jueves 27.02.2020
TRIBUNALES

Los exadministradores concursales no creen que se desviara dinero al Racing Primavera, pero sí fue “un derroche”

Los administradores concursales declaran en el juicio contra el expresidente del Racing, Francisco Pernía
Los administradores concursales declaran en el juicio contra el expresidente del Racing, Francisco Pernía

Los exadministradores concursales del Racing han afirmado hoy lunes en el juicio que se sigue contra el expresidente del club, Francisco Pernía, que el proyecto de la escuela Racing Primavera en Brasil estuvo "mal gestionado, mal llevado" y fue un "derroche", aunque, según han dicho, no han tenido sospechas de que haya habido desviación de dinero. Así lo han señalado Santiago Ruiz Asenjo y Alejandro Alvargonzález, que realizaron dos informes de calificación durante su estancia en el club, en 2011 y 2012, y que llegaron a la conclusión de que el proyecto supuso "gastos excesivos, no justificados, superfluos y una inversión irracional, mal gestionada" porque no hubo "ningún resultado, ningún informe".

"Nosotros la sociedad brasileña ni la conocíamos", ha sentenciado Ruiz Asenjo

Según ha indicado Ruiz Asenjo, que ha protagonizado en exclusiva la declaración, cuando llegaron al Racing, el club tenía una contabilidad "ordenada y bien llevada", aunque del Primavera "nadie sabía nada" y "nunca" vieron facturas de los supuestos pagos que se realizaban en Brasil. Asimismo, ha señalado que desconocían que algunos pagos se realizaran en efectivo en Brasil -como señaló Pernía y algunos testigos, ya que eso explicaría que no existan facturas- y ha considerado que sería "extrañísimo" si eso sucediera en España, aunque ha precisado que desconoce si es habitual allí.

"Nosotros la sociedad brasileña ni la conocíamos", ha sentenciado Ruiz Asenjo. Aunque la escuela se creó en 2007, y por tanto antes de la llegada de los administradores al club, ha explicado que para realizar su trabajo tuvieron en cuenta las operaciones realizadas antes de declararse el concurso de acreedores. Además, a preguntas de los letrados de la acusación por unos supuestos documentos guardados en archivadores sobre la gestión del Primavera, a los que aludió el exdirector general del club Roberto Bedoya, el que fuera administrador ha insistido en que no tuvieron acceso a "ninguna documentación".

No obstante, sí vieron algunos pagos a la empresa Sports Rent Consulting, vinculada a los otros dos acusados, Juan Vergara y José Ignacio Urquijo, aunque no les explicaron que este último adelantara dinero, según ha dicho. Así, Ruiz Asenjo ha calificado el proyecto de "desastroso" y "un poco desorbitado" por los viajes "en clase alta, invitando a mucha gente", además de porque la inversión no dio "ningún fruto".

Han precisado que el Racing estaba en causa de disolución a partir del año 2009

INDEMNIZACIÓN A CAMPOS

Los peritos han sido los únicos que han declarado -de forma conjunta- hoy en la quinta sesión del juicio, en el que, además de la gestión de la escuela brasileña, han hablado sobre la indemnización a José Campos y la compra del Audi S8, ya que son los tres asuntos por los que Pernía está acusado de apropiación y de administración desleal.

En cuanto al Audi S8, Ruiz Asenjo ha señalado que "se compró con un aplazamiento a cuatro años cuando había un acuerdo con un concesionario que dejaba gratuitamente coches Citroen". Por otro lado, sobre la indemnización a la empresa de José Campos, ha asegurado que "no había nada, ningún contrato", y se pagaron 100.000 euros por su rescisión antes de tiempo, lo que les pareció un gasto "desproporcionado y no justificado".

CAUSA DE DISOLUCIÓN

Sobre la situación económica del Racing durante la presidencia de Pernía, el exadministrador concursal ha explicado que el club tenía unos ingresos "recurrentes" -de venta de entradas, cuota de socios, televisión, etcétera- y unos gastos que también "se pueden saber casi seguros".

Según ha manifestado, los gastos previstos por encima de los ingresos se pretendían cubrir con traspasos de los jugadores, y los presupuestos estaban "basados y confiados en que se produjese ese traspaso. Si no se producía, los presupuestos quedaban deficitarios", ha explicado. De hecho, han precisado que el Racing estaba en causa de disolución a partir del año 2009, "más o menos".

El juicio continuará mañana con el resto de la prueba pericial y documental, y seguirá el miércoles con las conclusiones de las partes. En concreto, ejerce la acusación particular el Racing, la Asociación Unificada de Pequeños Accionistas del Racing (AUPA) y la Asociación de Exjugadores del Racing, que junto a la Fiscalía piden para Pernía penas de prisión que oscilan entre los seis y los nueve años de prisión.

Los exadministradores concursales no creen que se desviara dinero al Racing Primavera,...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad