martes 31.03.2020
EDUCACIÓN

CCOO propone a Educación una batería de medidas para impulsar la Escuela Rural en Cantabria

Raquel Gutiérrez y Conchi Sánchez
Raquel Gutiérrez y Conchi Sánchez

La Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras en Cantabria (CCOO) ha registrado una batería de medidas con las que vienen trabajando para impulsar la escuela rural en Cantabria, centradas en profesorado, alumnado, centros y entorno donde se ubican.

CCOO aboga por la elaboración de un plan para estabilizar al profesorado con incentivos por trabajar en este tipo de escuelas

Entre las medidas relacionadas con el profesorado, CCOO ha abogado por la formación inicial y continua en estos ámbitos en colaboración con la Universidad de Cantabria (UC) y los Centros del Profesorado (CEPs); y la elaboración de un plan para estabilizar al profesorado con incentivos por trabajar en este tipo de escuelas, con el objetivo de reducir la interinidad, aumentar la experiencia y hacer de la escuela rural un laboratorio de investigación y formación. También, por la obligación de que las plantillas se configuren para estar presentes en los centros desde el 1 de septiembre; la apuesta por docentes a tiempo completo en lugar de multiperfiles e itinerancias, o que se priorice la cobertura de vacantes y se agilicen las sustituciones.

En lo que a los centros se refiere, la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria, Conchi Sánchez, ha enumerado en rueda de prensa la mejora de las conexiones digitales y la actualización de los equipos tecnológicos; el aumento de los fondos de las bibliotecas, la mejora de las infraestructuras y el mantenimiento de los centros; la mejora de la enseñanza de idiomas extranjeros y el aumento de los auxiliares de conversación, la creación de un equipo multidisciplinar específico para la zona rural o el mantenimiento de las unidades, entre otros. Apoyar a los alumnos de zonas rurales con becas de transporte, de comedor o incluso alguna más específica para atender a las peculiaridades de la escolarización del alumnado, aumentar las partidas presupuestarias destinadas a celebrar salidas, visitas culturales o intercambios u ofertar plazas de Formación Profesional de Grado Medio y Superior y de Bachillerato en la modalidad a distancia son algunas de las propuestas realizadas de cara al alumnado.

Por último, en el apartado dedicado al entorno, desde CCOO se ha apostado por la creación de un Observatorio de la Escuela Rural, la elaboración de un plan de publicidad institucional del trabajo de estas escuelas, la creación de una Red Cántabra de Escuelas Rurales, la puesta en marcha de una bolsa de animadores y animadoras socioculturales o la inclusión de un capítulo específico en los informes de situación del sistema educativo que elaboren los Consejos Escolares del Estado y de las distintas Autonomías.

El sindicato ha valorado positivamente que la Consejería de Educación "haya tenido en cuenta el trabajo realizado por el sindicato en defensa de la escuela rural" y se haya decidido a elaborar una estrategia contra el éxodo de los pueblos mejorando el sistema educativo de los mismos, para lo que se han presentado estas medidas. Según un análisis realizado por el sindicato, hace un año había 212 centros educativos en la región, 89 de ellos en el medio rural, lo que supone el 42% del total, con un alumnado que ronda los 17.000 niños y con 1.184 docentes. De todos ellos, la Federación de Enseñanza de CCOO ha seleccionado 22 centros de especial protección, porque son lugares donde la población disminuye.

La secretaria de organización de la Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria, Raquel Gutiérrez, ha realizado una defensa a ultranza de la escuela rural como vía esencial "para garantizar la igualdad de oportunidades de toda la ciudadanía", como forma de "combatir lo que ahora se denomina la España vaciada", como "único medio cultural y de reunión" que queda en muchos pueblos de Cantabria o como el "espacio ideal para mantener las tradiciones y las costumbres" de la región.

Comentarios