martes 4/8/20
JAVIER PÉREZ - ALCALDE DE VALLE DE VILLAVERDE

“En la actualidad nos atiende un médico solo tres horas cada catorce días”

Los niños de Valle de Villaverde van a Trucios y estudian euskera desde los dos años.

El máximo responsable municipal dice que la oposición se la hacen en la calle y que no hay movimientos, por ahora, de crear un partido vasco que se presente a las elecciones.

Javier Pérez Aguirre, alcalde de Valle de Villaverde | Foto: R.A.
Javier Pérez Aguirre, alcalde de Valle de Villaverde | Foto: R.A.

Es la única candidatura en Cantabria que, tras lograr el 88% de los votos en las elecciones municipales de 2019, ha conseguido la totalidad de los concejales. Su líder es Javier Pérez Aguirre (PRC), natural de Valle de Villaverde, actual alcalde y con siete concejales regionalistas. En la anterior legislatura este joven de 35 años ya realizó las funciones de regidor municipal tras ocupar el número dos de la lista y sustituir a su compañero Pedro María Llaguno, quien falleció durante la legislatura. Ahora nos recibe en el Consistorio para hablar sobre la actualidad y el futuro de su municipio, donde hay empadronados 290 habitantes, aunque residen alrededor de 390, la mayoría procedentes del País Vasco, y que también ha sufrido bajas en el padrón por la atención sanitaria.

¿La dedicación a la política fue vocacional y dio usted el paso de involucrarse o le vinieron a buscar para formar parte de la candidatura del PRC?

Nunca se me pasó por la cabeza entrar en política, pero me lo propusieron y he dado el paso para trabajar por los vecinos. Somos una candidatura en la que todos los integrantes somos independientes, pero vamos de la mano del PRC. Con Pedro María Llaguno fue así y seguimos con ese pensamiento. El PRC mira por los pueblos rurales y la gente de a pie.

No hay que echarse flores por haber realizado una buena gestión, aunque se obtuvo el 88% de los votos

¿Qué valoración realiza de los resultados electorales obtenidos en 2019?

Solo hubo esta lista con gente del pueblo. También se presentó el PSOE y PP, pero con afiliados que no eran de aquí. No conozco las razones, habrá sus motivos. En nuestro caso no hay que echarse flores por haber realizado una buena gestión, aunque se obtuvo el 88% de los votos. De todos modos si no te gusta la candidatura del pueblo se puede votar en blanco.

¿En qué basó o consistió su campaña electoral?

En repartir un tríptico con nuestro programa. No hubo más campaña. Nos conocemos y la mayoría de la candidatura ya había estado en la anterior legislatura. Era la primera vez que tocaba hacer un programa y solo prometimos trabajar y luchar por el pueblo y los vecinos. No se puede prometer proyectos que habían prometido y luego no se hacen.

Javier Pérez Aguirre, alcalde de Valle de Villaverde | Foto: R.A.

¿Cambió mucho la candidatura respecto a 2015?

En la anterior legislatura, Pedro María Llaguno incluyó jóvenes como relevo generacional. Entramos cuatro, entre 28 y 40 años. En 2019 la base era la misma y se incorporó a otros tres jóvenes. Sin embargo, el número siete no pudo tomar posesión ya que falleció el 9 de junio. Era un joven con mucho mundo que nos podía aportar muchas cosas en la gestión.

No he conocido oposición en un Pleno

¿Celebran plenos municipales y comisiones?

Comisiones no se celebran, pero los últimos lunes de mes tiene lugar un Pleno ordinario. Cada concejal en su área está en coordinación conmigo y el día de la sesión plenaria se pone en conocimiento de todos y se toman decisiones.

¿No echa en falta la oposición en el Consistorio?

En la pasada legislatura había un concejal del PP que solo se presentó a tres plenos. No he conocido oposición en un Pleno. Igual sí la echo en falta, pero se hace en la calle o los vecinos te llaman y te dicen las verdades a la cara. Está bien y se trabaja sobre lo que nos dicen.

