satisfactoria, para aquellos con los que compartimos el espacio dentro de nuestras comunidades humanas, son aquellos que están relacionados con el tipo de vestimenta que usamos y los complementos que llevemos con nosotros, con las proporciones en el aspecto físico, la calidad del cabello y estilo de nuestro peinado, el olor que desprendamos, el aspecto de nuestra piel… Pero sobre todo, es la salud bucodental y el estado de nuestros dientes lo que más afecta al comportamiento que los demás tendrán con nosotros.

Y es que una bonita sonrisa y un aliento fresco abren más puertas que la mejor de las preparaciones académicas. Para conseguir una buena salud bucodental hay acciones bien conocidas, como la de visitar periódicamente una clínica dental y someterse a algunos de sus procedimientos estéticos.

Los más utilizados en este sentido son las prótesis estéticas, los blanqueamientos dentales, las ortodoncias y las carillas dentales. En este artículo vamos a profundizar un poco en esta última técnica de cuidado dental para que podamos tener opiniones sobre las carillas dentales en base a conocimientos exactos. Vamos a ver cuáles son las ventajas de las carillas dentales y los inconvenientes de las carillas dentales, con lo que podremos elegir con información fiable en nuestro poder si merece la pena o no someterse a ellas.

LAS CARILLAS DENTALES, DATOS DE UN SISTEMA INNOVADOR

Antes de comenzar, hay que señalar que las carillas dentales están consideradas como un tratamiento muy rápido y altamente eficaz cuando se pretende dar esplendor a los dientes mediante la restauración de piezas dentales dañadas. El procedimiento es muy sencillo, consiste en la colocación de láminas extremadamente finas sobre la superficie de los dientes, esto producirá una notable mejoría en su aspecto, forma y color.

Esta técnica es recomendable para todos aquellos que tienen dientes amontonados, con fracturas y roturas en el diente, así como imperfecciones y roturas en el esmalte, dientes con diferentes tamaños, para aquellos que abusan de sustancias tóxicas o que provocan manchas, como el tabaco, el café, el vino… y para desviaciones específicas, pero también para cubrir espacios interdentales excesivos.

Una vez que reconocemos las muchas ventajas que nos proporciona el uso de las carillas dentales, la siguiente pregunta que nos viene a la mente es qué precio tienen las carillas dentales. Esta respuesta va a venir determinada por el tipo de material que se utilice, ya que no es lo mismo utilizar carillas de composite, que carillas dentales de porcelana o las carillas de lumineers, que son las más caras por ser un tipo de porcelana mucho más fina, que no necesitan tallado del cliente. Así mismo, el precio final variará en función del número de carillas que se vayan a instalar. En líneas generales, el precio estimado se suele mover entre los 350 euros y los 750 euros por carilla.

La siguiente pregunta sería qué desventajas pueden acarrear estas prácticas, y la única que podemos encontrar es que, por desgracia, no todo el mundo va a poder aprovecharse de su eficacia y rapidez, pues no son propicias para todos y cada uno de los problemas que podemos encontrar en la estética dental.

Por ejemplo, cuando existe una importante malposición se deberán realizar previamente trabajos de ortodoncia. Esto mismo puede ocurrir cuando la salud bucodental está muy deteriorada, por lo que habrá que actuar en este sentido, recuperando la salud natural de la boca antes de comenzar un tratamiento con carillas. Como vemos, es posible que en un primer término no se puedan colocar las carillas, pero posteriormente, cuando se solucione el problema que lo impide, se podrá actuar con total normalidad.

Y merecerá la pena, pues los resultados son muy eficaces. Tras un proceso rápido e indoloro, tendremos instalado un tratamiento muy duradero, pudiendo llegar hasta los 20 años.

En cualquier caso, si necesitas profundizar en esta materia, invitamos a los lectores a hacer clic en cualquiera de los enlaces reseñados a lo largo de este artículo donde profesionales del sector ofrecerán toda la información necesaria.

El cuidado de nuestro aspecto, vital para nuestra convivencia en sociedad. La salud...
Comentarios