domingo 20.10.2019
ECONOMÍA

Los juzgados de cláusulas abusivas, totalmente colapsados en su primer aniversario

Entre los meses de julio y diciembre de 2017 se presentaron 138.156 demandas cláusulas abusivas
Entre los meses de julio y diciembre de 2017 se presentaron 138.156 demandas cláusulas abusivas

El 1 de junio de 2017 entraban en funcionamiento los conocidos juzgados de cláusulas abusivas, unos tribunales que, desde ese momento, pasaban a tratar de manera exclusiva los casos de condiciones potencialmente abusivas que se incluían en las hipotecas. El objetivo, era que estos temas no saturaran la justicia ordinaria, así como agilizar su resolución, ante el importante número de demandas que se esperaba que se presentaran. Sin embargo, la realidad es que un año después estos juzgados están totalmente saturados,tal y como señalan desde el comparador financiero HelpMyCash.com, que ha elaborado una guía gratuita con las 7 cláusulas abusivas que podría tener tu hipoteca.

EN LOS PRIMEROS SEIS MESES APENAS SE RESOLVIERON UN 6,75% DE LOS CASOS

El colapso de los juzgados especializados en cláusulas abusivas no es nada nuevo. De hecho, según el último informe del Consejo General del Poder Judicial publicado el pasado mes de marzo, entre los meses de julio y diciembre de 2017 (en junio no se recogieron datos) se presentaron 138.156 demandas.

Sin duda una gran cantidad a la que, rápidamente, se vio que no se podría hacer frente: en el mismo periodo de tiempo apenas se resolvieron 9.326 casos, un 6,75% del total. Como consecuencia, en el mes de enero se decidió reforzar estos tribunales con casi medio centenar de jueces más y un nuevo juzgado, el de Fuerteventura, que vino a reforzar el de Las Palmas de Gran Canaria, dadas las particularidades geográficas de la provincia. De hecho, cabe recordar que solo hay un juzgado por cada demarcación, con excepción de la citada y de Menorca, que tiene un tribunal especializado en Ciudadela y otro en Mahón.

Entre los meses de julio y diciembre de 2017 se presentaron 138.156 demandas

Sin embargo, esta medida también parece ineficiente, y son muchos los profesionales del sector judicial (además de las asociaciones de usuarios) los que han denunciado públicamente la situación que se vive en estos tribunales.

Cabe señalar como excepción el caso del tribunal de cláusulas abusivas de Asturias, el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Oviedo, que acaba de recibir el premio Calidad de la Justicia en la modalidad de Justicia más eficaz otorgado por el Consejo General del Poder Judicial: el motivo, entre los meses de julio y diciembre de 2017, este juzgado resolvió más del 30% de los 3.287 casos recibidos, una cifra muy superior a la media.

Aunque no se conocen los datos actualizados, desde HelpMyCash.com recuerdan que se han seguido presentando demandas durante estos meses, por lo que se espera que la tasa de resolución no sea mucho mayor que la vista en el primer periodo de este plan. De hecho, esta segunda fase, que se inició con el refuerzo comentado anteriormente, acabará a finales de este mes de junio, tras lo cual habrá que ver si se toma la decisión de continuar con estos juzgados o se toma alguna de las alternativas que demandan las voces críticas.

SUELO, GASTOS… Y MUCHAS OTRAS CLÁUSULAS POTENCIALMENTE ABUSIVAS

Los gastos de hipoteca son el actual campo de batalla entre los clientes y la banca

Uno de los motivos que han llevado al bloqueo de los juzgados especializados es el gran número de cuestiones que tratan. Y es que aunque en un principio se crearon para canalizar las denuncias por cláusulas suelo, después de que la justicia europea reconociera la retroactividad total y que la vía extrajudicial impulsada por el Gobierno se mostrara insuficiente, finalmente han acabado tratando cualquier tema relacionado con cláusulas abusivas o potencialmente abusivas.

Entre ellos destacan, además del propio suelo, los gastos de hipoteca, que son el actual campo de batalla entre los clientes y la banca, que durante mucho tiempo cargó a los hipotecados todo el coste de formalizar el contrato de la hipoteca, pese a ser parte interesada, tal y como sentenció el Tribunal Supremo en diciembre de 2015.

De hecho, las sentencias sobre este tema aún siguen de plena actualidad y hace pocos meses el Alto Tribunal determinaba que el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD) corría a cargo del cliente. Un fallo que no gustó a las asociaciones de usuarios, que están haciendo presión para que este tema acabe en Europa, tal y como consiguieron hace poco tiempo con el IRPH, del que aún se espera sentencia y cuyos casos también se tratan en estos tribunales, así como los de hipotecas multidivisa, intereses de demora, vencimiento anticipado o comisión de apertura, entre otros.

Así pues, independientemente de si estos juzgados siguen o desaparecen y los casos pasan a la justicia ordinaria, lo que parece claro es que la guerra entre la banca y los usuarios seguirá aún muy activa y con varios frentes abiertos.