martes 17.09.2019
EMPLEO

Cantabria solo pagará 700 de las más de 3.000 solicitudes presentadas para convertir contratos precarios en indefinidos

Corresponden a las presentadas entre el 26 de mayo y el 29 de junio. Las empresas perciben esas ayudas en un periodo superior a los nueve meses de media.

La Consejería de Economía, Hacienda y Empleo solo ha aprobado 700 solicitudes
La Consejería de Economía, Hacienda y Empleo solo ha aprobado 700 solicitudes

El Gobierno de Cantabria ha anunciado por activa y por pasiva su compromiso con la creación de empleo. La innovación, el fomento de la industria y los planes de empleo son algunas de las iniciativas que más se han explicado. Pero una de las partidas que ha pasado más desapercibida es la referida a la subvención del fomento de contratación indefinida, que bonifica a las empresas una serie de costes por incorporar a su plantilla nuevos trabajadores de forma estable. Según publica la Dirección General de Trabajo (DGT), en 2015 solo se abonarán 700 solicitudes de las más de 3.000 presentadas en el presente ejercicio, un 23% del total.

Sin embargo, fuentes consultadas por este diario han señalado que dichas cantidades no se abonarán hasta finales de diciembre de este 2015, lo que supone una moratoria de más de 8 meses, con lo que “las subvenciones pierden su objetivo” de “fomentar la contratación”. A esto se suman las trabas de la administración para poder acceder a dichas subvenciones, exigiendo numerosos documentos que impiden a muchos profesionales acceder a las cuantías.

Muchos de los empresarios que contrataron un trabajador y solicitaron la ayuda en esas fechas no solo no han recibido la subvención después de varios meses de espera, sino que son emplazados a cumplimentar nueva documentación que subsane posibles deficiencias si quieren acceder a la ayuda a la contratación.

Nueve meses en los que el empresario ha hecho frente a los gastos sociales sin contar con la ayuda comprometida por decreto

En este sentido, el pasado 30 de octubre se emitió el requerimiento de subsanación de solicitudes y/o aportación de documentación, que pedía a los solicitantes una documentación complementaria para poder completar el expediente de solicitud, permitiendo un plazo de 10 días hábiles para presentarla. Según se detalla, el requerimiento solo afecta a las solicitudes recogidas entre los días 26 de mayo y 29 de junio de 2015.

La Consejería de Economía, Hacienda y Empleo contempla unos plazos amplios para la resolución y abono de las ayudas. Así las denegadas por agotamiento y correspondientes a 2014, convocadas con la Orden HAC/6/2015 en febrero, tienen un plazo de resolución de ocho meses, a los que se suman otros tres como mínimo para el correspondiente pago. En total, once meses que se añaden a los ya perdidos de 2014, con lo que el tiempo de espera se incrementa hasta más de 18 meses.

Por otro lado, para el Decreto 29/2015, que convocaba las ayudas en mayo, se prevé un plazo de tramitación de seis meses, alargando el pago hasta los nueve meses de media desde la contratación del trabajador de forma indefinida. Nueve meses en los que el empresario ha hecho frente a los gastos sociales sin contar con la ayuda comprometida por decreto por el propio Ejecutivo. Y eso si no se ve afectado por el agotamiento del crédito, como ocurrió en el año 2014.

Todo ello indica que el compromiso del Gobierno de Cantabria con la contratación indefinida es únicamente de medio año, concretamente hasta ese mes de junio que señala el requerimiento. La falta de una nueva convocatoria por parte del Ejecutivo obliga a aquellos empresarios que se vean en la necesidad de contratar más personal, pero que carezcan del capital suficiente, a contratar por otras vías como la temporalidad.

La cuantía presupuestada para 2015 que contempla el Gobierno es de casi 11 millones de euros, de los que 6.400.000 euros son para las solicitudes de este año, tal y como se recoge en un decreto publicado en mayo. El resto, otros 4.550.000 euros, son destinados a las que resultaron denegadas por agotamiento del crédito presupuestario en 2014.

Resto de solicitudes

Pero la pregunta que se plantea es qué ocurre con el resto de solicitudes que no han sido atendidas en 2015, más de 2.300. Según declaraciones de la Consejería de Economía y Hacienda realizadas a eldiariocantabria.es, “seguirán el procedimiento establecido” por el decreto abierto.

Tomando como referencia lo ocurrido con las denegadas por agotamiento de 2014, muchas empresas que hayan contratado trabajadores en 2015 a partir del 30 de junio y que hayan solicitado la ayuda no la cobrarán hasta finales de 2016, y así sucesivamente. De hecho, la propia Consejería ha reconocido que las subvenciones para el próximo año se tramitarán de igual forma “hasta que el Servicio Cántabro de Empleo publique la nueva convocatoria”, que está previsto cuente con 6.700.000 euros, 300.000 más que en 2015.

Decreto abierto

El pago de las solicitudes para el fomento de la contratación indefinida de este 2015 es “con cargo al Fondo Social Europeo”, cuya única condición es que una empresa no puede recibir más de 200.000 euros en subvenciones. Este nuevo origen de las partidas económicas, llamado decreto abierto, “permite que haya dinero constante”, por lo que el periodo de subvención es anual y “solo hay que solicitarlo con un mes de antelación”.

Muchas empresas que hayan contratado trabajadores en 2015 a partir del 30 de junio y que hayan solicitado la ayuda no cobrarán dicha ayuda hasta finales de 2016

Evidentemente, el Gobierno debe supervisar cada uno de los pagos que realice a la empresa. Esta forma de subvencionar la contratación indefinida ha cambiado sustancialmente en poco menos de un año. En 2014, los 5 millones de euros destinados a fomentar estas contrataciones fueron “con cargo a los Presupuestos Generales de Cantabria”.

Al no existir, el Gobierno tiene ahora libertad para pagar en el plazo que considere oportuno en función de las necesidades y posibilidades económicas de la administración. Así, en el caso de las solicitudes del presente ejercicio, el plazo se ha alargado hasta los 8 meses; en el caso de las ayudas denegadas por agotamiento en 2014, cuyo plazo se amplió en febrero de 2015, más de 18 meses.

Comentarios