sábado 24/10/20
CORONAVIRUS

Cantabria paraliza las competiciones del deporte base

El deporte base deja de competir en Cantabria
El deporte base deja de competir en Cantabria

La confirmación oficial está prevista para los primeros días de octubre, pero la decisión parece estar tomada y ser firme. Cantabria se queda sin competiciones del deporte base. Miles de jóvenes que cada año compiten en diferentes deportes se quedan este próximo curso sin esos partidos, aunque seguirán entrenando de forma habitual.

Así lo han confirmado fuentes del Gobierno de Cantabria a este medio, que han explicado que en una reunión celebrada este martes entre la dirección general de Deporte y las distintas federaciones regionales se ha presentado un borrador en el que se plantea “frenar el inicio de las competiciones de este año sine die”. Que este borrador sea algo oficial está en manos de Sanidad, que a día de hoy no tiene el documento, por lo que se espera que “para el 1 de octubre aproximadamente haya una resolución”.

La medida se toma por la relación directa que hay entre la práctica deportiva y la actividad educativa, y el efecto que un contagio en el entorno de una competición puede tener en las aulas, y viceversa.

El objetivo del encuentro entre Gobierno y federaciones era “conocer la opinión” de estas sobre la actual situación y el estado en el que se encuentra cada una de ellas en esta nueva temporada. Nadie sabe todavía cuándo podrían regresar las competiciones, y aunque el parón es “sin fecha de vuelta”, la idea que se maneja actualmente es “arrancar en enero de 2021”, siempre y cuando “el control de la pandemia lo permita”.

Por supuesto, esta medida solo tendrá efecto en aquellos equipos que “disputen competiciones regionales”, por lo que equipos como el Tropezón, que juega en División de Honor a nivel nacional, “podrán seguir compitiendo”, y lo mismo ocurre con los menores que disputen competiciones a nivel nacional. La medida se aplica, por supuesto, a todas las categorías masculinas y femeninas.

Las mismas fuentes del Ejecutivo señalan que, aunque se cancelan las competiciones, la intención es que los deportistas escolares “puedan seguir entrenando”. En este sentido, han explicado que “no es lo mismo tener a cientos de niños todos los fines de semana en contacto entre ellos, que tener siempre a los mismos niños en contacto controlado y con medidas de protección específicas”.

Comentarios