Miércoles 21.11.2018
FÚTBOL

Entrenaba a diario en Castilla y León pero certificaron que recorría cada día 650 kilómetros para sacarse el título de entrenador

La Federación Cántabra de Fútbol ha anunciado una querella contra la academia Acadef por posible falsificación de títulos oficiales de entrenadores de fútbol.

Algunos de los alumnos habrían reconocido, según la FCF, que apenas acudieron al 5% de las clases y que obtuvieron su título con prácticas en sus propios clubes.

La FCF ha denunciado un posible fraude en los títulos de entrenadores de fútbol
La FCF ha denunciado un posible fraude en los títulos de entrenadores de fútbol

Sin acudir a clase aunque era obligatorio. Certificaciones de asistencia a pesar de vivir a 650 kilómetros del centro de formación y entrenar todos los días en su equipo de fútbol. Obtención de dos títulos en el mismo año cuando es incompatible. Estos son algunos de los casos denunciados por la Federación Cántabra de Fútbol (FCF), que ha anunciado una querella en el juzgado de lo penal contra la academia Acadef, con sede social en Madrid y cuya actividad es la formación de entrenadores en varios puntos de España. Según la Federación presidida por José Ángel Peláez, se habrían estado falsificando títulos oficiales.

La denuncia se sustenta, según explicaron en un comunicado, en los testimonios de varios alumnos y en “numerosa documentación” procedente de la academia privada. De este modo la FCF habría detectado el caso de varios jugadores que obtuvieron sus títulos de técnico de nivel 1 y nivel 2 en el mismo año con prácticas incluidas y con una carga lectiva de más de 1.000 horas, a pesar de que los cursos coincidían en el tiempo.

En uno de los casos concretos señalados por la FCF tanto el director como el secretario de un instituto de Madrid asociado a esta academia certificaron que un alumno había acudido a todas las clases de lunes a viernes, aunque vivía a más de 650 kilómetros del centro y entrenaba cada día en un club de Segunda B en Castilla y León. Además señala que, según la misma documentación, en la temporada 2016-17 obtuvo al mismo tiempo los títulos de entrenador de primer y segundo nivel, a pesar de que ambos cursos se realizaron en las mismas fechas y eran incompatibles.

Otros de los casos detectados han sido hechos públicos por los propios alumnos, que apenas habían acudido al 5% de las clases, a pesar de que era obligatoria su asistencia y que obtuvieron su título gracias a las prácticas que hicieron en su club siguiendo las indicaciones del propio centro.

Por todo ello, la FCF entiende que "podría haberse producido un delito de falsedad en documento público para la obtención de un título académico". "No podemos permitir que en algo tan importante como la formación de los entrenadores que educan y enseñan a nuestros niños se utilicen atajos y se compren los títulos faltando el respeto a la gente que de verdad se está formando", ha afirmado Peláez.

"Este tipo de academias deberían estar prohibidas y solicitaremos a la administración que anule su permiso para dar esta formación", ha asegurado Peláez.

Comentarios