Sábado 18.08.2018
ECONOMÍA

Siguen aumentando las renuncias a herencias en España

Más de una de cada diez herencias son rechazadas en nuestro país
Más de una de cada diez herencias son rechazadas en nuestro país

A falta de conocer los datos del último trimestre del año pasado, el número de españoles que ha renunciado al legado de sus seres queridos ha seguido creciendo, con un aumento que ya se cifra en un 250% desde el 2007. El alto coste que supone aceptar una herencia hace imposible heredar los bienes de un fallecido para cada vez más familias españolas.

A pesar de que el crecimiento de las renuncias se inició a la vez que la última crisis económica, esta tendencia no ha hecho sino subir en los últimos años. Según las estadísticas del Colegio General del Notariado, más de una de cada diez herencias son rechazadas en nuestro país por no poder hacer frente al impuesto de sucesiones, que se ha vuelto el enemigo número uno para muchas organizaciones autonómicas como la andaluza Stop Impuesto de Sucesiones. Esta asociación ya ha conseguido que la Junta de Andalucía otorgue bonificaciones para ayudar a los herederos.

FINANCIAR EL PAGO DEL IMPUESTO ES POSIBLE, AUNQUE NO DE MANERA OFICIAL

Una de las principales quejas que transmite Juan Carlos Valverde, presidente de la organización andaluza, es la imposibilidad de retrasar ni fraccionar el pago de este impuesto. Más allá del coste que supone este gravamen, la obligatoriedad de tener que afrontarlo en un solo pago hizo inaccesible este trámite para los más de 40.000 herederos que se estima que rechazaron su herencia el año pasado.

Podemos contar con una opción no muy conocida: recurrir a un préstamo con garantía hipotecaria

Desde el comparador financiero HelpMyCash.com nos informan de la opción de solicitar un crédito a nuestro banco o a una entidad financiera de capital privado para afrontar el impuesto de sucesiones. De este modo, podremos recibir los bienes heredados e ir devolviendo el capital prestado en cuotas mensuales. De hecho, esta era una práctica ya recurrida con anterioridad a la crisis de 2008, aunque, con el cierre del grifo del crédito en ese año debido a la recesión económica, se dio el primer repunte de la cifra de rechazos de herencias.

LOS PRÉSTAMOS CON GARANTÍA HIPOTECARIA PUEDEN SALVAR LA CASA DE NUESTROS PADRES

Si el legado de nuestros seres queridos, además, está formado por uno o varios bienes inmuebles y poco patrimonio líquido, nos será aún más difícil encontrar el dinero que nos permita asumir el pago del impuesto. Sin embargo, hoy podemos contar con una opción no muy conocida entre los españoles: recurrir a un préstamo con garantía hipotecaria.

Estos préstamos nos otorgarán hasta un 40 % del valor de tasación del inmueble que vayamos a heredar, pudiendo utilizar esta misma vivienda como garantía de reembolso. De este modo, podremos financiar el coste de los distintos pagos que tendremos que realizar para proceder a la aceptación de la herencia, puesto que este impuesto no es el único gasto derivado de la recepción de un legado, al que tendremos que añadir los pagos de notaría y abogacía, así como una posible plusvalía municipal.

Una ventaja de este tipo de financiación, al igual que del resto de préstamos hipotecarios, es que nos permitirá habitar la casa que tenemos depositada como garantía. No obstante, desde HelpMyCash.com nos recomiendan que realicemos la contratación de estos productos financieros con responsabilidad, pues un impago de sus cuotas podría devenir en un embargo del inmueble que hemos utilizado como garantía de reembolso.