jueves 21.11.2019
ECONOMÍA

El bipartito duplica el objetivo de déficit y sitúa la necesidad de financiación en 184 millones de euros

Cantabria se sitúa en el 1,47%, el cuarto mayor porcentaje entre las seis autonomías que no han cumplido el objetivo.

PRC y PSOE mantienen su proyecto de cambio de modelo productivo basado en una mayor industrialización, pero la situación económica de la región no mejora.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el consejero de Economía y Hacienda, Juan José Sota
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el consejero de Economía y Hacienda, Juan José Sota

El pasado 30 de noviembre, en sede parlamentaria, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, reconocía que la Comunidad Autónoma no iba a cumplir el objetivo de déficit en 2016. En aquella intervención atribuyó el desfase en el gasto al medicamento Sovaldi, el gasto farmacéutico de recetas y el pago del 1% de la paga extraordinaria. En aquel entonces el déficit se situaba en el entorno del 1,2% del PIB. Ahora, y una vez finalizado el pasado año, el Ministerio de Hacienda ha revelado que Cantabria no solo no ha cumplido el objetivo del 0,7%, sino que ha seguido creciendo hasta situarse en más del doble, concretamente en el 1,47%.

De este modo, el porcentaje de Cantabria es el cuarto mayor por comunidades, por detrás de Murcia (1,7%), Extremadura (1,61%) y Comunidad Valenciana (1,53%).

A esto se suman las necesidades de financiación. El bipartito PRC-PSOE, según el ministro Cristóbal Montoro, requiere de 184 millones de euros al cierre de 2016, lo que supone haber reducido la cantidad en 11 millones respecto al año anterior. A este respecto, Cantabria ha rebajado su deuda de forma mucho más lenta que en el conjunto de comunidades.

El ministro ha admitido que "parte" de la explicación de lo ocurrido con esas seis comunidades es su peor situación en el sistema de financiación autonómica

El ministro ha admitido que "parte" de la explicación de lo ocurrido con esas seis comunidades es su peor situación en el sistema de financiación autonómica, que está en revisión, y "no es casualidad que haya esas diferencias", pero ha defendido en cualquier caso el esfuerzo de reducción de todas ellas dado el punto del que partían. Un esfuerzo que el bipartito ha querido que pase por una reindustrialización de la Comunidad, cuya situación económica no parece mejorar.

Ley de Estabilidad

Montoro ha defendido el esfuerzo de las autonomías para reducir el déficit en los últimos años y ha alabado que han dedicado los recursos de los que dispusieron el año pasado para reducir los números rojos.

Pero también ha subrayado la importancia de que se mantengan las limitaciones legales al gasto, la Ley de Estabilidad, porque obliga a gobiernos locales y autonómicos que, por su ideología, tendrían otra política, ha dicho.

"Hay ayuntamientos de Podemos que tienen superávit porque lo exige la ley, si fuera por ellos no lo harían. Pero están en España con esas leyes vigentes, por eso es importante no cambiar las políticas ni la legislación", ha dicho.

Nuevos presupuestos

El ministro ha asegurado que los buenos datos de 2016 dejan el escenario en "mejor situación" para negociar el nuevo sistema de financiación autonómica, que llevan adelante un grupo de expertos elegidos por las comunidades y el Gobierno.

Montoro no ha querido hablar de esta cuestión y tampoco ha ido más allá sobre reclamaciones autonómicas como la quita de la deuda de las CCAA con el Estado, a través de instrumentos como el Fondo de Liquidez Autonómica.

Ha explicado que el marco para hablar de esta cuestión será precisamente el sistema de financiación, pero ha admitido que es "una opción más" de las que se estudian.

El ministro ha dicho también que este año puede haber nuevos recursos para las autonomías, que las incumplidoras no tendrán que limitarse a reducir gasto para poder estar dentro del objetivo de déficit, pero ha avisado que todo depende de que se aprueben los Presupuestos del Estado.

"¿Qué pasa si no se aprueban? Pues que no tenemos habilitados los nuevos recursos para las comunidades, tendríamos que plantearnos el siguiente dilema", ha advertido.

Crecimiento

Por otro lado, y según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), Cantabria creció un 2,3% en 2016, casi un punto menos que la media nacional (+3,2%).

De hecho, Cantabria fue la cuarta comunidad en que menos se incrementó el Producto Interior Bruto (PIB) el año pasado, solo por delante de los de La Rioja (1,55), Asturias (1,9%) y Extremadura (2%).

En esta línea, el PIB per cápita de Cantabria se situó en 21.553 euros, 2.417 euros por debajo de la del conjunto estatal (23.970 euros). Si bien en este caso, ocupa el medio de la tabla, con ocho comunidades con un PIB per cápita por encima, encabezadas por Madrid (32.723 euros), y ocho por debajo, con Extremadura (16.369 euros) cerrando la clasificación.

Además, en términos relativos, el PIB por habitante de Cantabria fue un 10,1% inferior a la media nacional. De entre las diez comunidades con un crecimiento relativo por habitante por debajo del conjunto del país, Castilla y León fue la más moderada, con un -5,5%, seguida de Cantabria.