miércoles 25/11/20
EDUCACIÓN

"La situación actual de la pandemia anuncia un curso escolar irregular y, en el peor de los escenarios, con un nuevo confinamiento"

Mascarillas y gel desinfectante en la mesa del profesor de un aula
Mascarillas y gel desinfectante en la mesa del profesor de un aula

Los principales sindicatos docentes han trasladado este martes su "preocupación" ante la próxima 'vuelta al cole' y han reclamado un incremento sustancial de las plantillas de profesores con el objetivo de reducir las ratios para el próximo curso 2020-21 y garantizar un regreso seguro. La próxima semana está prevista una Conferencia de Presidentes monográfica sobre la 'vuelta al cole', aunque el Ejecutivo aún no ha especificado la fecha concreta, ante lo que el Gobierno de Cantabria ha reclamado que sea "cuanto antes".

De este modo, el secretario general de la Federación Enseñanza CC.OO., Francisco García, considera urgente la implementación de planes y "recursos" que garanticen una asistencia presencial "segura", algo que, según detalla, no existe salvo en la Comunidad Valenciana, "donde hay un acuerdo de toda la comunidad educativa para reducir las ratios" y el formato semipresencial en la educación Secundaria.

Se está planteando una vuelta a las aulas "como si no pasara nada" y les va a "atropellar la realidad" (CC.OO.)

"En el resto de comunidades la tónica general es que el plan es que no hay plan", ha criticado en declaraciones a Europa Press, considerando que se está planteando una vuelta a las aulas "como si no pasara nada" y les va a "atropellar la realidad" devenida por la epidemia de Covid-19. En este contexto, Francisco García ve imprescindible garantizar la distancia de seguridad entre los alumnos y las ratios en las aulas. "Va a haber un inicio de curso poco organizado, por no decir caótico", ha subrayado, para después reclamar ampliación de plantillas y evitar que se cierren grupos de alumnos. "No pinta bien", ha insistido.

El representante de CC.OO. ha criticado que el Ministerio de Educación "ha renunciado a liderar" esta cuestión, haciendo una serie de recomendaciones, que las comunidades autónomas adoptarán o no, dado que la competencia está transferida a las distintas autonomías. Asimismo, sostiene que en aquellas comunidades autónomas dónde la situación "sea más aguda" habrá movilizaciones. Por todo ello, CC.OO. exige al departamento que dirige Isabel Celaá que "lidere" y a las CC.AA. que "inviertan en educación".

“ABSOLUTA PREOCUPACIÓN”

El profesorado y las familias ven la situación "con absoluta preocupación, cada vez más" (ANPE)

El presidente de la Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza (ANPE), Nicolás Fernández, ha asegurado a la mencionada agencia que el profesorado y las familias ven la situación "con absoluta preocupación, cada vez más", por los rebrotes de coronavirus. "Hay que darle respuesta, pero no el día antes de volver", ha defendido. Fernández ha recordado que el sindicato "siempre" ha apostado por una 'vuelta al cole' de forma presencial, algo "fundamental" para que el alumno pueda continuar con su formación y porque el modelo 'online', a su juicio, ha mostrado "muchos déficit".

Respecto a las recomendaciones publicadas en junio por los ministerios de Educación y Sanidad para el próximo curso, opina que han quedado "desfasadas" y cree que se requiere "una actualización completa" y una "homogeneización" de las actuaciones. Para ello, el presidente del sindicato docente ANPE considera urgente que Estado y CC.AA. se reúnan "a la mayor brevedad" para elaborar un protocolo "claro y concreto", que sea "semejante" al acordado el pasado viernes con once medidas para controlar la expansión del virus.

Como 'Plan A', Fernández exige la remodelación y adaptación de los centros escolares; desdoble de grupos para lo que reclama ampliación de plantillas; planes generales y específicos; regular las entradas y las salidas; espacios comunes, comedor, etc.; y una persona con competencias sanitarias en los colegios. Además, si la situación sanitaria se "complica", apuesta por la educación semipresencial, con menos horario y complementos formativos en casa.

PROTOCOLOS “ABSURDOS”

Por su parte, el responsable educación CSIF, Mario Gutiérrez, se ha mostrado "enfadado" porque, a día de hoy, el mensaje de su organización continúa siendo "exactamente el mismo" que en abril. "Nos pusimos a pensar en protocolos absurdos que no valían para nada", ha rememorado, para después añadir que, a 18 de agosto: "Nadie sabe cómo tenemos que llegar a clase".

En su opinión, el problema es que no ha habido negociación, ni presupuesto, ni panificación para hacer un "verdadero plan" para el regreso a las aulas. Así, ha indicado que las autoridades "han empleado su esfuerzo en vender una falsa seguridad que no tenemos". Así, considera que es necesario adoptar las mismas medidas que para el resto de la población (distanciamiento interpersonal, material de protección, detección precoz de casos y actuación rápida ante los mismos).

En este sentido, apuesta por que los centros dispongan de material sanitario, más docentes para reducir las ratios, y asistencia sanitaria por parte de profesionales para poder detectar casos y aplicar los protocolos. En ausencia de estas medidas, a su juicio, "todo es agua de borrajas".

Preguntado sobre si abogan por un modelo mixto (presencial y telemático), Mario Gutiérrez es contundente: "Apostamos por un plan realista y para ello es necesario dotación. Si fuera mixto, negociado y dotación de plantilla para realizar ambas tareas".

José Ramón Merino, responsable de Política Educativa de STEs-i, también muestra "preocupación" porque "faltan aproximadamente tres semanas y no hay pautas definidas". "Menos aún las medidas que consideramos esenciales para volver con seguridad", ha indicado, al tiempo que ha detallado que estas actuaciones han de ser "la distancia de seguridad que implica reducir las ratios", algo que "prácticamente ninguna CC.AA. contempla, salvo la Comunidad Valenciana". También ha solicitado que se contrate más profesores para poder desdoblar grupos y que las autonomías utilicen los 2.000 millones de euros que puso a su disposición el Estado para este fin. "Se está haciendo una medida muy pequeña", ha lamentado.

Igualmente, el sindicato de la enseñanza concertada FSIE ha reclamado "unidad" de criterios y acciones para el conjunto del sistema educativo, al considerar "imprescindible" que Gobierno y CC.AA. alcancen "acuerdos unánimes" sobre el inicio, organización y desarrollo del curso escolar 2020/21.

"La situación actual de la pandemia anuncia un curso escolar irregular en su desarrollo, con constantes y reiterados periodos de cuarentena puntuales de aulas o centros y, en el peor de los escenarios, con un nuevo confinamiento", ha asegurado, para después defender la educación presencial frente a cualquier alternativa. No obstante, el sindicato opina que, ante la pandemia, deben ser los responsables de Sanidad, junto a los de Educación, "quienes determinen si es posible y detallen las condiciones en las que se debe llevar a cabo". "En ningún caso la responsabilidad de las consecuencias por las medidas que se adopten puede recaer en los docentes, personal complementario y de administración y servicios, así como en los equipos directivos ni en los titulares de los centros", ha zanjado.

Comentarios