sábado 11.07.2020
EDUCACIÓN

El espacio condicionará la vuelta al cole, el comedor y el transporte de cada uno de los casi 400 centros

Cada centro educativo realizará un plan de contingencia
Cada centro educativo realizará un plan de contingencia

Cada uno de los casi 400 centros docentes de Cantabria tendrá su propio plan de contingencia para el próximo curso escolar en función de sus características y de sus espacios físicos, que condicionarán prácticamente todo, desde el modo de enseñanza a los servicios de comedor o transporte escolar. En este contexto, la "prioridad" de la Consejería de Educación es que la actividad docente sea presencial fundamentalmente para los alumnos de Primaria, Infantil y de primero a tercero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Y a partir de ahí, se abre a todos los supuestos, desde las clases por turnos de mañana y tarde, a la combinación de online con presencial, etcétera.

Así lo ha dicho hoy martes la consejera de Educación, Marina Lombó, en la primera rueda de prensa que ofrece desde la declaración del estado de alarma, a preguntas de los medios sobre la limitación del número de alumnos por aula para el próximo curso. Lombó ha respondido que Cantabria "tendrá que tener un plan de contingencia para cada uno de sus casi 400 centros educativos porque lo que vale para uno no vale para los demás, porque todo va a depender de sus espacios físicos".

Lombó ha asegurado que se utilizarán "todos los espacios posibles y recomendables"

Esa es la premisa con la que trabaja su departamento y que trasladará hoy a los centros educativos. La Administración quiere conocer las características físicas de cada uno para explorar posibilidades, dado que habrá una distancia de dos metros entre cada alumno o en caso contrario, deberán llevar mascarilla a clase.

"Eso nos va a permitir saber lo que necesitamos de espacio físico en cada uno de los centros y los recursos humanos que vamos a necesitar", ha indicado la consejera. Al respecto, ha asegurado que se utilizarán "todos los espacios posibles y recomendables, no eso que se dice de medios abiertos: yo no veo a un niño dando clase en un patio, las condiciones tienen que ser idóneas", ha subrayado.

En este sentido, en los últimos 15 días el Servicio de Prevención de la Consejería ha recorrido todos los centros de Educación Secundaria para saber sus características de cara a la reapertura el día 8 y comenzará "de inmediato" a visitar todos los de Primaria con el fin de disponer este mismo mes de junio de un mapa de necesidades de todos ellos.

En cuanto a si podrían cambiarse horarios o establecerse turnos el próximo curso, Lombó ha respondido que "pueden plantearse muchos supuestos", si bien la Administración priorizará que la actividad docente presencial sea fundamentalmente para los alumnos de Primaria, Infantil y de primero a tercero de la ESO. Porque "no es lo mismo dejar a un niño de 14 años en su casa alternando presencial con online que a uno de 7 años, que es muy complicado. Esa va a ser nuestra prioridad", ha enfatizado Lombó, que ha precisado que, a partir de ahí, se analizarán "todas las posibilidades, desde turnos de mañana a de tarde, presencial y no presencial...".

Por eso, el plan de contingencia no será generalista para todos los centros sino "en función de lo que cada uno tenga disponible", ha reiterado. Al respecto, ha comentado que "a priori" el medio rural facilitará más los espacios que los centros de Santander, Torrelavega, Piélagos o Camargo, que tienen "muchas dificultades de espacio". "No es lo mismo un aula en Vielva, que tiene 7 niños, que el IES Santa Clara que tiene 1.500. Hacer un plan de contingencia para el Santa Clara es muy complicado porque ya tiene turnos de mañana, tarde y nocturno", ha comentado.

COMEDOR Y TRANSPORTE ESCOLAR

En cuanto a los servicios de comedor y transporte escolar, la consejera ha indicado que dependerán de todas las variables señaladas. Y ha enfatizado que Cantabria tiene 470 rutas de transporte escolar, que se verían "tremendamente incrementadas o modificadas" si los alumnos entraran a distintas horas.

"Y el comedor escolar, lo mismo, porque tendríamos que hacer turnos, buscar modalidades... De hecho, hemos preguntado por las posibilidades de comer sin moverse del aula...", ha apuntado la consejera. "Son muchas posibilidades que tenemos que buscar de cara a que en septiembre haya esa nueva normalidad", ha concluido Lombó, que ha recordado que, paralelamente, Cantabria trabaja con el Ministerio de Educación y el resto de comunidades en las líneas generales de reincorporación para el próximo curso.

Comentarios