miércoles 08.04.2020
BALONMANO

"Estar en la Final a 8 sería un premio para el equipo y para el club"

Rodrigo Reñones, entrenador del Liberbank Cantabria Sinfín, habla de la primera cita del año será la cuarta eliminatoria de Copa del Rey.

El entrenador del Liberbank Cantabria Sinfín, Rodrigo Reñones
El entrenador del Liberbank Cantabria Sinfín, Rodrigo Reñones

Al Liberbank Cantabria Sinfín apenas le quedan cuatro días de pretemporada invernal, antes de recuperar por completo la normalidad competitiva la próxima semana. La primera cita del año será la cuarta eliminatoria de la Copa del Rey y tras ella, llegará la hora de estrenar la segunda vuelta de la Liga ASOBAL, en la que se decidirá el porvenir de los cántabros.

A las puertas de otra ronda copera, el cuadro santanderino está ya más que mentalizado para encarar un largo desplazamiento hasta Benidorm que le podría valer una clasificación para la fase final del torneo del K.O. Eso será el próximo miércoles, día en que la plantilla del Liberbank Cantabria Sinfín subirá al autobús rumbo a tierras levantinas, donde descansará la noche previa al partido de ida, a disputarse el jueves 30 de enero a las 20:30 horas.

La importancia de cosechar allí un resultado que permita mantener las esperanzas intactas para la vuelta en Santander el domingo 2 de febrero pasa por finalizar una buena preparación durante el letargo competitivo del mes de enero. Eso es algo que tienen claro tanto jugadores como cuerpo técnico. "El equipo está volviendo a la normalidad después de un parón que siempre cuesta. A medida que avanzan las semanas, vamos cogiendo forma y trabajando para recuperar el nivel adecuado", reconoce el entrenador santanderino Rodrigo Reñones.

Centrados "en el aspecto físico" y en "corregir los errores, tanto defensivos como ofensivos, que hemos tenido en la primera vuelta", el técnico del Liberbank Cantabria Sinfín apura la pretemporada de invierno a la espera de que la escuadra que dirige "sea capaz de competir a un mejor nivel" en la segunda mitad del campeonato. Lo hace con ganas, como todos sus pupilos, y con la mente puesta en "seguir peleando con cada rival para que el equipo se mantenga entre los mejores en la Liga ASOBAL".

No falta la confianza, como tampoco lo hará la dificultad en un campeonato doméstico cada vez más apretado. "Ante la igualdad que hay este año en la competición, cada partido es importante y a veces un simple detalle puede marcar resultados", asegura, por lo que el principal objetivo será reducir al máximo las desconexiones y despistes en competición.

Pero todo ello tendrá que esperar una semana más de lo habitual, pues este curso, la Copa del Rey adelanta en el calendario al regreso de la liga y los cántabros se centran ya en la segunda de las competiciones en las que participan esta temporada. Lo hacen con la ilusión de verse en una cuarta eliminatoria, que "en caso de superar, nos daría el premio de estar en la Final a 8, algo muy bueno para el equipo y para el club, ya que nos meteríamos entre los ocho mejores del balonmano nacional".

Con esa «dosis de motivación extra» afrontarán la última ronda clasificatoria antes de la fase final, sin olvidar que, como toda eliminatoria de primer nivel y con tanto en juego, "será complicado pero tenemos ganas de una clasificación que está a nuestro alcance".

Comentarios