sábado 21.09.2019
CONSUMIDORES

Ryanair y Wizz Air comienzan a cobrar por el equipaje de mano este festivo de Todos los Santos

Las compañías, que operan vuelos que conectan Santander con diversos destinos nacionales e internacionales, aseguran que es para reducir los retrasos de sus vuelos. El coste de la maleta de hasta 10 kilos será de entre seis y diez euros.

Ryanair empieza a cobrar por las maletas de cabina
Ryanair empieza a cobrar por las maletas de cabina

Ryanair empieza a partir de hoy, 1 de noviembre y día de Todos los Santos, a cobrar el equipaje de mano de hasta diez kilos, que hasta ahora era gratuito, y tendrá un coste de entre seis y diez euros. La nueva política de la aerolínea permite a los pasajeros llevar una "pequeña bolsa personal" a bordo, que podrán colocar bajo el asiento de delante, pero solo los clientes que adquieran su billete como 'priority' podrán transportar también una maleta de hasta diez kilos.

Los viajeros que no pertenezcan a clase 'priority' podrán facturar su maleta de diez kilos por ocho euros en el momento de la reserva, que serán depositadas en la bodega del avión. Según la aerolínea, esta nueva medida está motivada por los retrasos que sufrían sus aviones al tramitar el equipaje y, además, porque algunos clientes llevaban maletas de un tamaño superior al permitido.

Esta norma será aplicada para todos los clientes a partir del 1 de noviembre, incluidos los que ya hayan gestionado sus reservas, que podrán unirse a 'priority' por ocho euros o facturar la maleta por diez euros.

WIZZ AIR

Idéntica medida, y por idénticos motivos, ha tomado la aerolínea 'low cost' Wizz Air, que tiene entre sus conexiones en España una entre el aeropuerto 'Seve Ballesteros'-Santander y Varsovia (Polonia). La compañía permitirá a partir de este 1 de noviembre que todos los pasajeros vuelen con un bulto de 40x30x20 centímetros de dimensión, mientras tendrán que pagar por cualquier otro equipaje adicional que será facturado.

La aerolínea, al igual que hizo Ryanair cuando tomó la misma medida, ha explicado que se trata de una decisión que pretende evitar los retrasos que se producen por equipaje en los vuelos y, además, para ofrecer a los clientes la posibilidad de "elegir los productos que mejor se adapten" a sus necesidades. Así, la maleta de diez kilos, que hasta ahora había sido gratuita, pasará a tener un coste de facturación desde los 7 euros, a excepción del caso de los clientes que adquirieran el billete 'Wizz Priority', que podrán llevarlo de manera gratuita.

Los pasajeros que realizaron la reserva con anterioridad al 10 de octubre y para volar a partir del 1 de noviembre mantendrán la gratuidad de su equipaje, mientras que las que se realizaron a partir de entonces estarán reguladas bajo esta nueva política.

Comentarios