lunes 14.10.2019
EMPRESAS

Sonrionansa entra en concurso por una deuda heredada de Tinamenor con la Seguridad Social

Instalaciones de Sonrionansa
Instalaciones de Sonrionansa

La empresa Sonrionansa, la piscifactoría ubicada en Pesués (Val de San Vicente), ha entrado en concurso de acreedores por una deuda de cerca de un millón de euros que heredó de la antigua Tinamenor y a la que no ha podido hacer frente al no alcanzar un acuerdo para su pago a plazos. El secretario de Negociación Colectiva y Empleo de la Federación de Industria de CCOO en Cantabria, Santiago Pelayo, así lo ha detallado en declaraciones a Europa Press tras conocer ayer la decisión del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Santander.

"La Seguridad Social empezó a amenazar con embargos y eso ha llevado a Sonrionansa a pedir el concurso"

Pelayo ha detallado que fue Sonrionansa la que solicitó el concurso voluntario de acreedores y que el Juzgado de lo Mercantil se lo concedió el pasado 12 de julio debido a la deuda de casi un millón de euros que la empresa tiene con la Seguridad Social. Esa deuda, ha indicado, la heredó de la antigua Tinamenor y la empresa "lleva tiempo" tratando de negociar con la Seguridad Social para establecer un calendario de pagos aplazados pero, al no producirse ese acuerdo, "la Seguridad Social empezó a amenazar con embargos y eso ha llevado a Sonrionansa a pedir el concurso". Un concurso que, según Pelayo, la plantilla ya llevaba entre dos y tres meses instando a que se solicitase porque, a su juicio, "es lo mejor que nos podía pasar en estos momentos" en los que se adeudan cuatro nóminas a los trabajadores.

El representante de CCOO ha indicado que, con el concurso, se ha designado un administrador concursal (Manuel Rico de Forensics SL) que analizará la situación de la empresa y realizará un plan de viabilidad en el que establecerá un calendario para el pago de las nóminas de los empleados. Empleados que, según su portavoz, consideran que "el funcionamiento" de la piscifactoría es "mucho mejor ahora" con Sonrionansa que con Tinamenor. De hecho, ha asegurado que la empresa "funciona y tiene ingresos" pero "el problema es que esos ingresos no dan para hacer frente a todo (facturas, nóminas y el pago a la Seguridad Social)". Pero, también por ello, el representante sindical cree que el administrador concursal elaborará "un plan de viabilidad y no de liquidación" y quizá, con su intermediación, la Seguridad Social ahora sí se avenga a un acuerdo para facilitar a Sonrionansa el pago a plazos de la deuda. Y es que, ha insistido, la piscifactoría va a seguir funcionando y "bien" porque "tiene vendidos miles de peces y, por tanto, ingresos garantizados". Por ello, ha reiterado en que confía en que el administrador concursal haga "en el plazo de un mes" un plan de viabilidad e incluso pueda buscar "algún inversor" para garantizar la continuidad de la planta.

Como el administrador acaba de ser designado, ha señalado que la plantilla esperará a que "analice la situación y se haga una foto fija de la situación" para después, dentro de "una semana o así", solicitarle una reunión.

Comentarios