lunes 09.12.2019
ENTREVISTA

“Tenemos que aprender mucho del fútbol inglés. Allí, se llenan todos los estadios, también los de Tercera División”

José Ángel Peláez afronta una nueva temporada al frente del fútbol cántabro. La Federación ha sufrido un importante proceso de remodelación desde que accediese al cargo junto a la actual junta directiva hace cuatro años.

El Presidente de la Federación Cántabra de Fútbol en su despacho
El Presidente de la Federación Cántabra de Fútbol en su despacho

José Ángel Peláez afronta una nueva temporada al frente del fútbol cántabro. La Federación ha sufrido un importante proceso de remodelación desde que accediese al cargo junto a la actual junta directiva hace cuatro años.

-¿En qué situación se encuentra actualmente el fútbol cántabro?

No se aleja demasiado de la que vive la sociedad. Hemos tenido que reinventar nuevas formas de financiación que implican más activamente al usuario, que son los jugadores bases. No es el sistema ideal, pero al acabarse las subvenciones y desaparecer las aportaciones que llegaban desde las empresas privadas hemos tenido que buscar soluciones. Cada vez vemos que las directivas están conformadas por gente más mayor, y que no existe una gran implicación por parte de los más jóvenes. Eso hace que sea más costoso. Nosotros queremos dar valor al fútbol, hacer que vaya hacia delante y no hacia atrás. Hemos implementado un sistema nuevo en el que todos los niños pagan lo mismo, jueguen donde jueguen, para evitar así desigualdades.

Tenemos 14.200 licencias censadas

-¿Por qué cree que existe menos implicación por parte de los jóvenes?

Ahora existe una multitud de deportes que antes no había. Además, se ha perdido el espíritu de los más jóvenes. No hay tantos niños jugando al fútbol porque están más con las consolas y los videojuegos. Es una pena ver como hay campos de Tercera División en los que sólo hay 30 o 40 personas.

-Recientemente se ha anunciado la firma de la renovación del convenio con el Igualatorio Médico, ¿qué supone esto para la Federación?

Nos da una estabilidad absoluta. Mantenemos una relación excelente. Es un sistema que se complementa perfectamente y con el que hemos comprobado que hay menos lesionados.

-¿Cuántas licencias hay actualmente en la región?

Tenemos 14.200 licencias censadas, de las que 10.280 pertenecen al fútbol base. Vemos como anualmente se incrementa el número de jugadores.

-¿Cómo se encuentra el fútbol base actual?

Se le ha dado de lado. Estamos trabajando con leyes antiguas, y no hay un exceso de protección para los menores. Sigue creciendo porque se trata del deporte rey, pero lo hace sin los apoyos que necesita.

¿Qué medidas se deben tomar para volver a acercar a la gente a los campos?

Tenemos que aprender mucho del fútbol inglés. Allí, se llenan todos los estadios, también los de Tercera División. El campo debe ser la piedra angular de todo. Por tradición, somos de un equipo grande y no del de nuestro pueblo, y a ello tampoco ayudan los horarios de Primera División que ahora ocupan todo el fin de semana.

¿Se apostará por el fútbol femenino?

En mi caso particular provengo del fútbol femenino. Cuando cogí el mando de la Federación había 21 licencias de campo y actualmente, junto al fútbol sala hay cerca de 700. Es un crecimiento espectacular en tres años. Desde la Federación vamos a seguir apostando por ello.

¿Qué balance hace de sus cuatro años en el cargo?

Han sido muy duros, sobre todo a nivel personal. Esto ha afectado a mis dos hijos y a mi mujer, porque me he enfrentado a más de 97 procedimientos judiciales y algunos de ellos penales. Gracias a que la justicia es” justa”, todos se han solucionado de manera positiva. Tú estás tranquilo, porque sabes que eres inocente, pero afecta mucho a tu entorno.

-¿Para el Racing de Santander es obligatorio ascender este año?

Desde luego es básico para poder hacer frente al convenio. Es muy difícil gestionar un club con una herencia tan complicado.

No puede ser que se deba 50 millones, habría que haberlo atajado antes​

-¿Los problemas del fútbol con Hacienda se solucionarán?

Las nuevas políticas de gestión han generado nuevas corrientes que han comenzado a solucionar el problema. Creo que lo único que se puede criticar es el hecho de que no deberíamos haber llegado a esta situación. No puede ser que se deba 50 millones, habría que haberlo atajado antes.

-¿Un deseo de cara al futuro?

Espero que antes de que acabe este mandato en 2020, la Federación esté como siempre la hemos soñado, con las cuentas saneadas. Espero que nos convirtamos en un referente que apuesta por la modernidad.

Comentarios