jueves 19.09.2019
ECONOMÍA

La hipoteca sale más barata que el alquiler, pero ¿te la puedes permitir?

Mucha gente no puede permitirse una hipoteca aunque sea mejor que un alquiler
Mucha gente no puede permitirse una hipoteca aunque sea mejor que un alquiler

Vuelve a ponerse de moda la frase precrisis “alquilar es tirar el dinero”. Los altos precios de los arrendamientos han animado a muchos españoles a pedir financiación para comprarse una casa, pues ahora mismo sale más barato pagar las cuotas de una hipoteca que hacer frente a la renta de un alquiler. Sin embargo, desde el comparador financiero HelpMyCash.com advierten de que no todo el mundo puede permitirse adquirir una vivienda, pues para ser propietario hay que reunir ciertas condiciones de solvencia.

SIN AHORROS NO HAY HIPOTECA

Una minoría privilegiada se puede permitir comprar una casa al contado, pero el resto de los mortales tiene que pedirse una hipoteca para financiar la operación. Por norma general, los préstamos que otorga la banca para tal fin cubren un máximo del 80% del valor de tasación o compraventa del inmueble, por lo que es imprescindible tener ahorrado el 20% restante para obtener la aprobación.

Además, escriturar e inscribir la hipoteca y la nueva propiedad también tiene un coste; en concreto, entre un 10% y un 15% del valor de la vivienda. En consecuencia, también es necesario disponer de los ahorros suficientes para abonar los correspondientes gastos de notaría, registro, tasación y gestoría, además de los impuestos (IVA o ITP e IAJD). 

CUIDADO CON LAS VARIACIONES DEL EURÍBOR

También es importante prestar atención a la evolución del euríbor. Las hipotecas más baratas ahora mismo son a tipo variable y están referenciadas a este índice, que cotiza actualmente en números negativos (-0,19 % en abril). Pero su valor podría subir, así que antes de firmar el préstamo se tiene que calcular si se podría hacer frente a las cuotas en el caso de que se produjera ese aumento. 

Veamos, por ejemplo, cómo cambiarían las cuotas de la Hipoteca Santander (al 0,99% el primer año y a euríbor más 0,99% después) si el préstamo fuera de 100.000 euros a 25 años. Con el euríbor actual, pagaríamos unas mensualidades de 368,21 euros a partir del segundo año (376,42 euros el primer año). Sin embargo, si este índice subiera hasta el 1%, las cuotas se incrementarían hasta los 421,53 euros.

Como queda ilustrado, una subida del índice de referencia puede encarecer notablemente las cuotas de la hipoteca. Por ello, desde el comparador HelpMyCash.com recomiendan calcular cuánto se pagaría en varios escenarios del euríbor y comprobar si se podría hacer frente a las mensualidades con un máximo del 35% de los ingresos netos, que es lo que el Banco de España recomienda dedicar como mucho al pago de las deudas financieras. 

ES ACONSEJABLE COMPARAR VARIAS HIPOTECAS

Asimismo, desde HelpMyCash.com aconsejan consultar las condiciones de más de una hipoteca para poder comparar las ofertas de varios bancos. Aunque los préstamos hipotecarios actuales tengan un interés bajo, muchas entidades cobran comisiones o exigen contratar muchos productos vinculados, por lo que es importante fijarse en todos los puntos de la letra pequeña para no acabar pagando de más.

Al comparar ofertas es fácil darse cuenta de que el interés no lo es todo. Por ejemplo, la Hipoteca Naranja de ING (1,99 % el primer año y a euríbor más 0,99% después) tiene un tipo algo más alto que el de la Hipoteca Mari Carmen de Abanca (1,45% el primer año y a euríbor más 0,99% después). Sin embargo, el préstamo del banco online no tiene comisiones y solo exige contratar tres productos (nómina, seguro de hogar y seguro de vida), mientras que el de la entidad gallega tiene comisión de apertura y cuatro servicios vinculados (nómina, seguro de vida y hogar y tarjeta de crédito).