martes 27/10/20
FÚTBOL

Los jugadores jóvenes que tienen que demostrar su valía en otros lugares

Cuatro futbolistas han sido los cedidos por la entidad verdiblanca a diferentes equipos.

Los jugadores del filial del Racing echan el vuelo a otros equipos
Los jugadores del filial del Racing echan el vuelo a otros equipos

Una cosa es que se haga una política de cantera, y otra bien distinta es que valgan todos los jugadores que pertenecen a ella. En esta temporada se ha conseguido subir a seis futbolistas de las categorías inferiores a la primera plantilla, que son los siguientes: Diego Ceballos, Marco Camus, Martín Solar, Pablo Torre, Iñigo Sainz-Maza y Álvaro Mantilla. Anteriormente, el club hizo ficha profesional a Lucas Díaz y Javi Siverio, que militaron el año pasado en el filial racinguista.

Ahora bien, a falta de saber en estos instantes qué es lo que va a hacer la entidad verdiblanca con Jagoba Zarraga, cederle o que se quede en el filial (aunque al vasco no se le puede considerar jugador de la cantera), ha habido cuatro jugadores de la cantera que al final han tenido que emigrar para intentar y demostrar que tienen un futuro que se le presuponen, y por ello, han cogido rumbo a otros lares con la intención de volver como jugadores de presente para la entidad verdiblanca, como publica Aquí Hay Pelotas.

El primero en tomar esa decisión fue Mario Musy Hernández, un futbolista con contrato profesional que no contaba para Rozada y que Ezequiel Loza, bien conocedor del santanderino, ha apostado por él para el conjunto vizcaíno del Portugalete, equipo en el que seguro que el cántabro hará las cosas muy bien.

Pasaron varias semanas, y el Laredo desde el comienzo de la pretemporada puso los ojos en Miguel Goñi. El Director Deportivo pejino, Manu del Valle, tenía claro que la guinda a su pastel era el bravo central verdiblanco. Por otro lado, Goñi siempre vio al Laredo de una manera muy positiva si no estaba en el Racing.

Quizás la sorpresa llegó hace unos pocos días de la mano del jugador de Comillas, Juan Gutiérrez, que cogía las maletas para irse a tierras aragonesas, más concretamente al Club Deportivo Ebro. El defensa ha jugado bastantes minutos, pero no ha convencido a la Dirección Deportiva, que cree que lo más conveniente para su crecimiento es una cesión para curtirle un poco más.

Y por último, Saúl García. Era un secreto a voces que prácticamente iba a ir a la villa pejina a demostrar su valía. Esta cesión tiene cláusulas en cuanto a partidos jugados, y sobre todo, si el Racing necesitara de sus servicios en el mercado de invierno también podría repescarlo. El futbolista, formado en las categorías del Basander, ha sido un gran colofón a la plantilla formada por el Director Deportivo.

En definitiva, los chicos se hacen mayores y deben volar ya solos, y los que aprovechen esta oportunidad podrán volver al equipo de sus amores para demostrar a toda la afición verdiblanca que perfectamente sirven para estar en la primera plantilla verdiblanca.

Los jugadores jóvenes que tienen que demostrar su valía en otros lugares
Comentarios