jueves 22/10/20
FOTOGRAFÍA

Llega al CDIS la fuerza de las imágenes de Ray-Jones sobre la cultura y sociedad inglesa de los 60

exposicion
Exposición de Tony Ray-Jones

La gran fuerza de las fotografías de Tony Ray-Jones que recogen las excentricidades e idiosincrasia del mundo inglés de mediados a finales de los años 60 se puede contemplar desde hoy en el Centro de Documentación de la Imagen de Santander (CDIS). Se trata de una muestra internacional itinerante de 41 fotografías realizadas entre 1965 y 1969 en las costas del sur de Inglaterra y Londres que reflejan la cultura y la sociedad inglesas de hace cincuenta años de un modo irónico, a la vez que transmiten humanidad. La exposición recala en la capital cántabra gracias a la colaboración de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), el Ayuntamiento de Santander y el CDIS.

La muestra internacional itinerante consta de 41 fotografías realizadas entre 1965 y 1969 en las costas del sur de Inglaterra y Londres

Denominada 'Small Pleasures', la exposición se inaugurará hoy miércoles a partir de las 19:30 horas con una conferencia impartida por la comisaria de la muestra, María Milán, y permanecerá en la sala Ángel de la Hoz del CDIS hasta al 20 de octubre. En una rueda de prensa previa, Millán ha destacado que la de Tony Ray-Jones es una obra "poco conocida pero de gran fuerza", fruto del "ojo fino" del autor para la fotografía enriquecido por sus estudios de diseño gráfico tanto en Londres como en Estados Unidos, y la experiencia que adquirió trabajando y aprendiendo durante dos años en Nueva York. Cuando regresó a su país, "tenía una visión nueva del mundo de la fotografía", que se sumó a la crítica que da la distancia. Intentó crear un proyecto fotográfico propio pero comprendió en Inglaterra que la fotografía no comercial no tenía la misma importancia y peso que en Nueva York. En este contexto, Ray-Jones se embarcó en su propio proyecto, 'Day off' (día de descanso), en el que, durante tres años, retrató a las clases altas y obreras en su día libre, disfrutando de los 'pequeños placeres' a los que hace alusión el título de la muestra. Así, se pueden ver imágenes de festivales, parques, playas, de gente tomando el té, y en todas ellas el fotógrafo es "un mero observador". "No quiere que la gente pose", ha explicado Millán, quien ha destacado que Ray-Jones era "rápido y bueno a la hora de componer y conseguir imágenes increíbles" que aun así "mantienen la dignidad" de los protagonistas. Todas destilan un "afilado" sentido del humor, al tiempo que el autor quería que fueran como las películas de Luis Buñuel, que "mordieran". Las imágenes son extrapolables a la actualidad y en este sentido, la comisaria ha animado a contemplarlas no desde la nostalgia sino desde el presente, dada su vigencia.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha recordado los cuatro años de colaboración institucional del Ayuntamiento con la UIMP y ha destacado que exposiciones como ésta "ponen en valor al CDIS", puesto que su autor supuso "un punto de inflexión en cómo se concebía la fotografía a mediados de los años 50".

Por su parte, el vicerrector de Extensión Universitaria, Relaciones Institucionales y Campus de la Llamas de la UIMP, Andrés Hoyo, ha señalado la importancia que tiene para el nuevo equipo rectoral la difusión de la cultura que incluyó Pedro Salinas en el acta fundacional de esta Universidad, apuntado que pretende "'salinizar' la UIMP y 'salinizar' la cultura" saliendo de la Magdalena y colaborando con otros organismos. También ha destacado el "enorme talento" de Ray-Jones "cuando la fotografía era fotografía", un "gran cronista de la época", cualidades que, en su opinión, comparte con Juantxu Rodríguez, también objeto de una exposición de la UIMP.

La presentación de la muestra también ha contado con la asistencia de la concejala de Cultura, María Luisa Sanjuán, y la directora del CDIS, Manuela Alonso.

TONY RAY-JONES

Tony Ray-Jones (1941-1972) estudió diseño gráfico en Londres y en la Universidad de Yale-Connecticut, USA, donde comenzó a explorar la fotografía en 1961. En 1965 regresa a Inglaterra, donde se están produciendo cambios sociales que trata de documentar. El fotógrafo murió en 1972 de leucemia y su legado perdura cinco décadas después. Sus fotografías transmiten humanidad y generosidad con gente disfrutando de los pequeños placeres de la vida.

Comentarios