jueves 18.07.2019
MARKETING

Cómo hacer un estudio de mercado para nuestra empresa o negocio

Un estudio de mercado es un análisis fundamental que debemos llevar a cabo en nuestra empresa y/o negocio
Un estudio de mercado es un análisis fundamental que debemos llevar a cabo en nuestra empresa y/o negocio

¿Por qué necesito hacer un estudio de mercado? Esta es una de las preguntas que en estos momentos estará rondando la cabeza de muchos emprendedores. Estamos en una situación del mercado laboral en la que prácticamente a diario surgen nuevas ideas y proyectos. Una avalancha que tiene en la competitividad uno de sus principales factores de riesgo. 

Un estudio de mercado se puede definir básicamente como un tipo de investigación que nos ayudará a minimizar los riesgos a la hora de montar una empresa o mejorar el proyecto que ya tenemos en marcha. Un análisis previo, pues, con cuyos datos tendremos más claro las acciones que hay que llevar a cabo para alcanzar los principales objetivos. 

Visto así, es evidente que antes de iniciar cualquier tipo de empresa y/o negocio, sería más que recomendable realizar un estudio de mercado. Sin embargo, también es una acción que ha de llevarse a cabo una vez el proyecto esté en marcha, ya que nos ayudará a conocer la situación en la que se encuentra el mercado en el que competimos.

CÓMO PODEMOS INICIAR UN ESTUDIO DE MERCADO

Pero claro, a partir de aquí nos asalta otra pregunta: ¿de qué manera podemos enfocar nuestro estudio de mercado? Pues, realmente, todo dependerá un poco del tipo de negocio que tengamos y del sector empresarial en el que nos encontremos.

CUESTIONES PREVIAS

No obstante, hay una serie de preguntas y cuestiones comunes que deberíamos tener siempre en cuenta en este análisis previo: 

- ¿Quién pagaría por mi producto o servicio?
- ¿Por qué pagaría?
- ¿Cuál es mi modelo de ingresos?
- ¿Estoy haciendo suposiciones subjetivas en base a mi experiencia personal?
- ¿Cuáles son los modelos de negocios de mis competidores y cuál es su historia?
- ¿Dónde están mis clientes potenciales y cómo acceder a ellos?
- ¿Hay sitio para expandir el mercado?

Como podemos ver, en estas preguntas lo que comenzamos a analizar es el producto o el servicio que vamos a ofrecer, la oferta, la demanda, los precios, los canales de distribución y la competencia. Factores clave, en suma, para saber cómo actuar ante los diferentes retos que se nos van a presentar.

MÉTODO DE INVESTIGACIÓN DEL ESTUDIO DE MERCADO

Una vez que hemos definido nuestro objetivo y acotado el público hacia el que irán dirigidos nuestros servicios, debemos plantearnos el método de investigación que llevaremos a cabo en nuestro estudio de mercado. Lo ideal sería escoger aquel que nos permita acceder a los datos básicos y necesarios para conocer los objetivos.

Hay diversos métodos de investigación que podemos llevar a cabo, aunque los más habituales son los siguientes: 

- Encuestas: un método complejo y caro, pero muy fiable a la hora de hacernos una idea del sector en el que nos vamos a mover

- Estudios ómnibus: cuestionarios por bloques que recogen información de una misma muestra sobre diferentes temas y para distintos clientes y donde cada uno incluye las preguntas que quiere realizar

- Investigaciones en internet y redes sociales: se pueden realizar encuestas más rápidas y económicas e investigar más fácilmente a la competencia

- Paneles: se detalla información periódica sobre las compras que realiza una muestra de la población en un mercado determinado

- Grupos de discusión: convocar a una serie de clientes potenciales para que valoren nuestros productos y/o servicios

- Observación directa: observar al consumidor durante el proceso de compra

- Mystery Shopping: hacerse pasar por un cliente para investigar a la competencia

- Entrevista a un experto: proporciona información fiable sobre el mercado y la competencia

EL ANÁLISIS DAFO

El último paso de todo estudio de mercado podría ser la realización del conocido como análisis DAFO. Una herramienta de estudio con la que vamos a conocer fundamentalmente cuáles son nuestras debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Se trata, pues, de estudiar la situación de la empresa a partir de sus características internas. 

Este tipo de análisis resulta fundamental para diseñar la estrategia en la que se basará la compañía para afrontar su futuro a corto, medio y largo plazo. No en vano, lo que analizamos es el entorno interno y externo en el que se desarrolla la actividad de nuestro negocio y así descubrir la situación en la que se encuentra. 

El análisis DAFO se puede aplicar a cualquier sector o área de negocio. Un estudio que debe ser sencillo, claro y conciso y en el que se ofrezca una visión general de toda la compañía o, al menos, del área objeto de estudio.

En definitiva, un estudio de mercado es un análisis fundamental que debemos llevar a cabo en nuestra empresa y/o negocio. Una investigación ideal que nos va a permitir conocer los retos a los que nuestro negocio se va a enfrentar o a los que ya tiene por delante. La mejor manera, sin duda, de identificar a nuestros competidores directos e indirectos.

Comentarios