miércoles 12/8/20
EDUCACIÓN

El Frente de Estudiantes organiza una acción de protesta por los “errores” de la UC durante la pandemia

Rectorado de la Universidad de Cantabria
Rectorado de la Universidad de Cantabria

El Frente de Estudiantes de la Universidad de Cantabria (UC) ha organizado para este jueves, 11 de junio, un envío masivo de correos electrónicos al rector, Ángel Pazos, para protestar por los "errores" cometidos, a su juicio, por la institución académica en la docencia impartida y las evaluaciones hechas durante la pandemia y exigir que se eliminen de cara al próximo curso. En la carta que plantea remitir masivamente al rector por correo electrónico, el Frente de Estudiantes señala que, por parte de la UC, ha habido una "respuesta tardía, desorganizada, insuficiente y, sobre todo, muy poco didáctica" en la gestión de la situación derivada por la pandemia de coronavirus.

Tras recabar, según ha indicado, la opinión del alumnado, sostiene que la docencia, por ejemplo, ha consistido en clases en línea que "en muchos casos han servido para avanzar en el temario a un ritmo muy difícil de seguir". Hay otros casos, según relata el colectivo en la carta, en los que no ha habido ni tan siquiera esa docencia en línea, y la enseñanza ha consistido en colgar vídeos o documentos con el temario o en realizar un "gran número de trabajos" que han supuesto una carga de trabajo "excesiva", algo que ya denunciaron a finales de abril.

La continuidad de la docencia en este tiempo "dependió más de la voluntad" en cada facultad, escuela, titulación o asignatura, que de un "plan concreto, completo y suficiente"

A su juicio, esta docencia "tan poco didáctica" -aunque sí reconocen la labor realizada por algunos profesores- también se ha manifestado en las evaluaciones, con formas de examinar más preocupadas por el no copiar que por comprobar los conocimientos. También el Frente de Estudiantes ha asegurado que, desde el inicio de la situación, los estudiantes han estado sometidos a una "incertidumbre constante". "Primero se tardó mucho en dar una respuesta por parte de la UC y una vez dada la respuesta, ésta fue insuficiente y desorganizada".

Así, ha afirmado que la continuidad de la docencia en este tiempo "dependió más de la voluntad" que había en cada facultad, escuela, titulación o asignatura, que de la existencia de un "plan concreto, completo y suficiente". Por todo ello, con esta acción masiva -en la que prevé una "alta participación por parte del alumnado, a la que pueden sumarse ciudadanos-, se busca exigir que "todos los errores ya cometidos" se eliminen de cara al próximo curso. "Requerimos que desde el inicio del curso haya una organización planificada en cuanto a la docencia, los métodos de evaluación y que se garantice el acceso a los recursos a todos los estudiantes".

Comentarios