¿El cargo de alcalde lo ve como una etapa o hasta que los vecinos le retiren la confianza?

Como una etapa de mi vida y espero que con relevo generacional que siga luchando por el pueblo y los vecinos.

Es difícil compaginar con la familia y el trabajo

¿Qué tal se compagina el cargo de alcalde con el trabajo y la familia?

Es difícil compaginar con la familia y el trabajo. Me pilló por sorpresa ser alcalde en la pasada legislatura y mis dos hijas han nacido mientras estaba en el Ayuntamiento. He reducido un 25% mi horario en el trabajo en una cooperativa de motores de ascensores y me lo compensa el Ayuntamiento, al que vengo todos los días. También soy miembro de la organización de la Feria de la Hoya y me involucro en otras actividades y fiestas para que no se pierdan. Cuento con un grupo de jóvenes que colaboran en estas iniciativas y se agradece para conseguir que los vecinos lo disfruten.

Javier Pérez Aguirre, alcalde de Valle de Villaverde | Foto: R.A.

Por su ubicación geográfica, ¿han existido movimientos para intentar que un partido vasco se presentase a las elecciones?

No han existido movimientos para intentar presentar un partido vasco. Nadie ha levantado el hacha de guerra. Hay beneficios, por nuestro enclave, con el País Vasco en temas de salud y Administración, ya que Bilbao está a 30 kilómetros y Santander a 80. En Educación, hasta Infantil y Primaria van a Trucios, y en secundaria y bachiller a Valmaseda, en Vizcaya, donde el transporte está subvencionado por el Gobierno vasco y el trato es como uno más.

¿Cómo vería la creación de una ikastola en Valle de Villaverde?

Hay de todo, pero el sentimiento es ser de Valle de Villaverde

No es necesario. Los niños de Valle de Villaverde van a Trucios, donde hay ikastola, y estudian euskera desde los dos años. Es positivo para encontrar un puesto de trabajo en Vizcaya, ya que el 98% de la gente de nuestro municipio que trabaja fuera lo hace allí, como yo mismo. Es un idioma y si lo aprendes de pequeño es mejor. En mi caso, con seis años fui a estudiar a Zalla y allí era una asignatura.

¿Usted nota un sentimiento cántabro, vasco o ambos en el municipio?

Hay de todo, pero el sentimiento es ser de Valle de Villaverde. Pertenecer a Cantabria también tiene sus beneficios. La Consejería de Educación del Gobierno cántabro nos concede una subvención nominativa por no tener colegio ni transporte y tras hablar con los padres se destina a ludoteca, refuerzo de deberes o a que los niños reciban clases de inglés.

¿Cuál es la asignatura pendiente de este municipio?

La atención sanitaria es la espina que llevo clavada en el corazón. Tenemos un consultorio médico y hasta 2017 perteneció al mapa sanitario de Laredo. Funcionaba todos los días, de 8:00 a 14:00 horas, aunque para urgencias los vecinos debían desplazarse a Laredo o Valmaseda. A partir de 2017 dependemos de Castro Urdiales, pero supone un problema porque está desbordado. Se ha reducido la atención presencial en el consultorio al 50% y los pacientes deben acudir a Guriezo. Cuando en Castro Urdiales uno coge la baja, mandan allí al de Valle de Villaverde y te quedas sin médico sin previo aviso.

Cuando en Castro Urdiales uno coge la baja, mandan allí al de Valle de Villaverde y te quedas sin médico

¿Han existido avances en esta materia?

Los vecinos tienen que esperar a que se incorpore un médico o acudir a urgencias a Castro Urdiales o Valmaseda. Esto antes del Covid-19, con el virus se cerraron los consultorios rurales sin previo aviso ni a los vecinos ni al Ayuntamiento. Cuando se han reabierto, y debido a la falta de personal, solo hemos conseguido que venga un médico tres horas cada catorce días.

