martes 27/10/20
MÚSICA

La música en directo en los tiempos del COVID-19

grupos
Imágenes de conciertos: Maneras de Vivir (elreylagarton), I Feel Good (I Feel Good), Hermanos Cosio, Poetas de Botella, Emboque

Son muchos los sectores que se han visto perjudicados por la llegada del COVID-19 al mundo. Una crisis sanitaria que nos ha dejado a todos en casa a principios de este año 2020 pero que, por suerte, no nos ha dejado sin música, aunque no sea en directo.

De los directos de este verano hablamos con algunos grupos cántabros que han visto puesta su pasión en peligro, pero que poco a poco volverán a recuperar los espacios de ocio y cultura con sus mejores sintonías. Maneras de Vivir, Poetas de Botella, el mítico Emboque, lo nuevo de I Feel Good y Hermanos Cosío, responden al COVID-19 con un objetivo claro: la continuidad de la música a pesar de la incertidumbre. 

EMBOQUE

El rock y el heavy metal en Cantabria siempre han ido de la mano de Emboque. Por ello, es una de las bandas autóctonas más legendarias que cada año sigue ofreciendo su dosis de música encima de un escenario. 

Así, para Emboque, el COVID está siendo para la música y la cultura en general “muy desmoralizante”, sobre todo para cualquier músico que viva de ello, aunque no sea su caso. “A los artistas, digamos consagrados, no creemos que les haga mucho daño a la larga, pero a todos los trabajadores y currantes de la música, a la gente que vive de ello, les está haciendo replantearse el futuro y si ellos desaparecen, esto va a ser muy triste”, plantea como una de las consecuencias de esta crisis sanitaria. 

Respecto a los planes de este año, han sido muchas las fechas que el grupo ha visto canceladas y auguran que “seguramente llegarán más”. Aun así, reivindican su  trabajo aunque sea un año diferente y por ello “seguiremos haciendo lo que nos gusta más tarde o más temprano y seguiremos ensayando”. Además, en el mes de septiembre de este año, el grupo tenía previsto presentar un DVD con un concierto en directo del pasado año pero “este proyecto nos pilló con el inicio de la pandemia, tendremos que buscar la manera de hacerlo lo más seguro posible para todo el mundo y después ya veremos”. 

MANERAS DE VIVIR

Maneras de Vivir dio su primer concierto en Cantabria a principios de 2017. Desde entonces, este grupo formado por 7 músicos hace de cada concierto un recital musical de casi dos horas con las mejores versiones del Pop y Rock español de los años 80/90. 

Aunque el COVID-19 no nos deja hacer las cosas como queremos, seguimos preparándonos en los ensayos para todo lo que venga

Este año el trabajo para los músicos es complicado porque, como explican, “hay mucha menos contratación por cuestiones burocráticas y, por ello, hay ayuntamientos que no obtienen el apoyo que necesitan para programar y prefieren suspender”. Respecto a este tema, señala también que hay otros municipios que buscan alternativas y programas con éxito en este tipo de situación. Hablando de trabajo, esta crisis sanitaria supone para un grupo como Maneras de Vivir trabajar un 20% de lo que venían haciendo de media temporadas pasadas, “donde la mitad de la contratación depende de contratos particulares o privados, cuando normalmente esta parte no supera el 10% de la contratación en un año habitual”, exponen. 

Respecto al grupo y a cómo está viviendo esta situación, todos coinciden en que sí que “se ve mucha inmediatez, falta de planificación a la hora de organizar el evento y salen bolos muy de hoy para mañana”, explica uno de los componentes. Comparten también el sentimiento de incertidumbre y desconcierto pero no les falta la ilusión para continuar. “Aunque el COVID-19 no nos deja hacer las cosas como queremos, seguimos preparándonos en los ensayos para todo lo que venga”. Ellos, a la hora de planear su trabajo este verano, afirman que, aunque ha sido un golpe duro, se están dejando llevar y “nos hemos ido apañando a las circunstancias que se iban dando. Vamos día a día”. 

