Jueves 16.08.2018
DEPORTES

Manuel Higuera y cuatro directivos del Racing dimiten: “Hemos hecho un milagro con este club”

El presidente del equipo cántabro se muestra “muy orgulloso de lo que hemos hecho” desde que llegaron al cargo en 2015.

Higuera asegura que la decisión es “algo que se estaba valorando” antes de los gritos que pidieron su dimisión tras la derrota frente a la Real Sociedad B.

El presidente del Racing, Manuel Higuera (centro), duante la rueda de prensa. Foto: edc
El presidente del Racing, Manuel Higuera (centro), duante la rueda de prensa. Foto: edc

El presidente del Racing de Santander, Manuel Higuera, junto a otros cuatro dirigentes del club, entre ellos el vicepresidente, Víctor Diego, ha presentado este lunes formalmente su dimisión al Consejo de Administración, cese que se hará efectivo en la próxima reunión del Consejo. En su comparecencia en rueda de presa Higuera ha asegurado que “hemos hecho un milagro con este club”, que en su tercer año en Segunda B y, a menos que se den varias coincidencias, posiblemente no luchará en los play off por subir a Segunda.

Durante su comparecencia ha asegurado que se sienten “muy orgullosos de lo que hemos hecho”. Higuera ha incidido en varias ocasiones en el aspecto administrativo y económico del club, más que en el deportivo. En este sentido, ha reconocido que la parte deportiva es la que ve mucha gente, pero “es solo una parte coyuntural en la que influyen otros factores”.

“Encontramos un club absolutamente en ruina, con los dos pies en la tumba. Nuestro objetivo era salvar al Racing", ha explicado Higuera

El todavía presidente del club verdiblanco hasta que se confirme el cese en el Consejo de Administración ha recordado que, cuando llegaron hace tres años, tenían un único objetivo. “Encontramos un club absolutamente en ruina, con los dos pies en la tumba. Nuestro objetivo era salvar al Racing, y en este momento el club no corre el riesgo de desaparecer, la gente cobra al día y se ha reducido la deuda”, ha afirmado Higuera, quien considera que “es el mejor momento para irnos”.

En su decisión no ha influido, sin embargo, los pitidos y los gritos que pedían la dimisión de la Directiva tras la derrota del Racing ante la Real Sociedad B por 3-0, derrota que certifica casi matemáticamente que el equipo cántabro pasará un cuarto año consecutivo en Segunda B. “Los gritos son una forma de desahogarse. Lo de ayer fue un palo durísimo”, ha reconocido Higuera, quien ha puesto en valor en todo momento la parte positiva.

“No he oído ni una alusión personal, y me quedo con eso”, ha dicho, reafirmándose en que su dimisión y la del resto de directivos era “algo que se estaba valorando” antes de lo ocurrido el domingo. “Nos vamos con la cabeza muy alta”, ha aseverado, reconociendo que no se va a dejar ningún vacío administrativo en la gestión del club hasta que no se reorganice.

ASCENSO A SEGUNDA

Durante su intervención, en la que también han estado presentes Juan José Uriel y Miriam Peña (se ha ausentado Daniel Berasategui, el cuarto consejero que ha dimitido), Higuera ha hecho un repaso de lo mejor y lo peor de su etapa al frente del club. Entre lo primero, la revitalización del club a nivel administrativo y económico. “Hemos vivido cómo estaba y cómo está”, ha recordado, matizando que “ha sido la etapa más dura del club”, que “había sido gobernado por sinvergüenzas” y había creado “desafección de la afición y de los patrocinadores”. Entre lo peor durante su etapa, el presidente no ha dudado: “no haber conseguido ascender a Segunda”.

“La no clasificación para el play off es un varapalo económico”, ha reconocido

Higuera ha reiterado que la decisión de dimitir está tomada y no hay vuelta atrás, por mucho que, según ha revelado, “Pitma nos ha avisado de que nos quieren convencer para quedarnos”. En cualquier caso, sí ha afirmado rotundo que “ha merecido la pena desde el punto de vista del club”.

El aspecto económico ha sido el protagonista de la rueda de prensa ofrecida en Los Campos de Sport de El Sardinero. No solo porque Higuera ha destacado el cambio en las cuentas del club, sino por el efecto que puede tener no entrar en los play off de ascenso a Segunda. “La no clasificación para el play off es un varapalo económico”, ha reconocido, aunque afirma que “nos vamos sabiendo que habrá Racing el año que viene”.

Respecto a su gestión frente a los 12.000 accionistas del club, Higuera no cree que “tengamos que justificarnos”, y espera que “estén contentos de que el Racing siga vivo”.

Asimismo, y echando la vista atrás, Higuera ha reconocido que “hay mucho en que nos hemos equivocado, pero no voy a renegar de nadie. Me acuerdo de todos los que se han dejado el alma para mejorar este club”.

DESASTRE

Tras la rueda de prensa, el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, ha tildado de "desastre" lo que está sucediendo en el Racing de Santander. El jefe del Ejecutivo ha expresado su deseo de que "poco a poco" empiece a "enderezarse" la situación a raíz de la "terrible etapa" iniciada hace años en la entidad, no solo en lo deportivo.

"Yo no estoy en el Racing. Yo soy socio y accionista", ha precisado Revilla antes de admitir que "es un desastre" lo que está sucediendo y que "empezó con una etapa terrible". "A ver si poco a poco se empieza a enderezar esto", ha deseado el presidente a preguntas de los periodistas con motivo del Pleno del Parlamento.

Comentarios