jueves 19.09.2019
TRIBUNALES

Condenan a Wizink Bank a devolver 2.600 euros a un cliente por "usura" en una tarjeta de crédito con un interés "abusivo" del 26,9%

Sede de Wizink Bank
Sede de Wizink Bank

El Juzgado de Primera Instancia número 6 de Santander ha condenado a Wizink Bank a devolver 2.600 euros cobrados de más a un cliente de Cantabria por "usura" en una tarjeta 'revolving' -de crédito, que permite aplazar el pago de compras-, y que tenía un interés del 26,9%, 18 puntos más de lo establecido. En la sentencia, la magistrada estima íntegramente la demanda interpuesta y declara nulo el contrato suscrito en marzo de 2007 con City Bank (después Bancopopular-e y ahora Wizink Bank), al entender como "abusivo" el interés pactado, y ordena a devolver el montante que excede de la cantidad prestada.

Tras la reclamación, hecha a través de la plataforma www.reclamapormi.com, la titular del juzgado declaró el pasado mes de mayo la nulidad del contrato pues en el momento de suscribirse -hace doce años- el interés medio de los préstamos al consumo era del 8,71% por lo que el aplicado en la tarjeta en cuestión -26,9%- es "notablemente superior al normal del dinero" e infringe la Ley de Represión de la Usura.

"El interés fijado y aplicado es, a todas luces usurario, siendo indiferente que fuera éste el interés habitual fijado por la demandada en este tipo de créditos", señala el fallo, que alude a la doctrina del Tribunal Supremo según la cual si la equiparación no puede hacerse con el interés legal tampoco puede referirse al interés habitual. "La habitualidad o reiteración en la aplicación de un tipo de interés desproporcionado no elimina el carácter usurario que pudiera atribuirse al interés nominal fijado en el caso concreto, en cuanto la reiteración no convierte en razonable y normal prácticas que por si son reprobables", recoge el texto del juzgado de Santander.

Así, Wizink deberá devolver todos los importes abonados por el cliente al margen de la cantidad financiada, lo que suma cerca de 2.600 euros en concepto de intereses y comisiones, según la sentencia, que no es firme ya que cabe recurso de apelación en el plazo de 20 días. El cliente demandó a la entidad financiera al comprobar que la deuda por el préstamo no dejaba de crecer pese a no utilizar la tarjeta desde hace años.

Comentarios