lunes 06.07.2020
CULTURA

El pintor José Ramón Sánchez paga su “deuda” con los libros en ‘El pentágono ilustrado 1993-2006’

La exposición, que se inaugura este jueves, exhibe 68 óleos de sus “cinco ochomiles”, como califica las obras ilustradas de El Quijote, La Biblia, Moby Dick, La Divina Comedia y Beato de Liébana.

El pintor e ilustrador José Ramón Sánchez
El pintor e ilustrador José Ramón Sánchez

El dibujante y pintor cántabro José Ramón Sánchez paga su "deuda" con los libros con la exposición 'El pentágono ilustrado 1993-2006', que se inaugura el jueves, 19 de mayo, en la Biblioteca Central de Cantabria y exhibe 68 óleos "muy escogidos" de sus "cinco ochomiles": Las obras ilustradas de El Quijote, La Biblia, Moby Dick, La Divina Comedia y Beato de Liébana.

Esta exposición recorre sus "15 años de peregrinar", desde 1990 a 2004, para llevar a cabo el proyecto de ilustrar estas cinco obras -todas menos La Divina Comedia publicadas en sendos libro- algo que, aunque ha hecho, continúa diciendo que es "algo que no puede abarcar". Sin embargo, considera que cuando un hombre se mete en algo que "es más grande que él" le hace ser "más grade".

"No sé si seré muy bueno, o normal pero sí soy muy atrevido", ha dicho el ilustrador antes de realizar un recorrido por esta exposición, en la que hay 28 óleos inéditos, los correspondientes a la Divina Comedia de Dante, cuya obra ilustrada no se ha recogido en un libro, a diferencia de las otras cuatro que componen la muestra.

De los 28 escogidos, la mitad pertenecen al 'Infierno' de Dante y el resto al 'Paraíso', lo que permitirá, según ha bromeado el autor, que el visitante pueda pasar de "lo malo a lo bueno sin pasar por el Purgatorio".

Esta exposición recorre sus "15 años de peregrinar", desde 1990 a 2004, para llevar a cabo el proyecto de ilustrar estas cinco obras

José Ramón Sánchez ha asegurado que vive esta exposición, que podrá visitarse hasta el 16 de julio, como una "celebración" y una "fiesta" y así quiere, según ha dicho, que lo perciba quien acuda a la muestra.

Y es que para el ilustrador, que ahora ha abandonado el óleo por el acrílico al no poder la "intoxicación continua" de la trementina, es "maravilloso" poder juntar en una misma muestra a Alonso Quijano y a Jesucristo, dos personajes en los que ve "paralelismo" por su "fracaso" final.

Para Sánchez, ambos personajes son los principales de la exposición, lo mismo que para él han sido los libros que 'protagonizan': El Quijote y La Biblia.

A su obra El Quijote pertenecen dos de sus óleos irrenunciables para esta exposición: 'Los sueños de Alonso Quijano', un "prólogo" en el que, a su juicio, ha recogido lo "esencial" de la obra de Miguel de Cervantes, y 'El regreso definitivo', que es la "vuelta a casa" de Alonso Quijano y muerte tras haber soñado su aventura.

El resto de la exposición lo componen óleos de 'La Biblia'; Moby Dick y Beato de Liébana, que ha sido el libro con el que "más ha gozado" al introducirse en él.

Para Sánchez, Beato de Liébana "es el más loco de todos" los protagonistas de estos óleos. "Vivan los locos que pueblan el mundo", ha dicho Sánchez, pues considera que son éstos "los que salvan las civilizaciones y las culturas".

Sánchez ha agradecido el apoyo de la Consejería de Cultura a esta iniciativa y se ha definido como un artista "privilegiado" porque, según ha dicho, "este tipo de exposiciones retrospectivas se suelen hacer cuando el autor ya ha fallecido, y yo puedo disfrutarlas en vida".

La exposición también incluye varias vitrinas con los bocetos que Sánchez utilizó para elaborar sus óleos.

En la presentación de la exposición, Sánchez ha estado acompañado por el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, y la directora general de Cultura, Marina Bolado.

El consejero ha aprovechado la ocasión para subrayar la labor educativa de José Ramón Sánchez, que, según ha dicho, fue "pionero en el magisterio del arte y la cultura para los más pequeños", y ha recordado algunos de sus programas televisivos, que "marcaron un hito" en la historia de los programas dedicados a los más pequeños.

"Hoy también es momento de destacar esa faceta de enseñante y de divulgador de las artes, faceta reconocida por la comunidad educativa, que puso su nombre a un centro de nuestra comunidad", ha concluido.

Comentarios