lunes 24.02.2020
FÚTBOL

Ni con uno más ganamos

Los santanderinos se adelantaban en el marcador, pero los blanquiazules daban la vuelta al partido en la segunda parte.

El Deportivo celebra uno de sus tantos ante el Racing de Santander
El Deportivo celebra uno de sus tantos ante el Racing de Santander

El Racing venía de no tener una buena dinámica de resultados e incluso de juego, las aguas bajaban turbias en la capital cántabra. Muchas dudas en defensa -incluso para el entrenador-, y bastantes inseguridades en los atacantes que aún no habían demostrado nada en cuanto a goles se refiere.

Asimismo, el partido también era un examen muy importante de evaluación para el Director Deportivo ya que el crédito no es infinito y no vale una vida entera, como señala Aquí Hay Pelotas.

PRIMERA PARTE

El principio del partido comenzaba con un Deportivo a balón parado muy incisivo y que hacía sufrir un poco a Luca Zidane. Sin embargo, el conjunto racinguista quería hacer una presión en bloque medio y eso hacía que los cántabros tuvieran el esférico en su poder.

No obstante, los gallegos esperaban en su campo para poder salir a la contra y aprovechar la velocidad de Koné, y cuando cogían el balón buscaban con balones en largo las espaldas de la zaga santanderina.

Pero el fútbol tiene la grandeza de que en un segundo todo lo que es una noche de tormenta se convierte en una mañana soleada y si encima hay un futbolista de la calidad y de la magia de Cejudo pues lo tienes más fácil. Así pues, llegaría el minuto 14 y desde fuera del área el futbolista cordobés iba hacer un gran disparo que se iba a colar al palo derecho que poco podía hacer el guardameta coruñés.

Tras el gol los cántabros estaban mucho más cómodos y un Yoda muy activo pero individualista ponía en jaque a la defensa de los de Fernando Vázquez. Asimismo, el jugador más destacado del Racing, Álvaro Cejudo, estaba creando mucho peligro por dentro y los tres centrales deportivistas sufrían bastante.

El Deportivo solo creaba peligro a balón parado, y eso fue suficiente para que en el minuto 31 los gallegos pudieran empatar el partido. Tras un saque de esquina en el que iba a rematar con todo, Sabi Merino sin marca defensiva alguna batía a Luca Zidane. El fútbol no era justo con el club cántabro en esos instantes.

Y con empate a un gol iba llegar el descanso en un primer acto que hubo dominio alterno por ambas escuadras.

SEGUNDA PARTE

El conjunto blanquiazul comenzaba la segunda parte igual que en el primer acto, mucha presión y varias jugadas a balón parado. El Racing sufría en demasía en la estrategia que disponía los gallegos.

Pero la réplica gallega iba ser en forma de gol para los coruñeses tras una gran jugada de Colak en el que iba hacer un disparo al palo largo y Luca Zidane en una gran estirada no podía llegar al esférico y veía cómo la pelota entraba al fondo de la red. Sin embargo, después del gol iba a llegar la jugada absurda del partido, porque el autor del gol Colak iba ser expulsado por celebrar el gol con los aficionados deportivistas.

Pero el Racing no acababa de reaccionar con el marcador en contra, y no llegaba con claridad a la portería de los de Fernando Vázquez. Por otro lado, el Deportivo bien colocado atrás estaba seguro y sin cometer muchos errores a pesar de estar con un jugador menos.

A medida que avanzaba el partido el Racing dominaba la pelota. Asimismo, un poderoso Cejudo intentaba por todos los medios hacer daño a los blanquiazules. Los verdiblancos tiraban más de corazón que de cabeza. Yoda quería hacer la guerra por su cuenta y eso no beneficiaba al equipo.

Los santanderinos se volvían muy previsibles en ataque. Por contra, los coruñeses intentaban parar el partido y sobre todo cotar el poco ritmo que pudiera tener en los instantes finales los racinguistas. Parralo no sabía ya qué hacer para poder cambiar el signo del partido tras dos cambios tácticos y en los últimos diez minutos iba a quemar las naves con 3-4-3.

Pero la tarde noche de hoy estaba de NO. El Racing no supo entender el final del encuentro. Y los verdiblancos llegaban al final del partido con una derrota que hace que el conjunto santanderino sea ya el colista de la categoría. Impotencia absoluta en las filas verdiblancas que ven cómo se complica en demasía su futuro en la Segunda División del Fútbol español.

Deportivo A Coruña: Dani Gómez; Salva, Montero, Somma, Mujald, Eneko Boveda; Gaku, Nolaskoain; Kone, Sabin Merino, Aketxe ( Colak Min 31), (Bergantiños M.66).

Racing: Luca Zidane; Aitor Buñuel, Alexis Ruano, Jordi Figueras, Abraham Minero; Sergio Ruiz, Mario Ortiz; Enzo Lombardo, Álvaro Cejudo, Karim Yoda; Jon Ander Pérez. (Papu M.60), (David Rodríguez M.70), (Vicente Gómez M.79).

Árbitro: Rubén Ávalos Barrera amonestó a los locales Somma kone Boveda, Sabin, doble amarilla Colak.

Incidencias: Jornada vigésima tercera de la LigaSmartbank celebrada en el Estadio Riazor con todo vendido.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad