domingo 17.11.2019
ATLETISMO

Beitia gana el bronce olímpico de Londres 2012 y 45.000 euros en metálico tras la descalificación de Shkolina

La exatleta y excandidata del PP a la Presidencia de Cantabria también pasa de bronce a plata en el Mundial 2013 de Moscú.

La campeona olímpica, Ruth Beitia
La campeona olímpica, Ruth Beitia

La exatleta española Ruth Beitia sigue recibiendo éxitos por su carrera deportiva incluso después de haberse retirado. La campeona olímpica de salto de altura en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 recibirá una segunda e inesperada medalla olímpica, el bronce de Londres 2012, después de la descalificación por dopaje de la saltadora rusa Svetlana Shkolina. Junto a este metal la que fuera candidata por el PP a la Presidencia de Cantabria, y que se retiró después de unas polémicas intervenciones públicas en las que comparaba la violencia de género con el maltrato animal, recibirá la suma de 45.000 euros por ese tercer puesto.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) anunció este viernes duras sanciones y descalificaciones por dopaje para un total de 12 atletas rusos. Entre ellas destacan las de Ivan Ukhov, que perderá su oro olímpíco en salto de altura en Londres 2012 en beneficio del estadounidense Erik Kynard, y de la mencionada Shkolina, que finalizó tercera en la prueba femenina.

Beitia, retirada de la alta competición desde 2017, finalizó cuarta en aquella final olímpica al saltar tres centímetros menos que Shkolina. La rusa ha visto eliminados todos sus resultados oficiales entre el 16 de julio y el 31 de diciembre de 2015, periodo que engloba Londres 2012, por lo que la santanderina gana automáticamente la medalla de bronce. Además, la cántabra también pasa de bronce a plata en el Mundial 2013 de Moscú, donde Shkolina se proclamó vencedora.

Los procedimientos por dopaje contra estos 12 atletas rusos se derivan de la investigación realizada por el profesor Richard McLaren por mandato de la Agencia Mundial Antidopaje, en relación con las denuncias de prácticas sistémicas de dopaje en el deporte ruso.

Comentarios