martes 11/8/20
EDUCACIÓN

La Selectividad, en verano y con mascarilla, arranca desde mañana con medidas excepcionales

Los primeros en examinarse de la EBAU esta semana serán los estudiantes de Navarra
Los primeros en examinarse de la EBAU esta semana serán los estudiantes de Navarra

Este martes 23 de junio arranca la convocatoria más anómala que se recuerda de la Evaluación de Bachillerato de Acceso a la Universidad (EBAU), la antigua Selectividad, pospuesta este año hasta verano por la pandemia del coronavirus. Los primeros en examinarse esta semana serán los estudiantes de Navarra, mientras que en la mayoría de las comunidades autónomas las pruebas se celebrarán durante las dos primeras semanas de julio.

Los exámenes, a los que se presentan cada año más de 200.000 estudiantes en toda España, se realizarán con medidas excepcionales para evitar contagios, como el uso de mascarillas o la multiplicación de sedes, incluyendo pabellones deportivos o recintos feriales, que faciliten mantener dos metros de distancia entre estudiantes.

"Decidimos retrasar para que se pudiera celebrar en condiciones más seguras para todos"

La Selectividad de 2020 estaba prevista inicialmente a principios de junio en todas las comunidades autónomas. El estado de alarma, que decretó el cierre de todos los centros educativos el 16 de marzo, obligó a retrasar la fecha de las pruebas. Esta fue  la primera gran decisión acordada por el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas durante el confinamiento en el ámbito educativo

"Decidimos retrasar para que se pudiera celebrar en condiciones más seguras para todos. También acordamos adaptar la prueba a esta circunstancia excepcional para que tenga mayor opcionalidad y de esta forma la evaluación sea más justa", explica a Europa Press la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá.

"Ha sido un curso inusual, en el que alumnos y alumnas han hecho un gran esfuerzo para continuar su formación"

El acuerdo,  que fue alcanzado a finales de marzo en una reunión telemática de la Conferencia Sectorial de Educación, trasladaba la EBAU a finales de junio y principios de junio, con un formato de examen que incluye más opciones de respuesta. De ese modo, se garantiza que los estudiantes puedan responder sobre los contenidos impartidos en clase antes del cierre de las aulas y la enseñanza a distancia.

Organizaciones como el Sindicato de Estudiantes exigieron la suspensión de la EBAU este año por las condiciones en las que el alumnado ha afrontado el último trimestre. Celaá admite que "ha sido un curso inusual, en el que alumnos y alumnas han hecho un gran esfuerzo para continuar su formación". Además, hace hincapié en que esta situación ha afectado sobre todo a "aquellos estudiantes que acaban Bachillerato o Formación Profesional de Grado Medio" y afrontan ahora la prueba de acceso a la universidad cuando deberían estar estrenando sus vacaciones.

"Pido un último esfuerzo a los alumnos, que sé que lo han estado haciendo desde marzo, estudiando en condiciones difíciles. Estoy segura de que va a merecer la pena porque el futuro les está esperando y necesitamos todos sus talentos", añade la ministra dirigiéndose a los jóvenes que cuentan los días para examinarse.

NAVARRA ES LA PRUEBA PILOTO

Los primeros en hacerlo serán los estudiantes de Navarra se enfrentarán al primer examen de una EBAU excepcional este martes a las 10:00 y que se prolongará durante cuatro jornadas. Las pruebas en la comunidad foral, la única que las convoca esta próxima semana, servirán como prueba de las medidas higiénico-sanitarias que después replicarán en otros territorios.

El pasado mes de mayo, los ministerios de Sanidad y de Educación remitieron a las comunidades autónomas una serie de recomendaciones para celebrar la Selectividad con garantías frente a la pandemia del Covid-19. El Gobierno, además, sugería ampliar el número de sedes para evitar aglomeraciones, con entradas escalonadas, y poder así facilitar que los estudiantes estén suficientemente separados por dos metros en las aulas las cuales deben ser desinfectadas después de cada prueba.

En base a estas recomendaciones, cada comunidad ha elaborado un protocolo propio con muchas medidas coincidentes y algunas dispares. El celo por la limpieza y el control del acceso es común en toda España, aunque mientras regiones como Andalucía, Cataluña, Galicia o Madrid obligarán a hacer los exámenes con mascarilla, en otras permitirán a los estudiantes que se la retiren cuando se hayan sentado en el aula.

EXÁMENES EN PABELLONES

La proliferación de sedes también es generalizada para facilitar que las pruebas se puedan hacer cerca del domicilio de los estudiantes. En Aragón, por ejemplo, se pasa de las 14 sedes del año pasado a 84, y su gobierno recomienda acudir a pie a los exámenes para prescindir del uso del transporte público.

Junto a las tradicionales sedes en facultades universitarias, esta vez se habilitarán institutos en toda España, muchos en zonas rurales. Incluso recintos con aforos multitudinarios. En Asturias se transformarán pabellones deportivos de Oviedo y Gijón en enormes salas de exámenes, aunque no tan grandes como el inmenso Bilbao Exhibition Centre (BEC) de Barakaldo (Bizkaia), un recinto ferial que también acogerá las pruebas en País Vasco.

Los estudiantes tendrán que acudir a las sedes de la EBAU con antelación. La asistencia de personas que muestren síntomas de coronavirus estará vetada, y algunas comunidades recomiendan medirse antes la temperatura corporal. Tampoco se admitirá la compañía de familiares en los recintos, salvo para estudiantes con diversidad funcional. Y antes de tomar asiento, todos tendrán que limpiarse las manos con gel hidroalcohólico.

Dentro del aula, además de la desigual obligación de usar mascarillas, las instrucciones difieren en cada comunidad. En Castilla y León los estudiantes tendrán que guardar sus materiales en bolsas de plástico, mientras Asturias obligará a recogerse el pelo a los jóvenes melenudos. También a que hagan todas las pruebas en el mismo asiento del aula. A la hora de entregar los exámenes, Andalucía recomienda el uso de guantes. Después, los folios pasarán seis horas "hibernando" antes de que los vuelva a tocar otra persona en esta comunidad.

La salida del aula será igual de ordenada y pautada para impedir los corrillos de estudiantes. Extremadura prohíbe "reuniones de grupo por mínimas que sean en los descansos" y comer en espacios cerrados. Madrid aconseja acudir a las pruebas con "agua, alimentos y material para su consumo personal", mientras Cataluña ha vedado el uso de máquinas expendedoras de comida y fuentes de agua.

FECHAS POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Tras la temprana convocatoria de la Selectividad en Navarra los días 23, 24, 25 y 26 de junio, el resto de las comunidades culminarán las pruebas de acceso a la universidad durante las dos primeras semanas de julio. Extremadura y Asturias celebrarán el primer examen el 30 de junio, prolongando la Selectividad el 1 y el 2 de julio.

El 1 de julio comenzará la EBAU en Castilla y León y en Canarias (que alarga a cuatro jornadas los exámenes), mientras el grueso de las comunidades lo harán en la segunda semana de julio. El lunes 6 comienza en Castilla-La Mancha, País Vasco, Madrid y Murcia, mientras el martes 7 será turno de los estudiantes de Andalucía, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y Baleares. Los últimos exámenes de la Selectividad de 2020 se celebrarán en Cantabria y La Rioja a partir del miércoles 8 de julio hasta el viernes 10.

Comentarios