miércoles 27.05.2020
CULTURA

La huella literaria del incendio de 1941, de la mano de Mario Crespo

El escritor e historiador ofrece una charla sobre la influencia de este suceso en la obra de algunos autores santanderinos.

El escritor Mario Crespo. Foto: Lalo Cuevas
El escritor Mario Crespo. Foto: Lalo Cuevas

El escritor e historiador Mario Crespo ofrece este martes una charla en la Cátedra Menéndez Pelayo, en la que repasará la influencia del incendio de la ciudad en la obra literaria de algunos escritores santanderinos.

La conferencia, que comenzará a las 19:30 horas, forma parte del ciclo organizado por el Ayuntamiento de Santander y la agrupación Mil Velas con motivo del 75 Aniversario del Incendio, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Bajo el título 'La huella literaria del incendio. Santander antes y después de 1941', Crespo analizará junto al público asistente algunas obras literarias sobre Santander anteriores y posteriores al incendio, para verificar el contraste que esta tragedia marcó en la percepción de la ciudad por parte de diversos escritores.

Mario Crespo es Doctor en Historia, profesor de Enseñanza Secundaria y asociado de la Universidad de Cantabria. Ejerce también como director del Centro de Educación de Personas Adultas de Santander, es correspondiente de la Real Academia de la Historia, miembro del Centro de Estudios Montañeses y de la Sociedad Menéndez Pelayo.

Tras esta charla, las próximas conferencias del ciclo serán los días 8 y 22 de noviembre, ambas en el Ateneo de Santander.

La primera de ellas ofrecerá las vivencias imborrables de la tragedia de José María Cubría Mirapeix, mientras que Francisco Gutiérrez hablará del renacimiento de la catedral de Santander.

El ciclo de conferencias incluye charlas gratuitas y abiertas al público que se están sucediendo en distintos espacios de la ciudad, con la participación de expertos de diversos ámbitos. En ellas se están analizando los cambios y transformaciones de la ciudad tras el incendio desde el punto de vista urbano, arquitectónico, comercial y humano, la evolución de los medios de extinción en estos 75 años, la labor actual de los cuerpos de emergencias o la huella emocional del fuego.

Comentarios