martes 24/11/20
PEDRO HERNANDO

“El Estado tiene una deuda con Valdecilla, o se incorporan en los presupuestos los 44 millones o tendremos un problema”

Pedro Hernando
Pedro Hernando

El PRC, el partido más votado en Cantabria en las pasadas elecciones, cierra las entrevistas realizadas a los portavoces de los grupos políticos en el Parlamento cántabro con motivo del inicio del curso político. 

Licenciado en Derecho y diplomado en Estudios Avanzados en Derecho Público, Financiero, Administrativo, Fiscal y Derechos Fundamentales, Pedro Hernando (Santoña, 1968), llegó a política como asesor del presidente del Parlamento de Cantabria en el año 2000, y actualmente es la cara visible del PRC en el hemiciclo. El diputado y portavoz del Partido Regionalista de Cantabria en el Parlamento pone el foco en el actual panorama político, la posible ruptura del pacto con el PSOE, el futuro del partido después de Revilla y un inicio del curso político marcado por la pandemia del COVID pero sin olvidar los “viejos” proyectos que han definido las miras del PRC en los últimos años. 

El virus va a marcar la agenda política los próximos meses. ¿Ha cambiado el COVID las prioridades del PRC?

El coronavirus lo marca todo. Las prioridades políticas ahora tienen que ser para el PRC y para todos los partidos salvar vidas, la salud, la económica y el empleo. Esto hay que hacerlo siguiendo una agenda política que es la misma que nosotros teníamos porque hemos marcado siempre una gran apuesta por lo público, mejorando la sanidad, la educación, las ayudas a la empleabilidad, a la industria y a los autónomos. Es cierto que los diseños presupuestarios cambian pero los objetivos son los mismos, eso sí, más acrecentados por la pandemia.

¿Cuáles son las iniciativas que van a defender?

Ahora mismo todo lo que queda de aquí hasta final de año debe centrarse en el presupuesto, la gran prioridad de Cantabria y de España debe ser tener aprobadas las cuentas. En eso los regionalistas hemos sido siempre enormemente estrictos, sin presupuesto no se puede gobernar y lo que está pasando en España en parte es culpa de no tener presupuesto. En Cantabria eso no va a pasar. También tenemos alguna ley más que se va a aprobar, como la ley LGTBI, otras leyes que están en discusión como la ley de pesca o la ley de Costa Quebrada, y otras que llegarán como la Ley del Suelo. Pero ahora mismo, de cara a fin de año, la única prioridad es la que nos pide la gente en la calle: presupuestos, modelo económico,  apuesta por lo público, por el empleo y por la activación económica. 

Para el 22 de diciembre el presupuesto estará aprobado en el Parlamento

¿Será un presupuesto más social? ¿Cómo se plantean las negociaciones de los presupuestos?

Todavía queda por definir todo lo que es el calendario especifico pero será muy similar al del año pasado. Nuestra gran apuesta es tener un presupuesto que responda a las nuevas necesidades, a una mayor inversión pública, pero también que esté abierto al apoyo del resto de los partidos. Por eso, el Gobierno ya ha anunciado que antes de registrar el presupuesto en el Parlamento, lo va a traer para que el resto de partidos puedan hacer sus aportaciones en esa fase inicial. Yo casi me aventuraría a decir que para el 22 de diciembre el presupuesto estará aprobado en el Parlamento, además con una ventaja, que esta legislatura hay mayorías y el Gobierno tiene garantizado que va a aprobar el presupuesto. Es un presupuesto que va a tener una faceta muy marcada en lo sanitario, estoy convencido de que un tercio del presupuesto va a ser la sanidad. Luego va a tener otros pilares como la educación, la dependencia y la atención social. Y, por último, va a incluir todo el proceso de recuperación y activación económica de Cantabria, industria, medio ambiente, apuesta por el medio rural, despoblamiento, energías, cultura, deporte. Estoy convencido de que todas las áreas del presupuesto van a subir. 

Uno de los proyectos que vienen defendiendo y que han definido como “vital” es ‘La Pasiega’, presentado a captar fondos europeos de reconstrucción. ¿Qué puede aportar La Pasiega a la región?

