miércoles 20.11.2019

El papel de la atención temprana cuando un hijo está enfermo

Cuando un niño es diagnosticado con un síndrome, malformación genética, problema del desarrollo o enfermedad rara supone un sufrimiento para la familia y una serie de obstáculos a superar en el día a día.

niño
niño

Un síndrome, malformación genética, problema del desarrollo o enfermedad rara en un hijo supone un sufrimiento, pero también una serie de obstáculos a superar en el día a día. De hecho durante ese complicado camino, tres de cada cuatro parejas terminan por romper.

La Plataforma de Atención Temprana de Andalucía fue la entidad que observó esta realidad, y quiso darle respuesta. Razón por la cual, tras dos años de trabajo, ha conseguido unir a las ocho diputaciones andaluzas para formar a distintos profesionales en la asistencia a los progenitores de estos menores, conformando así un equipo de atención temprana.

Para abordar con todo detalle las cuestiones relativas a la atención infantil temprana en estos casos, recientemente se iniciaron las Primera Jornadas de Atención Temprana en el Auditorio Edgar Neville de la Diputación de Málaga.

Las familias que sufren por un hijo necesitan apoyo y tranquilidad

Durante la celebración de este acto, se sacaron distintas conclusiones. Se habló de la necesidad de bajar los niveles de seguridad, angustia y estrés que sufren las familias. Estas no saben cómo afrontar el problema y convivir con los niños, por lo que necesitan apoyo y tranquilidad emocional. Normalmente, nadie los escucha.

Tal como se mencionó antes, se rompen tres de cada cuatro parejas. Lo hacen antes de que el menor cumpla diez años. La tensión estalla, y cuando las discusiones se convierten en cotidianas se tiende a salir de la espiral, al abandono, y suele perder la madre, quien se queda con toda la responsabilidad sobre la criatura. Son también consideraciones dadas a conocer durante la jornada.

¿Cómo se puede trabajar en el ámbito de la atención temprana?

Ante la situación que plantean estos expertos, se hace especialmente importante contar con profesionales formados para poder trabajar en un centro estimulación temprana, y para el desarrollo de la atención en los niños. Aquellas personas que se sientan interesadas en dedicarse a esta profesión, pueden realizar un máster atención temprana.

¿Por qué es tan importante la atención temprana?

Volviendo a los datos revelados en el encuentro mencionado antes, cabe destacar que muchas de esas madres dejaron de trabajar para poder cuidar a su hijo, con más problemas de lo frecuente. Ellas se quedan sin trabajo, y con una pensión por parte de su ex marido que resulta insuficiente. Por esta razón, tienen que recurrir a familiares o a las instituciones, lo cual provoca una espiral de sufrimiento de la que es muy complicado salir.

Así las cosas, el objetivo de estos expertos es formar primero a los a profesionales, de forma que puedan atender a las familias también. Los psicólogos son formados para que convoquen a las familias, y se les proporciona algunas herramientas para hacer frente al problema.

Retos que pueden suponer una gran satisfacción

Como buena práctica se destaca desde la plataforma el ir proponiéndose retos inmediatos, ya que en caso de conseguirlos, la persona se retroalimenta en energía positiva. La satisfacción de lo conseguido hace que se segreguen endorfinas y se mejore el bienestar. Se considera también fundamental el apoyo de la red más cercana, así como tener “un hombro sobre el que poder llorar”.

Comentarios