domingo 29/11/20
EDUCACIÓN

El Sindicato de Estudiantes pide suspender las clases presenciales y un plan de rescate a la educación pública

Sillas y mesas de un aula
Sillas y mesas de un aula

El Sindicato de Estudiantes ha pedido la paralización de la actividad lectiva presencial y la puesta en marcha de un plan de rescate a la educación pública, ante el incremento de casos de coronavirus en España.

Ha pedido una partida extraordinaria de 100.000 millones de euros, la misma cantidad que "se ha regalado a la banca y el IBEX35"

En este contexto, ha destacado que la situación sanitaria en España "es de nuevo insostenible" por lo que ha solicitado al Ejecutivo la paralización inmediata de toda la actividad productiva no esencial, con permisos retribuidos para los trabajadores y suspensión de la actividad lectiva presencial para frenar la curva. Asimismo, ha pedido una partida extraordinaria de 100.000 millones de euros, la misma cantidad que "se ha regalado a la banca y el IBEX35", que garantice la inversión económica, material y humana en la sanidad y la educación públicas.

El sindicato también exige la reversión de todos los recortes en la educación pública y fin del "regalo" de dinero público a la educación privada-concertada, así como la creación de un plan de rescate a educación pública, la contratación masiva de profesorado y aumentar la inversión en los centros de estudio para garantizar la ventilación, distancia, geles desinfectantes y todas aquellas medidas de seguridad necesarias. Además, ha hecho hincapié en la importancia de poner fin a la brecha digital, con un reparto masivo de dispositivos digitales, así como cursos de formación digital gratuitos para profesorado, familias y alumnado.

Por último, el sindicato ha demandado la contratación de centenares de miles de sanitarios, médicos, enfermeros e investigadores para poner a pleno funcionamiento los centros hospitalarios; y la aprobación de un decreto ley urgente para "poner la sanidad privada bajo control público".

Para el Sindicato de Estudiantes, "proteger la salud y los derechos del conjunto de los estudiantes, profesores y familias, del conjunto de la clase trabajadora y la juventud, debe ser una prioridad inapelable para este Gobierno". "El negocio de las empresas, la sanidad y educación privada y los grandes magnates económicos no pueden estar por encima de los derechos de la población, y más cuando se da una situación de emergencia social sin precedentes", ha criticado el sindicato en un comunicado.

Comentarios