Tener un espacio logístico como no tiene nadie en el norte de España. ‘La Pasiega’ no es solo eso, es ‘La Hilera’, es el conjunto de los desarrollos industriales y económicos del puerto de Santander, pero también el conjunto de los desarrollos industriales y económicos de toda la comarca del Besaya y sobre todo es crear un área de desarrollo logístico que sirva para situar el comercio de mercancías y la producción de mercancías en Cantabria en relación con Europa. Entendemos que no hay un sitio mejor en el norte, estamos en el centro de la cornisa cantábrica, podemos tener un puerto a menos de 10 km en tren, va a tener la autovía tanto a Bilbao como a la meseta, un aeropuerto a 10 minutos y un tren que va a tener su propia terminal de carga y descarga en ese polígono y que va a comunicar el polígono de manera directa con la meseta y con el eje de la Y Vasca y Europa, Aragón, Valencia y Barcelona. Nadie puede ofrecer algo así en dos millones de metros cuadrados y sabemos que hay muchas empresas que estarían interesadísimas en venir a Cantabria. Esto va a suponer la generación de empleo y mantenimiento de Santander, generación de empleo en el propio polígono, en Torrelavega y la comarca del Besaya.

Todos esos que firman con nosotros saben que tenemos votos en Madrid y que si no aparecieran esos compromisos, Mazón meterá esa enmienda

Una de las condiciones para mantener el acuerdo con los socialistas y votar a favor de los Presupuestos Generales del Estado era que cumplieran los compromisos firmados, entre ellos la deuda con Valdecilla. Vistos los tintes que están tomando estos compromisos tras ser recurrida la sentencia de la Audiencia Nacional, ¿cómo quedaría el Parlamento si se rompiese ese pacto?

No barajo la hipótesis de que no se cumpla y de que los Presupuestos Generales del Estado no incluyan todas esas condiciones que estaban en el ‘papeluco’. Los regionalistas cuando firmamos papeles los firmamos en serio. El Estado tiene una deuda con Valdecilla, o se incorporan en los presupuestos los 44 millones o tendremos un problema. El Estado tiene un compromiso con el tren a Bilbao, o se incorpora la financiación del proyecto -que ya está adjudicado- o tendremos un problema. Si no aparecen partidas reflejadas para las obras de carreteras como el enlace a Quintanilla de las Torres o el Desfiladero de la Hermida, tendremos un problema. Pero mi sensación es que aquellos que firman con nosotros saben que somos leales y por lo tanto que ellos tienen que hacer lo mismo. Además, ahora todos esos que firman con nosotros saben que tenemos votos en Madrid y que si por algún despiste no aparecieran esos compromisos, Mazón iría a Madrid al Congreso de los Diputados y meterá esa enmienda y si esa enmienda no sale tendríamos un problema. Espero que Mazón no tenga que hacer ese segundo trabajo porque esto no es un mercadeo de votos, Cantabria solo pide lo que otros ya tienen hace años. El compromiso de Valdecilla lo han asumido los gobiernos del PSOE, PP y nuevamente los del PSOE y que seguimos sin ver plasmado. Lo primero es cumplir con lo que está comprometido. 

El Parlamento ha aprobado recientemente las resoluciones de apoyo al Rey con la única abstención del PSOE, un debate que trasciende no solo a nivel regional sino también nacional. ¿Cree necesario llevar el debate político por esas líneas en estos momentos de crisis sanitaria y social? 

No, y los ciudadanos no lo entienden. Acercándose España al millón de contagiados y siendo uno de los países de Europa con mayor número de fallecidos, viendo como la economía va a bajar un 12 % el PIB de España en este año, que gastemos dos horas de debate parlamentario esta semana en decidir si España está mejor en una monarquía o hay otros partidos que apoyan la república, si hay que volver a firmar que todos apoyamos la Constitución, no lo entiendo. Ahora hay que estar a dar las soluciones que nos ha creado el COVID, a mantener el criterio sanitario, a implementar, innovar y proponer nuevas soluciones en el ámbito económico. Discutir sobre el poder judicial, sobre la figura de la jefatura del Estado, creo que son cortinas de humo que lo único que sirven es para confundir a los ciudadanos, darles una imagen equívoca de lo que es la vida política en Cantabria. Los regionalistas decimos siempre lo mismo: Constitución. Nuestro marco siempre es la Constitución, todo lo que sea apoyar lo que dice la Carta Magna tendrá siempre el voto de los regionalistas.

No creo que sea bueno que las fuerzas minoritarias acaparen el discurso de la oposición

Actualmente no hay una oposición sólida a las políticas de PSOE-Podemos. ¿Es Vox la única oposición clara?

Creo que todos los partidos que se sitúan en los extremos ideológicos intentan siempre polarizar las discusiones generando bandos y eso es lo que se está produciendo en la actualidad en el seno de la derecha. Vox está intentando radicalizar el discurso y frente a esa situación que tiene que ver con unos intereses políticos concretos, creo que el PP que es el primer partido de la oposición tiene que tomar una línea política más clara y más definida. Evidentemente que no seremos nosotros los que le digamos a nadie cuál es la línea política que tienen que llevar. Pero el primer partido de la oposición en Cantabria es el PP, el segundo partido de la oposición en Cantabria en Cs, luego de manera residual, ya que tiene dos diputados, Vox. Se demuestra además en la actividad parlamentaria, se demuestra en la línea discursiva, se demuestra en el espíritu de colaboración también. No creo que además sea bueno que las fuerzas minoritarias acaparen el discurso de la oposición. Lo importante es tener partidos de estado, partidos que sepan que a veces uno puede prometer muchas cosas pero cuando llega a gobernar hay que conseguir que esos planteamientos se transformen en realidades y no es tan fácil. Ahora por ejemplo Podemos, que estaba situado en esa órbita en anteriores legislaturas, se está dando cuenta de que una cosa es los círculos para tomar decisiones y otra cosa es gobernar un país.

Ahora mismo el PRC tiene a Revilla, y después de Revilla habrá otro PRC

“Me quedan cuatro años en primera línea”, estas fueron las palabras de Revilla al inicio de la legislatura. ¿Qué será del futuro del PRC sin la figura de Revilla?

No creo que tengamos que plantearnos ahora un futuro del PRC sin la figura de Revilla. El PRC ahora mismo es un partido enormemente consolidado, que gobierna en más de 50 municipios de Cantabria, un partido con 14 diputados que tiene un líder carismático asentado, que sin lugar a dudas es el mejor político que ha dado Cantabria en esta última generación. Ahora mismo el PRC tiene a Revilla, y después de Revilla habrá otro PRC. Hay decenas de alcaldes, de alcaldesas, de directores generales, de consejeros, consejeras, hombres y mujeres que ahora mismo están gestionando la política de Cantabria y que perfectamente, cuando llegue su momento, que no va a ser tan pronto, desarrollarán un proceso de renovación tranquilo y guiado en el PRC. Pero no va a ser inmediato porque tenemos a un líder que está demostrando a nivel autonómico y nacional que es un presidente con un peso específico y que le dice a la gente lo que entiende, que no dice barbaridades, que no insulta.

¿Qué esperan de las ayudas económicas?

Espero un apoyo al cambio real del modelo productivo. Yo creo que el coronavirus también va a tener su parte positiva, va a obligar a cambios reales en la sociedad que hubiesen tardado decenas de años, el primero es la digitalización. En segundo lugar, se va a dar un salto hacia la recuperación del mundo rural. La modernización que va a suponer la fibra óptica, que nosotros hemos empezado antes del coronavirus para llevarla a todos los pueblos de Cantabria, es una apuesta que va a venir impulsada también por estos proyectos europeos. ‘La Pasiega’ requerirá fondos de esos proyectos europeos. Los proyectos eólicos, los proyectos de transformación de la industria, los proyectos de desarrollo del mundo rural y de una administración, es decir, que los ciudadanos no tengan que venir a Santander a registrar un papel o a pedir una subvención. Todo eso se va a conseguir y se va a avanzar. Y sobre todo, las empresas se van a adaptar a esa nueva dinámica, van a digitalizar y van a automatizar más su manera de trabajar. Del coronavirus va a salir un mundo distinto y ese mundo en Cantabria va a ser mejor.

Comentarios