POETAS DE BOTELLA

Desde Astillero llegó en 2005 la banda Poetas de Botella, que cuenta ya con cinco discos grabados. Desde entonces, es una de las bandas más conocidas del rock en Cantabria. 

Para ellos, al igual que el resto, las consecuencias son más que obvias y es que, como coinciden con sus compañeros de profesión, “es un sector que está siendo muy castigado por las nuevas medidas y protocolos de seguridad”. Concretamente a esta banda cántabra económicamente no les está perjudicando porque no viven de ello solamente, pero “sí conocemos a profesionales de esta industria que por este tema no sabemos si van a poder recuperarse de esto, está siendo un desastre”.

Poetas de Botella tiene hasta ahora “todo parado”, aunque les salva una actuación en Santander que fue aplazada a octubre, por la cual no se sienten optimistas porque hay mucho desconcierto. El proyecto de trabajo con el que se mantienen ahora es “intentar publicar algunos temas que compusimos durante el confinamiento” para, como cuentan, “dar por lo menos señales de vida y mantenernos en activo de alguna manera”. 

Este año, antes de la crisis sanitaria generada por el COVID-19, la banda tenía seis fechas cerradas, las cuales fueron cayendo poco a poco con el paso de los días. Para la banda astillerense esta escena es una pena pero, “tiene que prevalecer el sentido común por la salud de todos” pero, lo que sí se plantean es que cuando esto pase, “¿las salas habrán podido aguantar el envite hasta entonces y qué pasará con las productoras de eventos?”, concluyen con cierta incertidumbre. 

HERMANOS COSÍO

La música montañesa en Cantabria también acoge un gran número de fechas en verano, y son los Hermanos Cosío quienes llenan su agenda de conciertos cada época estival. No solo recorren Cantabria sino que Asturias o Galicia son algunos de los rincones por donde dejan su “Cuidando de la cosecha”.

Ahora está todo en el aire y existe mucha incertidumbre, sobre todo porque todavía no se ve luz en este gran problema

Para este grupo familiar, las consecuencias “son muy negativas porque no podemos realizar a día de hoy ningún concierto con una fecha que ya tuviésemos programada”. Se esperaba, como cuentan, un buen año de conciertos pero “ahora está todo en el aire y existe mucha incertidumbre, sobre todo porque todavía no se ve luz en este gran problema”.

Reconocen que los proyectos que tenían en mente dependen mucho este año de cómo se desarrollen las cosas y eso hace también que se viva todo con menos alegría. Respecto a esto último, coinciden en que para este sector es algo muy duro e injusto y que es muy triste que la gente se pueda juntar en playas o eventos más grandes pero cueste tanto poder realizar un concierto para el público que tiene un grupo. A pesar de todo, fue Rafi Cosio quien compuso una canción en el confinamiento donde pudo expresar todo lo que sentía y que, a día de hoy sigue recordando como grupo. 

I FEEL GOOD

I Feel Good es la banda más nueva con la que hemos podido hablar sobre esta problemática. Aunque  los comienzos son muy difíciles, y más con una pandemia mundial, este grupo ha dado su segundo concierto después del confinamiento. 

Para la banda las consecuencias postcovid son en general nefastas porque ya venían de un sector, como el de la música, “bastante precario”. Como nuevo grupo opinan que las consecuencias son más duras cuando no se tiene repercusión mediática y que a ellos en su inicio en los escenarios, todavía no les ha repercutido esta crisis porque muchas fechas han sido aplazadas, por lo que seguirán tocando. Además, I Feel Good está dentro del programa de enREDarte y por ello aunque las cancelaciones estén “a la orden del día”, esto les ha hecho tener reubicadas fechas y participar también en el programa de La Cultura Contraataca para continuar así, encima de los escenarios en este 2020 tan raro. 

Comentarios