Martes 14.08.2018
DEPORTES

‘Los 10.000 del Soplao’ recupera el ciclismo por carretera para adentrarse en Palencia y León

Presentación de 'Los 10.000 del Soplao'
Presentación de 'Los 10.000 del Soplao'

La XII edición de la prueba 'Los 10.000 del Soplao' se disputará el fin de semana del 18 y 19 de mayo y el 2 de junio, cuando se desarrollará la modalidad de ciclismo en carretera, que se recupera y, por primera vez, se adentra en otra comunidad, ya que recorrerá las provincias de Palencia y León.

De 354 kilómetros de recorrido y 7.430 metros de desnivel acumulado, este "desafío de primer orden" se sumará a otras nueve disciplinas que completan el campeonato, conocido como "el infierno de Cantabria": bicicleta de montaña, maratón, ultramaratón, ruta a pie, aguas abiertas, ruta adaptada, e-bike, combinada, 'soplaoman' y carrera.

La organización prevé rebasar la "cifra mágica" de los 10.000 participantes en los próximos días, procedentes de la región, del resto de España y otros 15 países, entre los que destacan Portugal, Francia, Reino Unido y Suiza.

Fernández Mañanes ha resaltado los valores "económicos, solidarios e inclusivos" de esta prueba

La prueba ha sido presentada este miércoles, en rueda de prensa, por el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, junto con el director de la misma, Jesús Maestegui, el alcalde de Cabezón de la Sal, Víctor Manuel Reinoso, -localidad donde se ubica la meta- y el presidente de Seo Birdlife, Felipe González, entidad que colabora junto con Ecoembes para concienciar sobre la importancia de mantener limpios los espacios por donde discurre la competición.

Así, en el marco del Programa Libera, se repartirán bolsas para que los deportistas recojan residuos durante el recorrido, y dejarlos por el mismo será motivo de descalificación.

Se trata de la primera y única competición de estas características que se acoge a este proyecto, en el que también participa Coca-Cola, y lo hace con el objetivo de "poner el foco" en la protección del medio ambiente.

El consejero y los organizadores también han destacado la celebración, desde hace cinco años, de la ruta adaptada para personas con discapacidad, que es "la niña mimada" de la competición y se hace en colaboración con el Colegio de Educación Especial Fernando Arce de la Fundación Asilo de Torrelavega.

Consta de dos recorridos alternativos: el de movilidad reducida (9 kilómetros) y senderismo inclusivo (28 km). Una prueba que cada año gana en número de entidades participantes con miembros de la ONCE y del Centro Padre Menni, entre otros muchos.

En este caso, el director de 'Los 10.000 del Soplao' ha anunciado que este año se "bate el récord" de inscripciones a esta prueba, superando los 300, y ha recordado que es la única competición de este tipo que se celebra en nuestro país.

Además, la competición conserva su carácter solidario, pues, nuevamente, la organización colabora con la Fundación Vicente Ferrer en su proyecto para la compra de bicicletas para las niñas más desfavorecidas de Anantapur (India), junto con otras colaboraciones con ONGs locales.

Todos los que han presentado la nueva edición del "infierno de Cantabria" han coincidido en destacar su "éxito", considerado uno de los campeonatos más importantes en deporte extremo de los que se celebran en nuestro país.

En este sentido, Fernández Mañanes ha resaltado los valores "económicos, solidarios e inclusivos" de esta prueba, "elementos que la hacen singular con respecto a otras convocatorias similares".

En cuanto a la participación, el consejero ha subrayado que cifras superiores a los 10.000 inscritos revelan que se encuentra entre "las convocatorias más atractivas y pujantes en estas duras disciplinas, tanto a nivel nacional como internacional".

Por último, ha reconocido la importancia de la colaboración tanto de la iniciativa privada como de la pública para que esta prueba tenga "la resonancia de la que goza en la actualidad", una colaboración que -ha añadido- ayuda a la descentralización de la oferta deportiva y, además, "incide" en un aspecto importante para la Consejería como es convertir el deporte en un motor de desarrollo y progreso que beneficie a las zonas y comarcas que albergan pruebas como ésta.

"A nadie se le escapa el hecho de que durante la celebración de los 10.000 del Soplao la ocupación hotelera y en casas rurales para ese fin de semana es del 100% en toda la comarca desde hace meses", ha apuntado Fernández Mañanes.

PRIMER FIN DE SEMANA

La prueba -que contará con un amplio dispositivo de seguridad, conformado por casi 400 personas- comenzará oficialmente durante la mañana del viernes 18 de mayo con la disputa del sector de natación en aguas abiertas (10 km) en la Playa de Merón (San Vicente de la Barquera).

Pocas horas después, los participantes completarán los 113 kilómetros de la ultramaratón, con un desnivel superior a los 5.770 metros. Para los más preparados queda el exigente 'soplaoman', una de las pruebas de resistencia más duras del continente europeo. En ella los participantes completan los sectores de natación (10 km) y ultramaratón (77 km) antes de subirse en la bicicleta de montaña (111 km).

BTT

El sábado 19 tendrá lugar la salida de la prueba BTT en la que toman parte más de 4.600 "bikers". A ellos se unen los participantes bicicletas eléctricas, que han ido ganando adeptos en los últimos años, especialmente en la franja a partir de los 45 años, en la carrera de e-bikes.

Una vez que todos los participantes de BTT se encuentren en ruta, se producirá la salida de los que recorrerán los 47 kilómetros del maratón, con idéntico recorrido para los 2.500 inscritos que completarán la ruta a pie.

CICLISMO DE CARRETERA

Dos semanas más tarde, los amantes del cicloturismo de carretera tendrán la oportunidad de volver a disfrutar de uno de los recorridos más atractivos para este deporte por la dificultad y belleza del paisaje.

Al igual que en anteriores ediciones, se mantiene la modalidad cicloturista (121 km) y clásica (231 km), con las ascensiones a la Cueva del Soplao, Puerto de Piedrasluengas, Collado de Ozalba, Collado de Hoz y Collada de Carmona, además de la recuperada prueba de gran fondo en carretera, de 354 kilómetros.