martes 07.07.2020
ECONOMÍA

Los préstamos personales y la economía de pandemia

Lo más recomendable es comparar ofertas de préstamos personales en línea
Lo más recomendable es comparar ofertas de préstamos personales en línea

La situación económica actual es, por decir poco, austera. La pandemia y las políticas destinadas a combatirla han alterado notablemente la salud de muchos sectores y actividades que tradicionalmente han sido siempre fuertes. Sin embargo, existen algunos recursos a disposición de quienes necesitan financiar sus operaciones diarias o solventar algún imprevisto: los préstamos en línea (la mejor manera de acceder a ellos es comparar la oferta de préstamos personales en línea).

¿QUÉ SON LOS PRÉSTAMOS PERSONALES Y PARA QUÉ SIRVEN?

La realidad del confinamiento -la interrupción de la producción en varios rubros, el cese de la actividad comercial y de esparcimiento- ha producido un gran vacío en la economía. Desde las empresas más grandes hasta las medianas y pequeñas -pasando también y sobre todo por los autónomos y los cuentapropistas- todos han visto afectada su actividad y su posibilidad de generar ingresos.

En el mejor de los casos, el trabajo puede mantenerse basándose en créditos y préstamos de empresas que, frente al panorama actual, ofrecen servicios crediticios más flexibles. Este es el caso de los mini y microcréditos, operaciones de bajo capital que sirven para solventar imprevistos diarios que no ameriten poner en marcha la engorrosa tramitación de un préstamo tradicional y que pueden ser aprobados en pocas horas.

Respecto a este último punto, se trata también de una de las razones por la que este tipo de créditos son tan populares: los requisitos flexibles y la tramitación inmediata. Una de las necesidades más habituales a la hora de solicitar un préstamo tradicional es, justamente, la inmediatez y la urgencia. Pese a ello, debido a la cantidad de papeleo necesario, suele ser muy difícil acceder a ellos sin alguna complicación burocrática. Pedir un préstamo sin papeleo, solo con DNI, es mucho más sencillo y expeditivo, de ahí su versatilidad para las personas que no disponen de mucho tiempo y que tampoco necesitan un monto elevado que justifique una operación tan complicada.

En cambio, si se trata de una empresa, un autónomo o un particular cuya actividad requiera de tanto en tanto sacar un préstamo, lo más conveniente es solicitar una línea de crédito. Se trata de un producto financiero que ofrece un plan de financiación a largo plazo y que también puede ser contratado en línea. Puede que este sea un poco más complicado de tramitar -ya que contempla un permiso habitual y sostenido en el tiempo-, pero sigue siendo, a fin de cuentas, muchos más sencillo que una línea de crédito solicitada a una entidad financiera tradicional, como puede ser un banco o una financiera.

La situación económica del país es grave; esto es cierto tanto para las grandes empresas como para los autónomos y particulares cuya actividad se ha visto interrumpida de manera indefinida. Pero incluso antes de la pandemia ya existían ciertos sectores y empresas cuya actividad se sostenía, en gran medida, gracias a la financiación de sus actividades diarias y mensuales. Los préstamos personales simplemente ponen a disposición de los individuos y autónomos la misma opción, ya que existe hoy una gran variedad de prestadores de este tipo de servicios. Lo más recomendable es comparar ofertas de préstamos personales en línea y elegir el que más se adapte a las necesidades del interesado.

Comentarios