Sábado 22.09.2018
EDUCACIÓN

Denuncian a la AMPA del Colegio María Blanchard por utilizar la imagen de dos menores sin autorización de los padres

Los progenitores afirman que se sacó a sus hijos del aula sin autorización y durante el horario lectivo, y que las fotografías han sido utilizadas para un calendario que posteriormente se ha repartido entre los padres y vendido “a quien quisiera comprarlas”.

Uno de los menores tiene un grado de discapacidad del 65% con trastorno de espectro autista.

La AMPA asegura que se solicitó una orden "en caso de no querer aparecer", pero ninguna familia del centro la presentó.

Colegio Público María Blanchard en Santander. Foto: Consejería de Educación
Colegio Público María Blanchard en Santander. Foto: Consejería de Educación

El pasado 15 de junio el padre de dos niños de cuatro y dos años registraba en el Juzgado de Instrucción Nº 5 de Santander una denuncia contra la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Colegio Público María Blanchard de Santander, por la toma y uso indebido de imágenes no autorizadas de sus hijos. Uno de los menores, además, tiene un grado de discapacidad del 65%, necesita de un técnico auxiliar en el centro educativo, con un grado medio de dependencia y un TEA.

Según el documento al que ha tenido acceso este diario, la AMPA, que forma parte de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) de Cantabria, llevó al centro educativo un fotógrafo entre los meses de noviembre y diciembre para realizar las fotografías de los menores para incluirlas en varios calendarios, que luego han sido regalados, vendidos y expuestos sin autorización para ello.

La denuncia detalla que sí había una autorización que “solo” era para el colegio para “la realización de fotos de nuestros hijos y la exposición”, en ningún caso para la AMPA

De hecho, la denuncia detalla que sí había una autorización que “solo” era para el colegio para “la realización de fotos de nuestros hijos y la exposición”, en ningún caso para la AMPA del María Blanchard, ya que son personas jurídicas diferentes, como matiza el padre de estos menores. A esto se suma, además, el hecho de que los menores fueron sacados “de sus aulas por parte de la AMPA” en “horario lectivo”, algo que “ni tan siquiera me fue comunicado con antelación, ni posteriormente, ni solicitado la correspondiente autorización, algo básico”, denuncia el progenitor en el texto registrado ante el juzgado.

El documento señala, además, que tanto la tutora como las técnicos del aula de dos años, en la que se encuentra una de las menores, “eran plenamente conscientes de que no habíamos recibido tal autorización”, pues al comienzo del curso, a finales de septiembre, el padre dio la orden en persona de que no se entregara a la pequeña ninguna circular de la AMPA, y a su hijo tampoco se le entregó, como tantas otras circulares del centro.

En la denuncia se detalla asimismo que dichas fotos tomadas sin la autorización paterna “han sido impresas en papel, entregada una copia a los padres, vendidas a quien quisiera comprarlas, fueran o no de la AMPA, y expuestas en un lugar visible hacia el exterior del Centro hasta la fecha, y todo sin autorización alguna nuestra”, e “imagino de tantos otros padres”.

Entre los documentos que se adjuntan a la denuncia se hallan un burofax con certificado remitido a la AMPA, no contestado, y dos requerimientos al colegio para que dieran su versión de lo ocurrido, ninguno de ellos contestado.

Además de la denuncia para que se investigue lo ocurrido, el padre también solicita la dimisión inmediata del responsable o responsables de la directiva de la Ampa por estos hechos y que se asuma la responsabilidad derivada de ello.

NINGUNA FAMILIA SE OPUSO

Horas más tarde la presidenta de la AMPA negaba la mayor a este medio. "Cuando nos llega el burofax se da la contestación al día siguiente, y hay un registro", ha afirmado, mostrándose "muy tranquilos" ante la denuncia que, según ha reconocido, ha conocido a través de esta noticia.

Respecto a las fotografías y el calendario en cuestión, la presidenta de la AMPA ha explicado que la Asociación mandó una circular pidiendo que "se rellenara en caso de no querer aparecer" en el calendario escolar, pues "contamos con la autorización del colegio" para realizar las fotografías para este calendario que "tenemos por costumbre realizar todos los años". Y como ha remarcado, "no hay ninguna" circular devuelta en este sentido por parte de ninguna familia del centro educativo. Y desde luego, "no hay contestación del padre", que como queda constancia en la denuncia acudió a recoger el calendario, que se adjunta al documento presentado en el juzgado.

Por otro lado, y acerca de la prohibición de la tutora y las técnicos del aula de dos años de entregar cualquier circular, la presidenta de la Asociación ha asegurado que "los profesores no tienen ni por escrito ni de otra manera" la orden de no entregar nada del AMPA. En este sentido, ha instado a que "debería ir a la Asociación a decir que no se entregue" nada a sus hijos.

"Tenemos todo el apoyo del colegio, y nos resulta curioso que sea ahora, después de tantos meses, cuando presenta la denuncia", ha valorado, recordando que "en cada clase hay un niño con necesidades especiales".

Comentarios