sábado 18.01.2020

Si te independizas en breve, ve pensando en contratar un seguro

De hogar, de vehículos, de salud, de desempleo, de ahorro o de inversión, sea cual sea el que necesites es importante que te informes bien a la hora de contratar un seguro.

eldiariodecantabria
eldiariodecantabria

El momento de independizarse es un momento de la vida repleto de ilusión, dado que se inicia un cambio de vida fundamental. No obstante, también es una etapa llena de inseguridad, pues se sale de la zona de confort y no se sabe lo que está por venir.

Esa inseguridad se puede neutralizar en parte, contratando ciertos tipos de seguros, en los que debe prevalecer la protección de las inquietudes más importantes, por encima de otros aspectos. Y es que emanciparse en ningún caso debe ser sinónimo de encontrarse desprotegido, en lo cual los seguros juegan un papel trascendental.

Seguro de hogar, ¿para qué sirve?

Probablemente este sea el seguro más importante cuando de independizarse se trata. En caso de comprar una vivienda es obligatorio contar con un seguro del hogar, el cual cubrirá todos los daños que puedan ocasionarse en la misma, y los que se provoquen a terceros.

En un seguro de hogar se puede asegurar tanto el contenido como el continente de la casa, y contar con un seguro de responsabilidad civil, el cual será el encargado de los daños a terceras personas.

¿Qué son los seguros de ahorro o inversión?

Sin duda, la emancipación es un momento ideal para comenzar una nueva vida, y empezar a mirar hacia adelante con todo el optimismo. Las metas que se tienen en mente son muchas, entre ellas comprar un piso, un coche, o empezar a vivir con la pareja. Este período es perfecto para empezar a plantearse el ahorro, como vía para satisfacer esos deseos en un momento posterior. Es con ese fin precisamente, que surgen los seguros de ahorro.

Estos seguros de ahorro consisten en pólizas que garantizan una rentabilidad sobre el capital depositado desde un primer momento. Tanto el capital inicial como los intereses generados se pueden recuperar una vez llegado su vencimiento. A lo que hay que añadir que en cualquier momento se pueden realizar nuevas aportaciones que potencien este patrimonio.

También se pueden rescatar en el caso de que se necesite el dinero, sea parcial o totalmente. Además, en caso de que hayan transcurrido ya los diez años desde la primera aportación, los rendimientos obtenidos no tienen que tributar.

La tranquilidad de contar con un seguro de desempleo

Es absolutamente normal que una de las mayores preocupaciones de quien se independiza sea la posibilidad de perder su puesto de empleo. No en vano los datos señalan que el 39,5% de los menores de 25 años están en desempleo, según la Encuesta de Población Activa (EPA) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De modo que para no encontrarse indefenso ante esta realidad social, este tipo de pólizas ponen a disposición de los asegurados coberturas para pagar la cuota de la hipoteca.

¡No infravalores la importancia del seguro de vida!

Finalmente, es muy recomendable suscribir un seguro de vida. De esta manera el asegurado queda protegido a través de las coberturas para accidentes, tanto si estos son domésticos como de tráfico. Se trata de una estrategia de prevención ante cualquier incidencia que pueda originarse, y que puede afectar a la vida personal o profesional de la persona que contrata. Esta recibirá la suma del capital asegurado.

Comentarios