lunes 06.04.2020
FÚTBOL

El Racing, en la UVI

Los hombres de Oltra saltaron hoy al césped del campo nº2 de las instalaciones Nando Yosu a las 11:00 horas.
Foto de aquihaypelotas.es antes del entrenamiento
Foto de aquihaypelotas.es antes del entrenamiento

Más que un entrenamiento hoy, parecía un auténtico funeral, y no es para menos. Cada jornada que pasa, todo el entorno racinguista ve cómo se esfuman las posibilidades de permanecer en la categoría. Tras la derrota sufrida ayer, los jugadores saben perfectamente que la situación es mucho más que crítica. La imagen ofrecida sobre todo en el primer tiempo fue muy mala, de un equipo completamente hundido y que no cree en sí mismo. Ya dijo en la rueda de prensa José Luis Oltra que podían lloverle críticas por sus decisiones, y así ha sido. El técnico valenciano solo ha podido dar un efecto gaseosa los primeros 45 minutos en Almería, y a partir de ese momento, el juego y posteriormente los resultados acontecidos han inclinado la balanza a su deber. Prácticamente no ha cambiado nada, ha mantenido la misma filosofía deportiva que los anteriores entrenadores.

En cuanto a lo deportivo, hoy los semblantes de los jugadores, como no puede ser de otra manera, eran tristes y serios por la situación que todo el mundo está viendo. Por otra parte, veintiún jugadores han sido los que han saltado al tapete de la Albericia, del que Aitor Buñuel se ha retirado nada más comenzar los ejercicios. Por otro lado, la enfermería sigue a día de hoy igual. Se ha visto hacer carrera continua con ritmo suave a Carmona y Alexis, posteriormente el primero y Enzo han estado trabajando con el recuperador, y Jon Ander la primera parte del entrenamiento permaneció con el grupo. Por el contrario, tanto Figueras como Kitoko estuvieron en el gimnasio.

En definitiva, una situación complicada la que va a afrontar el conjunto cántabro esta semana para preparar el partido ante el Zaragoza. Mañana martes el equipo descansa y volverán al trabajo el miércoles a partir de las 10:30 horas, según publica Aquí Hay Pelotas.

Comentarios