martes 31.03.2020
CONSUMIDORES

Resolviendo tus principales dudas sobre el aceite de CBD

Aceite de CBD
Aceite de CBD

Es imposible que no hayas leído o escuchado algo sobre el CBD o cannabidiol en los últimos tiempos. Noticias relacionadas con novedosos tratamientos con aceite de CBD o sobre la impresionante expansión de su consumo copan los medios desde hace ya unos años. Sin embargo, salvo los que ya están familiarizados con este producto, para el resto se mantiene una cierta confusión en temas como su legalidad, cómo comprar en linea canamo CBD o los efectos que realmente genera en el organismo. 

La mayor parte de derivan de su íntima relación con la planta de la marihuana, una hierba asociada a su uso lúdico pero, de la que se desconocen la mayoría de sus propiedades saludables. Y eso que el cannabis lleva acompañando al ser humano desde hace siglos y en todas las culturas. Por todo esto, se hace más que necesario aclarar qué sabemos y qué desconocemos del CBD.

Las diferencias entre marihuana y aceite de CBD

Probablemente este es el punto que mayor confusión genera. Y, sobre todo, el que más rechazo produce entre una población que identifica el consumo de marihuana con una sustancia peligrosa, una droga, con los problemas que comporta de dependencia y pérdida de control sobre nuestro comportamiento. Pero, lo cierto es que la base del aceite CBD, el cannabidiol, es sólo una de las numerosas sustancias que forman parte de la composición de esta planta. Pero es justo una de las que no cuentan con la presencia de THC, el responsable de los efectos psicoactivos de la marihuana. Así que, desde luego en este asunto puedes estar tranquilo, consumir aceite de CBD no te “pone”, no tiene efecto sobre tu consciencia o control de tus acciones. Un dato que ha reconocido la propia Organización Mundial de la Salud, así como, la ausencia de efectos secundarios sobre la salud de quienes consumen CBD.

Los tratamientos en los que se ha comprobado su eficacia

Conviene comenzar puntualizando que el aceite de CBD no es la panacea, ese milagroso tratamiento que lo soluciona todo. Pero, sí se han descubierto bastantes aplicaciones en las que su consumo resulta beneficioso para la salud. Por desgracia, aún no se permiten los ensayos clínicos en humanos con la normalidad que sería deseable para tener más datos incontrastables. Sin embargo, la realidad de las experiencias que se van acumulando es suficientemente contundente para que se puedan sacar algunas conclusiones.

Un campo en el que el aceite de CBD ha cosechado un éxito importante es en el tratamiento de las formas más agresivas de epilepsia (síndrome Dravet o Lennox-Gastaut) rebajando progresivamente, hasta que desaparecen del todo, los ataques y convulsiones que sufren estos niños. También se acumulan los datos positivos en personas a las que ha ayudado a superar problemas de insomnio crónico y de calidad de sueño en general. El CBD es muy efectivo para paliar crisis de ansiedad, estrés y ataques de pánico. En el plano físico, parece que es de gran ayuda para tratamientos de dolor crónico, especialmente los que derivan de inflamaciones de los tejidos. Y, si bien no hay estudios concluyentes de la influencia que puede tener respecto al cáncer, no hay duda de la eficacia del aceite de CBD para aliviar las náuseas y vómitos que produce la quimioterapia.

La situación legal del aceite de CBD

Esta es la gran duda, la consulta que más se hace respecto al aceite de CBD, ¿puedo comprar y tomar CBD sin miedo, con la tranquilidad de que no estoy cometiendo un delito? En este punto te podemos tranquilizar, el consumo de aceite de CBD es legal en todos los países de nuestra órbita, incluida España. Aunque es verdad que en materia de leyes sobre el cannabidiol hay una especie de limbo de distintas realidades. Por ejemplo, en EEUU hay diferentes niveles de regulación y restricciones entre sus 50 estados. En la UE las leyes permiten el cultivo de determinadas especies de marihuana, mientras en lo que se refiere a los usos que se hacen del CBD, se recogen los alimentarios, en cosmética, con las mascotas y para producir aceite entre los supuestos válidos. Los lúdicos y los terapéuticos, o sea, lo que es su consumo personal no figuran de forma expresa en estas normas, por lo que se puede concluir que no está prohibido.

Es importante insistir que la clave para que puedas beneficiarte de las verdaderas propiedades de aceite de CBD es que lo adquieras en espacios que te garanticen su calidad. Uno de esos referentes de excelencia es Justbob. Su fiabilidad proviene de las materias primas que usan para la extracción del CBD, sólo plantas de Cannabis Sativa Light, una modalidad legal que está incluída en el Registro Europeo de Plantas Agrícolas. Y de las innovadoras técnicas que utilizan para conseguir el cannabidiol conservando sus cualidades. Si te has decidido a probarlo, no lo dudes, esta es una vía absolutamente recomendable.

 

Comentarios