miércoles 18.09.2019
ENTREVISTA

“La domesticación de todo el panorama creativo es el triunfo de la política, de los mediocres”

El actor Carmelo Gómez ha lamentado que "todo el mundo" se haya "conformado" con guiones que "están fuera" de cualquier "compromiso social".

El actor Carmelo Gómez | Foto: UIMP
El actor Carmelo Gómez | Foto: UIMP

El actor Carmelo Gómez ha lamentado que su profesión esté poco valorada y que "todo el mundo" se haya "conformado" con guiones que "están fuera" de cualquier "causa" o "compromiso social". "Esta domesticación que han hecho de todo el panorama creativo es el triunfo de la política, de los mediocres", ha asegurado. Así, el actor ha instado a "dar la vuelta y revertir" esta situación, del mismo modo que se tiene que "revertir la economía y el modelo social" actual, en una entrevista con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con motivo del curso 'Ahora en verso' que dirige esta semana el actor en la UIMP.

En este sentido, Gómez, que ha insistido en que "la cultura no debería estar vinculada al poder", ha asegurado sentirse "orgulloso" de no estar "al servicio del poder". "A mí me parece que es un honor estar fuera, porque estando fuera nos salvaremos; estando dentro, no", ha reiterado.

"A mí me parece que es un honor estar fuera, porque estando fuera nos salvaremos; estando dentro, no", ha reiterado

Por ello, el actor ha abogado porque los actores mantengan una "actitud global", sin importar en qué medio estén trabajando. "Un artista tiene actitud de artista", ha asegurado, al tiempo que ha equiparado esa postura con "la del comunicador", pero "con un determinado elemento de bondad, de generosidad, de entrega". Para él, un actor "expande siempre" e "invita a expandir el mundo y las fronteras". No obstante, Gómez ha admitido que existe una diferencia entre "estar en un rodaje y estar en un escenario", porque, "aunque mecánicamente sea lo mismo", en cierto modo es "distinto".

Aprenderse un texto, incorporarlo a un personaje, darle ese material que se posee, convertirse en un personaje que aparentemente sea externo, que tenga vida propia, es lo que mecánicamente hace un actor, tal y como ha explicado Gómez, y, aún más, estar "al servicio de un cuento, siempre de un cuento".

Por otro lado, el actor ha considerado que el teatro "siempre" ha recibido distinta atención que otras plataformas culturales, como el cine o la televisión. Así, destacando sus diferencias, indica también que mientras que el teatro es la "nave nodriza" y el cine es "un arte nuevo". "El cine se ha ido más a lo bello, y está perdiendo el pie de lo excelente, de lo rugoso, de lo áspero, de lo duro, de lo comprometido, de la roca. Sin embargo, el teatro todavía no, todavía tiene ese impulso", ha aseverado. El actor ha achacado ese distanciamiento del séptimo arte respecto a las problemáticas o temáticas sociales a un acercamiento a "lo comercial".

Gómez ha considerado que el cine aún tiene que plantearse "para qué sirve" a nivel social y "emanciparse de la idea de entretener"

De este modo, Gómez ha considerado que el cine aún tiene que plantearse "para qué sirve" a nivel social y "emanciparse de la idea de entretener". Según ha criticado, el problema al que ha de enfrentarse esta disciplina radica en que "depende de un productor que ponga encima de la mesa un montón de fajos de billetes". "Cuando ha habido momentos en los que el cine ha querido hacer más obras de autor, esto se ha relacionado inmediatamente con la ruina, con la pobreza, porque no da dinero, no atrae masas", ha enfatizado.

Asimismo, el actor ha considerado que "el teatro todavía no" ha perdido su matiz social y ha asegurado que esta disciplina "siempre ha tenido dos variantes", una de "comprender y denunciar" y otra de "entretener". Por ello, ha apuntado que aún existen "pequeños resquicios de rebeldía en ese sentido, de seguir queriendo entroncar con los conflictos sociales, con los problemáticos, los retos que tiene la sociedad en el momento". "Poco, ¿eh? Pero algo se está haciendo", ha recalcado.

Por último, el actor ha señalado que quienes trabajan por este tipo de teatro son "los grupos independientes". "Ahí es donde se puede producir, en lo marginal", ha enfatizado, al tiempo que la capacidad del teatro de desarrollar producciones en "pequeños niveles de trabajo" y de un modo "colectivo", "sin tener nada que ver" con "gente que obstruye el proceso creativo y, sobre todo, la investigación. "Esa es la esperanza", ha concluido.

Comentarios