lunes 09.12.2019
BALONMANO

Los últimos quince minutos condenan al Liberbank Cantabria Sinfín

Fotografia de Carmelo Betolaza.
Fotografia de Carmelo Betolaza.

Cuarenta y cinco minutos de partido aguantó el Liberbank Cantabria Sinfín peleando de tú a tú con uno de los equipos llamados a estar arriba en la tabla de la presente ASOBAL. El BM. Logroño La Rioja tiró de banquillo para superar a un combativo cuadro santanderino, que cayó en suelo riojano por 30-24 y que lo hizo en el cuarto de hora final después de, incluso, varias fases del encuentro en las que llevó el control.

Empezando por el inicio del compromiso de la sexta jornada, en el que arrancó dominando el Liberbank Cantabria Sinfín ante una escuadra franjivina atascada en ataque. La defensa de los de Reñones fue un muro difícil de traspasar durante los primeros minutos, algo que no sucedió en área contraria, en la que Torriko y Zungri se movieron con facilidad de cara a portería, al igual que Valles desde los siete metros. Entre los tres firmaron las primeras ventajas visitantes, que llegaron a ser de 3-5 en el minuto 10 de juego.

Sin embargo, un par de imprecisiones de los cántabros dieron gas a los de casa, quienes para entonces ya habían ensamblado piezas y comenzaron a encarar con garantías la meta de Mijuskovic. Con varias acciones repartidas entre Sánchez-Migallón, Balenciaga y Hackbarth, los del BM. Logroño La Rioja arrebataron a los cántabros el bastón de mando y lo mantuvieron hasta casi el final de la primera parte, aunque no con demasiada confianza, pues los santanderinos siguieron acechantes en el marcador.

Fue gracias a las ejecuciones de Valles y Pla, así como a varias intervenciones del guardameta montenegrino, que apareció en momentos clave para impedir que los logroñeses tomasen carrerilla en el partido. Incluso, el Liberbank Cantabria Sinfín llegó a igualar de nuevo la contienda aprovechando una situación de doble superioridad numérica en pista, tras la exclusión de Sánchez-Migallón y Ceretta, y fue el propio Mijuskovic quien colocó el 13-13 con el que se alcanzó el descanso, con otro gol de portería a portería por segunda jornada consecutiva.

Idéntico arranque de este segundo periodo, con un Liberbank Cantabria Sinfín más enchufado y con un plus en ataque, lo que le permitió volver a tomar las riendas del choque. Barco y Zungri fueron los encargados de subir al marcador esta nueva renta visitante, facilitada también por las paradas de Mijuskovic.

En cuanto la defensa franjivina cerró filas, los cántabros volvieron a encontrar serios problemas para marcar, sobre todo con Hernández echando el cerrojo a la meta local. Así, giraron las tornas de nuevo y los del BM. Logroño La Rioja no solo empezaron a distanciarse, sino que jugaron cómodamente hasta el final del encuentro.

El juego con Garciandía y Balenciaga terminó por machacar al Liberbank Cantabria Sinfín, que aguantó el tipo durante cuarenta y cinco minutos ante uno de los equipos más potentes de la liga, momento a partir del cual vio esfumarse sus opciones de llevarse algo positivo del Palacio de los Deportes de La Rioja. Barco, que se quedó a un solo tanto del centenar de goles en la ASOBAL, y Torriko pusieron los últimos para los suyos, con los que se llegó al definitivo 30-24 favorable a los riojanos.

BM. LOGROÑO LA RIOJA – 30

Pérez (p), Hernández (p), Sánchez-Migallón (4), Dapirán (3), Balenciaga (5), Kusan, J. Scott, Ligetvari (1), Ceretta, Moreira (2), Kukic (2), Ortiz, E. Cadarso, D. Cadarso (1), Garciandía (8), Hackbarth (4). 

LIBERBANK CANTABRIA SINFÍN – 24

Mijuskovic (p, 1), Rosa (p), Diego (1), Pla (1), Barco (3), Torriko (6), Postigo (2), Lastra (1), Basualdo, Leo, Zungri (3), Silva, Lon, Valles (5), Iglesias, Dimitrievski (1).

PARCIALES

1-2, 3-5, 8-6, 9-8, 12-11, 13-13 (descanso). 16-17, 19-18, 21-20, 25-21, 28-22, 30-24 (final).

ÁRBITROS 

Macías de Paz y Ruiz Vergara. Excluyeron a Diego y Zungri (2) por el Liberbank Cantabria Sinfín, y a Sánchez-Migallón y Ceretta por el BM. Logroño La Rioja.

INCIDENCIAS

Partido de la sexta jornada de la Liga ASOBAL, celebrado en el Palacio de los Deportes de La Rioja ante unos 1.000 espectadores.

Comentarios