martes 4/8/20
BALONMANO

El Liberbank Cantabria Sinfín gana pero queda eliminado

El equipo cántabro ganó 36-31 al BM Benidorm, pero no pudo superar la eliminatoria.

El Liberbank Cantabria Sinfín, durante el partido copero ante el BM Benidorm | Foto: Luis A. Trapero
El Liberbank Cantabria Sinfín, durante el partido copero ante el BM Benidorm | Foto: Luis A. Trapero

El Liberbank Cantabria Sinfín estuvo a punto de culminar la remontada con una amplia victoria frente al BM Benidorm (36-31), que se queda sin premio al no ser suficiente para conseguir el pase. Los santanderinos remaron y llegaron a creer y hacer creer en lo imposible pero se despiden de la Copa del Rey en una cuarta eliminatoria en la que pesó demasiado el saco de goles en contra recibidos en el cruce de ida.

En esta lucha a muerte, las primeras rentas del Liberbank Cantabria Sinfín llegaron nada más ponerse en marcha el crono. Iglesias desde el extremo colocó el primero y, aunque el BM Benidorm respondió, Valles y Torriko anotaron los dos siguientes. A pesar del buen inicio, con incluso una recuperación de balón para marcharse a dos, los visitantes supieron forzar los nervios locales para tomar el control de la contienda.

La presión individual sobre la ofensiva alicantina no acabó de dar el resultado esperado, puesto que los lanzadores seguían encontrando hueco por el centro de la defensa. Hasta que llegó la exclusión de Costa. Los del Liberbank Cantabria Sinfín supieron sacar provecho a la superioridad y, aunque algún tiro a puerta vacía se estrelló en el poste, consiguieron, esta vez sí, reducir a la nada la ventaja visitante.

Valles se la jugó y mantuvo a los suyos en partido junto a Silva, también acertado a la hora de superar a un Tercariol que no tuvo la fortuna del pasado jueves. Con sus potentes y ajustados lanzamientos, la igualdad permaneció conforme fueron pasando los minutos hasta llegar al descanso.

Tras el tiempo muerto de Reñones, las revoluciones aumentaron en la faceta defensiva y se recuperaron balones incluso cuando tocó sufrir la inferioridad numérica por la exclusión de Diego. A pesar de las ocasiones, no terminó de cuajar la recuperación del dominio del marcador, hasta que en los segundos finales y jugando el BM Benidorm sin portero, Costa cometió la falta sobre Silva y el castigo, en forma de siete metros ejecutado por Dimitrievski, puso el 17-16 con el que los equipos marcharon a vestuarios.

Los ‘hombres de negro’ tomaron aire en el parón y volvieron con energías renovadas. Forzando los errores del BM Benidorm, el Liberbank Cantabria Sinfín subió a la carrera para poco a poco comenzar a irse en el luminoso y hacer creer en la remontada a la parroquia local. Entre Postigo y Barco pusieron a los suyos cuatro arriba cuando apenas había transcurrido cinco minutos de segunda mitad (20-16).

Mijuskovic apareció en estos compases para contribuir al arreón cántabro, haciendo que al conjunto blanquiazul le costase marcar más de lo normal. Con las tornas a su favor, los de Reñones se movieron con más confianza y siguieron buscando ocasiones de gol recurriendo a los extremos. Sin embargo, el cuadro valenciano también supo hacer lo suyo y entre tanto y tanto local, anotaron para hacer la misión del Liberbank Cantabria Sinfín aún más complicada a falta de quince minutos (23-21).

No se pude decir que el conjunto santanderino no lo intentó en esta segunda parte, en la que cortó de raíz la circulación de balón de los visitantes. Lo que faltó fue algo de chispa en ataque y ajustar miras, pues muchas de las rápidas transiciones terminaron al fondo de la red de Tercariol pero otras tantas se marcharon fuera.

A punto estuvieron de lograr lo imposible, ya que los seis goles a favor daban esperanzas cuando aún restaban poco menos de cinco minutos de juego. Lucharon contra los elementos, teniendo que afrontar incluso la descalificación directa de Zungri, pero no se achantaron y el espíritu guerrero se personificó en Dimitrievski, quien entró como un cañón en la defensa del BM. Benidorm para sumar goles que levantaron al pabellón al completo. También acumularon algunos minutos en pista los canteranos Leo Alonso y Aarón Pardo, debutante con el primer equipo.

Lo rozaron con los dedos y remaron con todas las fuerzas que quedaban pero terminaron muriendo en la orilla, después de que Folques marcase el último para la escuadra levantina y sentenciase la eliminatoria a falta de diez segundos con el 36-31 definitivo.

LIBERBANK CANTABRIA SINFÍN – 36

Mijuskovic (p), Marín (p), Diego (1), Pardo, Barco (3), Torriko (6), Postigo (7), Basualdo, Leo, Zungri (2), Silva (4), Lon (1), Valles (4), Iglesias (1), Dimitrievski (7).

BM BENIDORM – 31

Rodríguez (p), Tercariol (p), Cabanas (4), Simonet, Méndez (4), Basualdo, Oliver, Lignieres (8), Dorado, Grau (1), Parker (3), Costa (4), Folques (5), Lara (1).

PARCIALES

3-2, 4-6, 7-9, 10-11, 13-14, 17-16 (descanso). 20-16, 21-18, 23-21, 28-26, 33-28, 36-31 (final).

ÁRBITROS

Peñaranda Ortega y Yagüe Moros. Excluyeron a Diego (2), Torriko (2) y Zungri (descalificación directa) por el Liberbank Cantabria Sinfín, y a Oliver, Costa, Grau, Dorado, Folques (2) y Simonet por el BM. Benidorm.

INCIDENCIAS

Partido de vuelta de la cuarta eliminatoria de Copa del Rey, celebrado en el Pabellón de La Albericia ante unos 1.000 espectadores.

Comentarios