¿Han realizado gestiones para mejorar esta situación?

La gente está muy enfadada. Cuatro alcaldes, Soba, Arredondo, Ruesga y Valle de Villaverde, hemos transmitido a los responsables de Atención Primaria la falta de atención sanitaria en las zonas rurales.

¿Han comenzado las obras del proyecto para la mejora de la CA-152, en el tramo Alto de La Escrita-La Matanza, que cuenta con un presupuesto de licitación de seis millones de euros?

Tiene que empezar el proceso de expropiación y la Consejería de Obras Públicas tiene intención de comenzar las obras este año. Hay un tramo que pertenece a Vizcaya y la intención de su Gobierno es mejorar esta carretera en cuatro o cinco fases.

¿Qué proyectos tiene en mente?

Lograr la declaración del Área Natural de Especial Interés (ANEI) del Monte Tejea, un espacio virgen que cuenta con un bosque de robles y del que se obtenía carbón vegetal. Fue una propuesta del Ayuntamiento a la Consejería de Medio Rural y se pueden conseguir subvenciones y con esta declaración se podrá proteger, limpiar y mantener y atraer turismo rural de montaña que puede repercutir en la hostelería. También, se pretenden crear rutas, ya se cuenta con dos, homologadas y señalizadas.

Al final nos movimos sin problemas, tanto para ir a comprar a Guriezo como a Zalla u otros sitos

¿Cuál es la actividad económica en el municipio?

Se basa en la ganadería. En la agricultura cada uno cultiva su huerta, pero sin un fin profesional. A ello se unen la hostelería, autónomos que trabajan en la albañilería, viveros de flores y talleres.

¿Por qué el municipio ha seguido el ritmo de desescalada de Vizcaya por el Covid-19?

Se decidió con todas las consecuencias, sin saber la ruta ni las restricciones de Vizcaya, pero ha ido a la par con Cantabria. Lo comuniqué al partido con dos semanas de antelación. El PNV lo iba a pedir también y lo hizo en Madrid, pero sin nuestro consentimiento ni consultarnos. Al final nos movimos sin problemas, tanto para ir a comprar a Guriezo como a Zalla u otros sitos.

¿Y en el caso de volver a un confinamiento, qué opción elegiría?

Lo mismo, las mismas fases que Vizcaya. De todos modos desde el pasado lunes Vizcaya ha suspendido las ludotecas y la nuestra, que empezó con 13 niños y sigue con nueve, continúa funcionando tras consultar a los padres que dieron su aprobación.

¿Los límites con Vizcaya están bien fijados?

Nunca han existido problemas por los límites con Trucios, Carranza o Arcentales. Los problemas fueron entre Guriezo y Trucios. Nosotros decidimos recuperar nuestro antiguo nombre por el de Valle de Trucios para evitar confusiones entre la gente con el municipio colindante.

¿Y la juventud qué alternativas tiene de ocio y de futuro?

Para los niños pocas, ludotecas en verano y Navidad y jornadas de cuentacuentos. Para la juventud no tenemos nada que ofrecerles. La mayor parte marchan. Además, hay pocas casas en venta, algunas requieren grandes reformas y luego hay chalets muy caros para una pareja joven.

¿Por qué aconseja visitar ahora en verano un municipio como Valle de Villaverde?

En el verano se puede disfrutar de las rutas por el Monte Tejea y la visita al Museo de Interpretación Etnográfico, pero ahora está cerrado. Se pretendía abrir cuatro meses, de junio a septiembre, con la ayuda de Corporaciones Locales que se ha retrasado este año. El Museo tiene una sala dedicada al carbón, otra a los lagares de producción de sidra y chacolí, y además vecinos han donado aperos de labranza y herramientas del sector ganadero y de la agricultura. A lo que unen exposiciones de los trabajos de manualidades de las mujeres del municipio, así como de pintura y fotografía. También, se pueden visitar las bodegas de vino blanco que incluyen visita y cata.

Comentarios