jueves 09.07.2020
ECONOMÍA

La deuda regional “se ha disparado” por los ajustes y la gestión del PP

Revilla ha recordado que cuando abandonó el Gobierno el endeudamiento era de 1.200 millones “y ahora hay 2.700”.

El Gobierno reconoce que el dato es “muy elevado”, pero “no está descontrolado”.

El PP asegura que se debe a la “nefasta gestión” del regionalista.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, durante su intervención en el Parlamento
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, durante su intervención en el Parlamento

El presidente de Cantabria, el regionalista Miguel Ángel Revilla, ha afirmado hoy que la deuda regional "se ha disparado" en los últimos años por los ajustes y la gestión del Gobierno del Partido Popular, además de que es necesario que el Ejecutivo actual atienda los servicios básicos.

"Por esa vía de los ajustes, esa deuda se ha disparado en los últimos años con la gestión del Gobierno 'popular'", ha manifestado el presidente al ser preguntado, durante la procesión de San Cipriano en Cartes, por el máximo histórico que ha alcanzado la deuda de Cantabria en el segundo trimestre del año, 2.788 millones de euros.

"Cuando yo me fui en 2011 había 1.200 millones y ahora hay 2.700. Claro, hay que atender los servicios básicos", ha considerado igualmente.

El jefe del Ejecutivo ha reiterado que las autonomías representan el 40% del gasto del Estado, y son competencia suya la sanidad y la educación, "que es lo gordo", así como la atención a la dependencia, y la Renta Social Básica, que sumadas, "nos lleva el 85% del presupuesto" regional.

"¿Vamos a recortar en dar medicinas a la gente? ¿en dar maestros a la gente? ¿en atender a las personas que tienen problemas?", ha preguntado Revilla, que se ha mostrado contrario a esta posibilidad.

"¿Vamos a recortar en dar medicinas a la gente? ¿en dar maestros a la gente? ¿en atender a las personas que tienen problemas?", ha preguntado Revilla

En su opinión, es necesario "dar un giro" a la manera de financiar el Estado de Bienestar, lo que se deberá plantear al nuevo Gobierno de España, porque "atender en lo básico" a la población "no puede tener ningún tipo de recorte".

"Eso es lo que estamos clamando las comunidades autónomas y esperando a que haya Gobierno, porque sin él no tenemos interlocutor en Madrid; solamente te mandan oficios que no te dan adelanto del dinero que tienes que gastar".

Con todo, Revilla ha defendido que el Gobierno de Cantabria, "en medio de las penurias y las dificultades", está cumpliendo lo que prometió, es decir, "ni un recorte en educación ni un recorte en sanidad, ni en dependencia, ni (para) el que no tiene nada, que tenga un mínimo para poder subsistir. Eso lo estamos cumpliendo e incluso incrementándolo", ha asegurado el presidente.

No está descontrolado

Por su parte, el Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) ha reconocido que el endeudamiento de la comunidad, que ha ascendido a 2.788 millones en el segundo trimestre, es "muy elevado" pero ha asegurado que no está "descontrolado" y ha subrayado que el PP se marchó en 2015 del Ejecutivo situándolo ya en la entonces cifra "récord" de 2.677 tras incrementarlo en 1.384 millones en cuatro años.

En un comunicado, ha señalado que, a finales de 2011, la deuda de Cantabria se situó en 1.293 millones y cuatro años después, al acabar 2015, era de 2.677. El PP gobernó entre los veranos de 2011 a 2015.

A pesar del incremento experimentado, desde la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo se afirma que el endeudamiento de Cantabria "difícilmente puede estar descontrolado" y recuerda que, al igual que el resto de las comunidades autónomas acogidas al Fondo de Financiación Autonómica (FLA), "está sometida al criterio del Gobierno de España, que es quien autoriza el nivel de endeudamiento de cada comunidad".

El Gobierno insiste en que uno los objetivos de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo sigue siendo reestructurar esta "elevada deuda"

Al margen de ello, el Gobierno insiste en que uno los objetivos de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo sigue siendo reestructurar esta "elevada deuda", "especialmente la que está en manos de entidades financieras privadas".

En este sentido, la Consejería señala que en la actualidad se trabaja en conseguir que el Gobierno de España autorice a Cantabria a reestructurar la parte de la deuda que tiene con distintas entidades financieras privadas.

Ha explicado que esas deudas se contrataron en el pasado a tipos de interés muy elevados, en algún caso superiores al 7 por ciento, y ha señalado que con la reestructuración que se pretende se busca aprovechar las actuales condiciones de los mercados financieros, con tipos de interés bajos, lo que permitiría* ahorrar a las arcas públicas de Cantabria en el pago de intereses.

También, según ha apuntado el Gobierno, se pretende renegociar plazos para "aligerar el volumen de los próximos vencimientos de dicha deuda".

Y es que, según criterio de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo cántabra, "no es lógico" que Cantabria pague por una parte importante de su deuda tipos de interés del año 2012 cuando hoy éstos han caído a mínimos históricos.

Nefasta gestión

El expresidente de Cantabria y líder de los 'populares' cántabros, Ignacio Diego, ha asegurado que "dos terceras partes" de la deuda regional, que alcanzó en el segundo trimestre su máximo histórico al llegar a los 2.788 millones, "se debe" a la "nefasta" gestión como presidente de Revilla, al que ha acusado de intentar "echar balones" fuera.

Así ha respondido Diego a Revilla, achacando el dato a los "crecientes déficits" acumulados por el Ejecutivo PRC-PSOE liderado por Revilla y a la "regularización de sus chapuzas".

Diego ha argumentado que en 2010 y 2011 el bipartito PRC-PSOE incrementó la deuda "en casi 500 millones cada año"

Diego ha argumentado que en 2010 y 2011 el bipartito PRC-PSOE incrementó la deuda "en casi 500 millones cada año", mil millones a los que habría que añadir lo contabilizado desde 2008.

También ha apuntado a que el aumento de la deuda durante 2012 se debió a la "necesidad de regularizar las chapuzas" que, según ha dicho, les "dejaron en herencia" socialistas y regionalistas.

Entre estas "chapuzas", ha vuelto a citar las denominadas "facturas en los cajones" dejadas, según dice, por el anterior bipartito regional y a otras actuaciones -ha dicho- "que no se pueden imputar al periodo de gobierno del PP".

Diego ha apuntado que a los 326 millones que hubo que dedicar a pagar esos compromisos, hay que añadir los 200 millones de la denominada "financiación estructurada" de los socialistas; lo correspondiente a los "planes de choque" de la Consejería de Obras Públicas gestionada por regionalistas, y 90 millones del ICAF que dejó de ser considerado por el Banco de España en 2010 como una entidad financiera y por tanto la deuda se atribuyó a la comunidad autónoma.

Como prueba de que el incremento de la deuda se debe a las "chapuzas" del anterior bipartito regional, Diego ha argumentado que entre los años 2011 y 2012 la deuda creció en unos 800 millones, mientras que el déficit lo hizo en 200.

Esta diferencia de cifras responde, según Diego, a que "hubo que tapar los agujeros" dejados en "herencia" por regionalistas y socialistas".

Además, Diego ha acusado al Gobierno PRC-PSOE de haber "vuelto a las andadas" y, como argumento, ha aludido a que la deuda contabilizada a finales de julio ha subido hasta los 2.845 millones de euros.

"En solo un año de gestión de regionalistas y socialistas, de julio de 2015 a julio de 2016, han generado un incremento de casi 200 millones de euros", ha censurado.

Comentarios