Lunes 15.10.2018
CULTURA

Pedro Sobrado pinta una ‘menina’ para la exposición urbana ‘Meninas Madrid Gallery’

Pedro Sobrado posa junto a la obra
Pedro Sobrado posa junto a la obra

El cuadro ‘Las meninas’ de Diego Velázquez es sin duda alguna una de las obras más representativas de la pintura española. Ahora, las meninas salen a la calle con la exposición urbana ‘Meninas Madrid Gallery’, que se ubicará en las principales calles de la capital madrileña, desde este viernes y hasta la primera semana de julio

Una galería de arte al aire libre formada por 80 esculturas de la silueta de este personaje, creadas por el artista Antonio Azzato y fabricadas en fibra de vidrio de 180 centímetros de alto, 160 de fondo y unos 30 kilos de peso.

A su vez, cada menina será ‘customizada’ por distintas personalidades entre las que se encuentran los músicos Alejandro Sanz y Carlos Baute; los diseñadores Lorenzo Caprile, Ágatha Ruiz de la Prada y Vicky Martín Berrocal, el actor Jordi Mollá o el artista cántabro Pedro Sobrado, quien para la ocasión ha pintado una de estas esculturas en tonos rosas, que lleva por nombre 'Primavera' y que está inspirada en esta estación.

"La menina refleja la frescura y la belleza de la primavera en Madrid con sus golondrinas y colores", ha afirmado el propio artista sobre la obra.

La escultura estará ubicada en el Paseo de la Castellana, junto a Plaza Castilla, concretamente en la puerta de entrada de las torres KIO.

Pedro Sobrado menina02

La iniciativa parte de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (ACOTEX) con el objetivo de "reforzar la imagen de la ciudad y el turismo de compras". Está integrada en el proyecto Madrid Capital de Moda. 

También han participado en la creación de las meninas entidades sin ánimo de lucro como Fundación Aladina, Fundación Créate y Fundación Alenta. Cuando concluya la muestra, algunas de las meninas se subastarán y los beneficios se destinarán a estas organizaciones. 

PEDRO SOBRADO

Pedro Sobrado (Torrelavega, 1936) es uno de los artistas más importantes de la historia de la región. Cuando se habla de su trabajo todos coinciden en destacar la belleza y armonía de sus trazos.

Tras presentar su primera exposición en Santander en 1959, decide dar un salto en su carrera y trasladarse a Madrid donde se inicia en un estilo más abstracto, dominante durante la época.En la década de los 60 decide mudarse a París, ciudad que le convierte en el pintor que ha marcado una época.

En el conjunto de su obra, lo primero que llama la atención es la importancia concedida al dibujo. Un dibujo que se hace realidad mediante una línea sobria, que armónicamente va organizando los distintos planos, creando transparencias y unificando formas.